Cuando los usuarios visitan tu sitio web, quieres que reciban la información más actualizada.

Sin embargo, también necesitas que tu sitio se cargue rápidamente. De lo contrario, te arriesgas a un rebote, en el que el usuario se da por vencido y abandona tu sitio rápidamente.

Afortunadamente, puedes encontrar un equilibrio ajustando el Tiempo de Vida (TTL) de tu sitio web. Puedes utilizarlo para mejorar el tiempo de carga de tu sitio y mantener la información actualizada.

En esta guía, veremos qué es el TTL y cómo funciona. También examinaremos para qué se utiliza y cómo puedes elegir el valor de TTL adecuado para tu sitio.

Empecemos!

¿Qué es el TTL?

El TTL -que, como hemos mencionado, significa «Time to Live» (tiempo de vida)- es un ajuste que determina el tiempo que tus datos (en forma de paquete) son válidos y están disponibles en una red antes de que el router los borre.

También podemos referirnos a este tiempo como «saltos», que es el número de veces que rebota entre diferentes routers.

Una vez que el TTL expira, el router tendrá que recuperar la información de nuevo, junto con sus actualizaciones.

El TTL también es utilizado por las Redes de Entrega de Contenidos (CDN) para almacenar en caché tus datos. Las CDNs son redes de servidores en todo el mundo que alojan archivos estáticos, para que los visitantes de tu sitio reciban la información más cercana a ellos.

Esto determina el tiempo que la CDN retendrá tus datos antes de recuperar la información actualizada.

Examinaremos más a fondo cómo funciona esto exactamente más adelante en el artículo. Por ahora, vamos a examinar qué es el TTL en el contexto de los servidores del Sistema de Nombres de Dominio (DNS), los pings y las cabeceras del Protocolo de Internet (IP). El TTL funciona de forma diferente para cada una de estas aplicaciones, por lo que es importante entender las distinciones.

Cuando los usuarios visitan tu sitio web, quieres que reciban la información más actualizada... ¡pero también necesitas que tu sitio se cargue rápidamente! 🤔 Aprende a elegir el Tiempo de Vida, o TTL, correcto para tu sitio web aquí ⏱Click to Tweet

¿Qué es el TTL en el DNS?

Los servidores DNS actúan como puente entre los servidores web y los nombres de dominio. Cuando escribes un nombre de dominio como «Kinsta.com», los servidores no pueden interpretar esta información. Leen los datos en números conocidos como direcciones IP.

Así que el DNS facilita la conversión entre los nombres de dominio y las direcciones IP, y permite a los usuarios acceder a los sitios web.

Servidores DNS actuando como puente
Servidores DNS actuando como puente

Para entender la relación entre los servidores DNS y el TTL, primero tenemos que ver la caché. En este contexto, la caché es un almacén para la conversión del nombre de dominio de tu sitio web en tu dirección IP.

Cada vez que un usuario quiere acceder a tu sitio web, esta conversión tiene que producirse. Si la conversión se almacena en la caché, la conexión puede producirse más rápidamente porque hay un registro DNS. De hecho, el servidor puede obtener el registro casi instantáneamente.

En este contexto, el TTL determina el tiempo que un servidor DNS conservará este registro DNS antes de volver a solicitar la información. Es uno de los factores que controla la propagación del DNS, que determina el tiempo que tarda en actualizarse.

¿Qué es el TTL en un ping?

El ping es una medida del tiempo de reacción de tu conexión. Por ejemplo, mide el tiempo que tarda en volver una petición que envías. Esta medición del ping es una de las formas de medir la latencia de la red, que es un término general para la capacidad de respuesta y el retraso de tu conexión.

Cuando ejecutas una prueba de ping, el informe puede contener el TTL. Este valor TTL puede darte más información sobre el tiempo que tarda tu conexión en completarse.

Ejecutando una prueba de ping
Ejecutando una prueba de ping

Durante esta prueba, el ping registra los resultados de cuatro paquetes de datos distintos. Muestra el tiempo transcurrido y el TTL, que indica cuántos «saltos» han dado estos paquetes de datos.

Sin embargo, este informe no te muestra el TTL establecido por el servidor del otro sitio web. Por lo tanto, tendrías que conocer ese valor para calcular el verdadero TTL.

¿Qué son los valores TTL?

Cuando estableces valores TTL para tu sitio web, eliges un valor en segundos. Por ejemplo, un valor TTL de 600 es el equivalente a 600 segundos o diez minutos.

El TTL mínimo disponible suele ser 30, equivalente a 30 segundos. Teóricamente podrías establecer un TTL tan bajo como un segundo. Sin embargo, la mayoría de los sitios utilizan un TTL por defecto de 3600 (una hora). El TTL máximo que puedes aplicar es de 86.400 (24 horas).

Técnicamente, puedes establecer cualquier valor de TTL entre los parámetros mínimo y máximo. Más adelante en este artículo, hablaremos de cómo puedes elegir el mejor valor de tiempo de vida para tu sitio.

¿Qué campo de IPv6 es similar al campo TTL de los paquetes IPv4?

IPv6 e IPv4 son tipos diferentes de IP. Ambos enrutan paquetes de datos a través de una serie de reglas (o protocolos). Estas IPs contienen información que permite que los datos lleguen a su destino.

Las cabeceras de las IP contienen la información al principio de un paquete de datos. Por ejemplo, tienen información sobre las direcciones IP del origen y del destino, entre otros detalles.

La IPv4 es la IP original, y está disponible desde 1984. Tiene una dirección de 32 bits que se compone de números y puntos. La IPv6 es una IP más reciente, y utiliza un formato de dirección de 128 bits que tiene letras y números.

Cuando se utiliza una cabecera IPv4, ésta utiliza el campo TTL, pero IPv6 no lo hace. Con una cabecera IPv6, tiene un campo llamado Hop Limit que actúa de forma similar al TTL. Aquí puedes ver una comparación de las dos cabeceras IP.

IPv6 Hop Limit
IPv6 Hop Limit

El Hop Limit determina cuántos «hops» recorrerá un paquete de datos antes de que el router lo descarte.

¿Cómo funciona el TTL?

Veamos ahora con más detalle cómo funciona realmente el TTL. Ya sabemos que su valor determina el tiempo (o el número de saltos) que un paquete de datos existirá antes de que un router lo rechace. Sin embargo, la forma en que funciona es un poco más compleja de lo que podrías imaginar.

Cuando asignas un TTL a tu paquete de datos, éste lleva este número como un valor numérico en segundos. Cada vez que el paquete llega a un router, éste le quita un número al valor TTL y lo pasa al siguiente paso de la cadena.

Si el paquete de datos se pasa demasiadas veces, su valor numérico llegará a cero. Si esto ocurre, no logrará realizar la conexión completa, y el router lo descartará.

Recibirás entonces un Protocolo de Mensajes de Control de Internet (ICMP), que es un tipo de mensaje de error. Por ejemplo, si tus datos tienen un TTL de 300, sólo pueden pasar por diferentes routers un máximo de 300 veces.

¿Para qué se utiliza el TTL?

Hasta ahora hemos visto que hay varias aplicaciones para el TTL. Si tienes un sitio web, probablemente tu principal preocupación sea la rapidez con la que se carga tu sitio. Si tu contenido es demasiado lento para cargar, podrías perder visitantes y clientes potenciales. Además, los sitios de carga lenta son perjudiciales para la optimización de los motores de búsqueda (SEO).

Por lo tanto, analicemos el TTL en el contexto del almacenamiento en caché. Tu sitio web consta de una serie de páginas, código, imágenes y otros contenidos que pueden tardar mucho en cargarse. Si todo este contenido tiene que recargarse con cada usuario, puede ralentizar considerablemente la velocidad de tu sitio.

Puedes utilizar un TTL más largo para que tu sitio en caché exista durante más tiempo antes de actualizarse. En consecuencia, tu sitio se cargará mucho más rápido, y ejercerá menos presión sobre el servidor.

Sin embargo, los TTL cortos también pueden ser beneficiosos en algunos contextos. Por ejemplo, los sitios web que se actualizan constantemente pueden beneficiarse de un TTL más corto. Un sitio como Xe utiliza conversiones de moneda en tiempo real, por lo que un TTL largo podría hacer que sus datos fueran redundantes.

Sitio web de Tye Xe
Sitio web de Tye Xe

Además, los TTL cortos pueden proteger tu sitio contra los ataques de denegación de servicio distribuidos (DDoS). Estos ataques se producen cuando una entidad abruma a tu sitio web con miles de peticiones procedentes de diferentes lugares en un corto periodo de tiempo. Un TTL corto puede ayudar a proteger tu sitio porque las frecuentes actualizaciones del DNS están disponibles para los controles de bloqueo.

¿Necesitas una solución de alojamiento que te dé una ventaja competitiva? Kinsta te ofrece una velocidad increíble, seguridad de última generación y autoescalado. Consulta nuestros planes

También es conveniente que cambies el TTL de tus DNS antes de realizar ediciones planificadas en tu sitio, como por ejemplo si añades un nuevo sitio web o actualizas la dirección IP de un servidor. La información antigua se almacenará en la caché durante el periodo del TTL, por lo que es posible que tengas que reducirlo en función de tu calendario.

¿Cómo debes elegir un TTL?

Decidir un TTL adecuado a tus necesidades puede ser un reto. Afortunadamente, hay algunas pautas generales que puedes seguir para ver qué se ajusta mejor a tu sitio.

Recomendamos un TTL de 1 a 24 horas para la mayoría de los sitios. Recuerda que los valores TTL se miden en segundos, por lo que esto equivale a entre 3.600 y 86.400 segundos.

Este valor de TTL puede reducir el tiempo de carga, lo que mejora la experiencia del usuario para tus visitantes y puede disminuir tu tasa de rebote. Cuanto más tiempo, mejor, es una regla general, pero recuerda programar cualquier mantenimiento del sitio web en consecuencia.

Si tienes un sitio web de registro, puedes elegir un TTL de alrededor de una hora (3.600 segundos). Estos sitios son dominios de alto nivel que pueden terminar en «.org» o «.com». Por ejemplo, Verisign es un sitio web de registro:

La página de inicio del registro Verisign
La página de inicio del registro Verisign

Aconsejamos cambiar el TTL a unos 300 segundos (cinco minutos) antes de realizar cualquier cambio operativo en tu sitio, especialmente si va a afectar a los DNS. De lo contrario, las actualizaciones podrían no entrar en vigor a tiempo.

También recomendamos un TTL de 300 segundos para los sitios que son vulnerables a los ataques DDoS. Si tienes una competencia feroz en tu campo, el sitio web de un competidor puede intentar dejarte fuera de juego con uno de estos ataques. Además, los sitios web controvertidos o de denuncia también son objetivos potenciales de DDoS.

Por último, recomendamos un TTL corto de 300 segundos para el equilibrio de carga basado en DNS. Esto ocurre cuando varios servidores comparten el tráfico proporcionando varias direcciones IP para las peticiones del servidor. Al hacerlo, el sistema reduce la carga de un solo servidor.

¿Cómo puedes cambiar tu TTL?

Esperemos que a estas alturas tengas una buena idea del valor TTL que quieres para tu sitio. Ahora podemos ver cómo cambiar este valor en un sitio Kinsta.

Puedes cambiar el TTL de tus registros DNS muy fácilmente con Kinsta. Esta configuración personalizable está disponible con el menú DNS de Kinsta en la barra lateral de tu panel de control de Kinsta.

Encuentra los DNS de Kinsta en el panel de control de MyKinsta
Encuentra los DNS de Kinsta en el panel de control de MyKinsta

Navega hasta Kinsta DNS y añade tu dominio. Haz clic en el dominio elegido para añadir y ver los registros DNS. Desde ahí, puedes hacer clic en Añadir un registro DNS > TTL.

Añadir un registro DNS > TTL en MyKinsta
Añadir un registro DNS > TTL en MyKinsta

En el menú desplegable, puedes elegir un TTL de una hora a cuatro semanas. Una hora es el valor por defecto. No recomendamos ir más allá de 24 horas a menos que tus DNS tengan cambios y actualizaciones muy poco frecuentes.

Hay muchos otros registros DNS que puedes cambiar aquí, así que te recomendamos que consultes nuestra guía para añadir registros DNS a Kinsta DNS. Si no utilizas Kinsta para tu alojamiento de WordPress, puede que tengas que consultar directamente con tu proveedor de alojamiento para saber cómo ajustar los valores TTL.

¿Un sitio actualizado o un tiempo de carga rápido? 🤔 Encuentra el equilibrio adecuado ajustando el Tiempo de Vida (o TTL) de tu sitio web 😄Click to Tweet

Resumen

El TTL es un ajuste esencial que te permite controlar el tiempo que el servidor almacena la información de tu sitio. Puedes hacer que tu TTL sea más largo o más corto para disminuir el tiempo de carga de tu página, mantener los datos actualizados y evitar los ataques DDoS.

Puedes establecer tu TTL tan bajo como 30 segundos o tan alto como 24 horas. Sin embargo, para la mayoría de los sitios generales, un TTL entre 1 y 24 horas proporciona un excelente equilibrio. Al elegir este valor, puedes mantener tu sitio cargando rápidamente y seguir mostrando los datos actuales.

Si quieres reducir el tiempo de carga de tu sitio, te encantará utilizar el alojamiento administrado de WordPress de Kinsta. Todos los planes de alojamiento de Kinsta incluyen una arquitectura de velocidad optimizada para que tu sitio cargue en poco tiempo.


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 29 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.