Las conexiones son la forma en que las aplicaciones pueden comunicarse. Hay dos formas principales de hacerlo:

  • Una conexión externa realiza un viaje de ida y vuelta por Internet, por lo que es mucho más lenta que la comunicación interna. Recomendamos las conexiones externas si sólo alojas tu base de datos con nosotros, pero no tu front-end.
  • Una conexión interna permanece dentro de nuestra red y, por tanto, es mucho más rápida y segura. Recomendamos este método si alojas tanto tu front-end como tu base de datos con Kinsta.

Conexiones Externas

En el caso de las aplicaciones, las conexiones externas pueden realizarse a través del servidor web, como es lógico. Para las bases de datos, proporcionamos detalles de conexión externa.

En el futuro, las conexiones externas estarán desactivadas por defecto para las bases de datos, y recomendaremos mantenerlas desactivadas cuando no se utilicen por razones de seguridad.

Conexiones Internas

Las conexiones internas utilizan nuestra infraestructura interna para la comunicación y, por tanto, son mucho más rápidas. Recomendamos utilizarlas siempre que sea posible.