Tanto XML como HTML son lenguajes de marcado. Aunque puedan parecer similares, son lenguajes únicos con aplicaciones diferentes. Sin embargo, los dos lenguajes de marcado funcionan juntos de varias maneras, y ambos son importantes de entender si quieres ser competente en el desarrollo web. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre XML y HTML.

Este artículo explora qué son XML y HTML, cuándo se utilizan, las diferencias entre ellos y cómo puedes combinarlos para crear una red eficaz.

¿Qué es XML?

XML son las siglas de Extensible Markup Language (Lenguaje de Marcado Extensible), y es uno de los lenguajes web más utilizados para transportar datos entre aplicaciones y servidores.

XML
XML (Fuente: Wikipedia Commons)

A diferencia de otros lenguajes de marcado, el XML no hace nada por sí mismo. Lo único que hace es almacenar datos. Necesita interactuar con otra aplicación para mostrar, transportar o utilizar de otro modo el código almacenado.

El XML tiene una sintaxis, pero todas sus etiquetas son definidas por ti, que además puedes añadir o eliminar. Esto es lo que lo hace «extensible».

XML y HTML pueden tener nombres similares, pero en realidad son lenguajes muy singulares con aplicaciones diferentes. 👀 Aprende más aquí ⬇️Clic para Tuitear

¿Cuándo se utiliza XML?

La función principal de XML es almacenar y transportar datos. Al igual que el HTML, el XML también se utiliza en la creación de sitios web, pero a diferencia del HTML, no se ocupa de mostrar los datos a tus visitantes.

La única función de XML es transportar datos; el uso que se le dé depende de ti y de las tecnologías con las que lo combines. Normalmente, transportarás los datos desde tu servidor u otra aplicación a la base de datos.

WordPress utiliza la API REST para establecer una conexión entre servidores, que puede transferir datos, incluso XML. En el pasado, utilizaba XML-RPC en su lugar, pero eso ya está obsoleto.

El tipo de datos que almacena XML depende totalmente de ti, pero normalmente se utiliza para «datos estructurados» como documentos, facturas, catálogos, libros, etc. A menudo se utiliza para almacenar datos en aplicaciones web, como los formularios.

XML es independiente de la plataforma, y está en formato de texto plano, por lo que no tienes que preocuparte de no poder abrir y leer los datos que te transfieren. XML funciona básicamente con cualquier tecnología. Por eso sigue siendo tan utilizado hoy en día.

Características del XML

Aquí tienes un desglose del XML y de lo que puede hacer, para que puedas compararlo fácilmente con el HTML.

  • El XML almacena y transporta eficazmente los datos de un lugar a otro.
  • Aunque en general es legible para el ser humano, XML depende de otras aplicaciones para mostrar, analizar o producir los datos. Sólo los almacena y los traslada.
  • El XML es agnóstico a la plataforma y puede engancharse a cualquier aplicación que lo soporte.
  • Es comparativamente sencillo, fácil de escribir y de aprender, aunque ponerlo en práctica es un gran paso adelante respecto al HTML.
  • XML es dinámico y puede utilizarse para crear páginas web no estáticas.
  • Las etiquetas XML son definidas por el usuario. No necesitas memorizar las etiquetas como en el caso del HTML; las creas tú mismo.
  • Es un lenguaje extensible en el que se puede escribir o eliminar información en cualquier momento.

Ejemplos de XML

¿Sigues confundido? Vamos a desglosar un sencillo ejemplo de XML en acción.

<catalog>

  <plant>
    <id>01</id>
    <name>Daisies</name>
    <price>$2.95</price>
  </plant>

  <plant>
    <id>02</id>
    <name>Buttercup</name>
    <price>$2.30</price>
  </plant>

</catalog>

Lo primero que hay que tener en cuenta: todas estas etiquetas están definidas por el usuario. No hay ninguna etiqueta «catálogo» integrada en XML, ni tiene ninguna funcionalidad inherente.

Esto es diferente de lo que ocurre en HTML, donde una etiqueta como <title> afecta al formato de tu texto. En XML, las etiquetas no hacen nada por sí mismas.

Como puedes ver, es simplemente una forma de ordenar y catalogar la información. La etiqueta de nivel superior es <catalog>, que se aplica a todo el documento. A continuación, está el catálogo <plant>, y anidado dentro de él hay información como el ID, el nombre y el precio de dos flores diferentes.

Por sí solo, esto no hace nada. Pero podrías utilizar estos datos para crear un catálogo dinámico que se muestre en tu sitio web y se actualice automáticamente a medida que modifiques el XML original.

Podrías indagar en el HTML y actualizar tu sitio web cada vez que añadas o elimines una entrada del catálogo, pero este método es mucho más eficaz. Sólo hace falta un poco de configuración para ahorrar mucho trabajo.

¿Qué es el HTML?

HTML son las siglas de HyperText Markup Language (Lenguaje de Marcado de Hipertexto), y es uno de los lenguajes web más comunes del mundo, si no el que más. HTML es el bloque de construcción inigualable de Internet y el lenguaje estándar para la creación de sitios web.

HTML5
HTML5 (Fuente: Wikipedia Commons)

Si quieres aprender desarrollo front-end, el HTML no es opcional. Casi el 100% de los sitios web lo utilizan junto con CSS. XML es un lenguaje de marcado razonablemente popular, pero HTML lo supera por completo.

Por suerte, XML y HTML no son competidores. Puedes utilizarlos juntos para lograr grandes cosas.

¿Cuándo se utiliza HTML?

HTML es el principal lenguaje utilizado para codificar el front-end de un sitio web. Aunque se suele utilizar junto a otros lenguajes como CSS, XML y lenguajes de back-end como Ruby y Python y se integra con ellos, HTML es el lenguaje principal responsable de elaborar el diseño y la apariencia básica de un sitio web.

Vista HTML de la página de inicio de Kinsta.
Vista HTML de la página de inicio de Kinsta.

La forma en que funciona es utilizando varios elementos llamados etiquetas para describir la estructura y el diseño de una página. Son muy similares a las etiquetas XML, pero a diferencia de éstas, las etiquetas están predefinidas; es necesario memorizarlas y tienen una función incorporada.

Estas etiquetas se escriben en un documento en tu servidor, y los navegadores de los visitantes convierten el HTML en una visualización. El HTML crea imágenes, vídeos, tablas o incluso diseños de páginas enteras.

Por ejemplo, la etiqueta HTML <b> pondrá en negrita el texto cuando se muestre en el navegador. Consulta el ejemplo siguiente para una explicación más detallada.

Características de HTML

¿Qué es HTML en pocas palabras? Aquí tienes lo más básico.

  • HTML es uno de los lenguajes de codificación más sencillos que existen, y es un excelente primer paso para los desarrolladores web principiantes que quieren aprender código.
  • Es el lenguaje principal y estandarizado para el desarrollo web. Es independiente de la plataforma y funciona en todos los navegadores y aplicaciones que lo soportan.
  • El HTML utiliza una sencilla sintaxis de marcado formada por etiquetas y atributos. Estas etiquetas están predefinidas.
  • El HTML no distingue entre mayúsculas y minúsculas y se mostrará incluso con errores tipográficos y de sintaxis.
  • Crea páginas web estáticas que no se actualizan ni cambian.
  • HTML puede integrarse con otros lenguajes web como CSS, XML y lenguajes de fondo.

Ejemplos de HTML

Como ya se ha dicho, el HTML no es más que una serie de elementos llamados etiquetas. Éstas consisten en una etiqueta de apertura y otra de cierre que encierran texto. El texto dentro de las etiquetas HTML puede estar en negrita, en cursiva, convertirse en un encabezado, etc.

He aquí un ejemplo:

<p>This is a paragraph</p>
Párrafo HTML
Párrafo HTML

La etiqueta <p> establece un simple párrafo de texto. No hace mucho por sí misma, pero puedes utilizar CSS para aplicar un estilo universal a la etiqueta <p>. Así, todos los párrafos de tu sitio tendrán el aspecto que desees.

Aquí tienes otras etiquetas HTML básicas:

  • <h1>, <h2>, etc.: Establece un título para la página. Llega hasta <h6>.
  • <body>: Establece el texto del cuerpo de la página.
  • <b>: Pone el texto en negrita.
  • <i>: Pone en cursiva el texto.
  • <img src=”url.jpg”>: Muestra una imagen.
  • <a href=" example.com">: Enlaza con una página. El texto encerrado en las etiquetas será su texto ancla.
  • <br>: Añade un salto de línea. Esta es una de las únicas etiquetas HTML que no necesita una etiqueta de cierre.

Al igual que el XML, los elementos HTML pueden anidarse unos dentro de otros. Por ejemplo, las listas son un poco especiales; tienes que utilizar la etiqueta <ol> (lista ordenada con números) o <ul> (lista desordenada con viñetas). Cada elemento de la lista recibe la etiqueta <li>.

<ul>
  <li>Item #1</li>
  <li>Item #2</li>
  <li>Item #3</li>
</ul>
Lista ordenada en HTML.
Lista ordenada en HTML.

Los elementos HTML también tienen «atributos» que personalizan aún más la etiqueta. Aquí tienes un ejemplo con la etiqueta <img>:

<img src=”image.png” width=”1000” height=”600”>

Esto crea una imagen con esas dimensiones. El atributo «src» o fuente pide un enlace externo o un archivo en tu servidor, mientras que los atributos de anchura y altura pueden ser cualquier número.

Por último, aquí tienes un ejemplo de documento HTML fundamental.

<!DOCTYPE html>

  <html>

    <head>
      <title>Page Title</title>
    </head>

    <body>
      <h1>H1 Heading</h1>
      <p>Page Text</p>
    </body>

</html>
Títulos en HTML.
Títulos en HTML.

Las etiquetas <!DOCTYPE html> y <html> definen el documento como un documento HTML. Anidado en <html> está <head>, con el título de la página dentro de él. Y luego, la etiqueta <body> contiene un encabezado y un texto de ejemplo. A continuación se cierra el documento. ¡Recuerda siempre cerrar todas tus etiquetas HTML!

Todos los planes de alojamiento de Kinsta incluyen soporte 24/7 de nuestros veteranos desarrolladores e ingenieros de WordPress. Chatea con el mismo equipo que respalda a nuestros clientes de Fortune 500. Vea nuestros planes!

Diferencias entre XML y HTML

Tanto HTML como XML son lenguajes de marcado, similares pero distintos a los lenguajes de programación, ya que utilizan etiquetas para anotar un documento. También utilizan una sintaxis similar, como las etiquetas de apertura y cierre.

Pero las similitudes terminan ahí; estos dos lenguajes web son muy diferentes en su aplicación.

El código HTML está hecho específicamente para diseñar páginas web para su visualización en los navegadores. El XML está pensado únicamente para el transporte y almacenamiento de datos. Aunque es legible para el ser humano, no está pensado para ser visto en el front-end.

Mientras que el HTML es estático, el XML es dinámico. Los sitios hechos con HTML generalmente no cambian ni se actualizan por sí mismos, mientras que el XML se utiliza casi siempre para producir aplicaciones dinámicas.

El HTML es un lenguaje de marcado totalmente predefinido con etiquetas y elementos ya definidos. No puedes crear tus propias etiquetas HTML. XML es más bien un marco de trabajo para los lenguajes de marcado, con etiquetas totalmente hechas por ti.

Por último, el XML es mucho más estricto en cuanto al formato, mientras que el HTML es más flexible e intentará representar el código con un formato incorrecto. El XML distingue entre mayúsculas y minúsculas, no se analizará si no se cierran las etiquetas, debe anidarse en el orden adecuado y los valores de los atributos deben ir entre comillas.

Cualquier editor de texto puede editar HTML o XML, aunque existen editores de código especializados para cada uno.

¿Cómo funcionan juntos el HTML y el XML?

Como el XML no hace nada por sí mismo, aparte de almacenar y transportar datos, tienes que trabajar con otra tecnología como el HTML para que haga algo.

Si tienes algún tipo de datos que se actualizan con el tiempo, como el catálogo de una tienda, un servicio meteorológico o una lista de facturas de las transacciones financieras de tu tienda, se trata de una integración primordial para XML y HTML.

Con sólo HTML, tienes que entrar en el código y actualizar tu sitio cada vez que algo cambia. Esto lleva demasiado tiempo o es francamente imposible en algunos casos.

En su lugar, podrías implementar XML para separar estos datos del HTML. Configura alguna aplicación que recoja los datos, los envíe a un archivo XML, y luego los envíe a tu servidor, donde tu HTML los formatea y actualiza la página según sea necesario.

En otras palabras, el XML sirve de puente entre tu sitio y otra aplicación. Es una de las muchas formas de automatizar tu sitio web y hacer que se actualice dinámicamente.

Por supuesto, hay muchas formas de implementar el XML. Éste es sólo un ejemplo sencillo de lo que puede hacer.

Ventajas y desventajas de XML frente a HTML

Si estás diseñando un sitio web, el HTML es esencialmente inevitable. Puedes utilizar muchos otros lenguajes, pero HTML es la columna vertebral del diseño web, y no tiene otras alternativas.

Lo bueno es que es relativamente fácil de aprender. La sintaxis de codificación es sencilla y flexible cuando cometes un error, y en su mayor parte es cuestión de memorizar lo que hace cada etiqueta.

Por supuesto, diseñar un HTML que siga los estándares modernos de codificación es algo totalmente distinto, pero esto es así para cualquier lenguaje de programación. En cuanto a lo básico, HTML es muy accesible.

Por otro lado, esto significa que no es un lenguaje muy potente, y es difícil diseñar algo que sea bonito o tenga una funcionalidad compleja sólo con HTML.

Estas deficiencias se solucionan con CSS, Javascript, etc., pero HTML sigue siendo un lenguaje estático y sencillo que sólo debe utilizarse para establecer la disposición y estructura básicas de un sitio, más que como herramienta completa de diseño web.

Ahora los pros y los contras de XML:

XML es muy eficiente en lo que hace, que es transportar documentos y datos entre aplicaciones o servidores. Es un lenguaje dinámico que puedes utilizar para trabajar con aplicaciones web y automatizar procesos en tu sitio.

Dependiendo de para qué se utilice, es un poco más legible que el HTML y algo fácil de aprender, ya que utiliza una sintaxis de codificación similar. Como todas las etiquetas son definidas por el usuario, no necesitas memorizar nada.

Pero lo difícil de XML es aplicarlo. Aunque es bastante fácil crear un documento HTML básico una vez que conoces las etiquetas, poner en práctica el XML requiere más conocimientos de desarrollo web.

Además, su código es redundante, lo que dificulta su lectura y escritura, y da lugar a archivos de mayor tamaño que requieren más espacio de almacenamiento y de red.

Estos lenguajes de marcado funcionan juntos de varias maneras clave 🤝, y es importante que los entiendas si quieres ser competente en el desarrollo web ⬇️Clic para Tuitear

Resumen

Tanto el HTML como el XML son lenguajes diferentes que realizan diversas funciones, por lo que no se trata de elegir uno u otro, sino de utilizarlos cuando sea más apropiado.

En resumen, HTML es el principal bloque de construcción del desarrollo web y se utiliza para definir la estructura de una página. El XML puede transportar datos entre servidores y a menudo se utiliza junto con el HTML u otras aplicaciones.

Ahora que conoces los fundamentos, es hora de que pruebes HTML y XML por ti mismo. Consulta nuestra lista de herramientas de desarrollo web para empezar.


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 35 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.