Como propietario de un sitio web, puede ser difícil mantener una ventaja competitiva sobre los demás. Los tiempos de carga lentos, los largos periodos de inactividad y la falta de seguridad pueden hacer que los visitantes abandonen tu sitio y se vayan a otro.

Afortunadamente, utilizar una Red de Entrega de Contenidos (CDN) es una forma estupenda de optimizar el rendimiento de tu web. No sólo puede aumentar la velocidad, sino que puedes disfrutar de mayor seguridad, mayor estabilidad y menores costes de ancho de banda.

En este post, vamos a responder a la pregunta «¿qué es una CDN?». Después, exploraremos algunas de las formas en que una red CDN puede mejorar tu sitio web. ¡Empecemos ya!

¿Qué Es una CDN?

Una Red de Entrega de Contenidos (CDN) es un grupo de servidores distribuidos diseñados para acelerar la entrega de contenidos. Las CDN no pueden alojar contenidos, por lo que no sustituirán a tu proveedor de alojamiento web. En cambio, una CDN puede estabilizar tu sitio web y aumentar su rendimiento:

Funcionamiento de un servidor CDN
Funcionamiento de un servidor CDN (Fuente: Seobility)

Una red CDN es eficaz porque reduce la proximidad entre tus usuarios y tu servidor.

Por ejemplo, los servidores de tu proveedor de alojamiento web pueden estar repartidos por EE.UU. Así que, cuando un visitante europeo llega a tu sitio web, el contenido puede tardar un poco en cargarse. Sin embargo, con una CDN, puedes servir el contenido de tu sitio web desde un servidor europeo, reduciendo drásticamente los tiempos de carga.

La tecnología CDN se concibió inicialmente para reducir la latencia (el retraso que experimentas antes de que tu contenido se cargue completamente). Por lo tanto, la primera CDN fue lanzada por Akamai en 1998 con el objetivo de mantener un rendimiento eficiente del sitio web.

Al principio, el enfoque giraba en torno al contenido estático, como las descargas de software y el streaming de vídeo. Ahora, los servidores CDN te permiten entregar contenidos mucho más complejos y dinámicos a usuarios de todo el mundo.

Los tiempos de carga lentos, el tiempo de inactividad y la falta de seguridad pueden hacer que los visitantes abandonen tu sitio y se vayan a otra parte. 😅 Utiliza una CDN ⚡️Clic para Tuitear

CDN vs Alojamiento Web vs Nube

Aunque una CDN puede almacenar contenidos en caché para aumentar el rendimiento, no puede alojar contenidos. Ese es un trabajo para un proveedor de alojamiento web.

Piénsalo así — tu proveedor de alojamiento web es una necesidad. No puedes gestionar un sitio web sin él. Pero una CDN es un extra que añade más velocidad, estabilidad y seguridad.

También es fácil confundir la tecnología CDN con la computación en la nube, ya que ambas mejoran el rendimiento y permiten la escalabilidad. Sin embargo, como hemos comentado antes, las CDN no pueden alojar aplicaciones, mientras que hay muchos proveedores de alojamiento en la nube, como Google Cloud hosting:

Google Cloud Hosting con Kinsta
Google Cloud Hosting con Kinsta

Además, una CDN se centra en la velocidad, pero la computación en nube es más adecuada para la escalabilidad. Además, una CDN tiene servidores distribuidos por todo el mundo, pero la computación en nube pretende eliminar por completo la geolocalización de la ecuación.

¿Quién Usa una CDN?

Muchos grandes sitios web confían en las CDN, como Netflix, Facebook y Amazon. Del millón de sitios web más importantes, casi el 46% utiliza una CDN para servir contenidos.

Por eso, sin saberlo, probablemente hayas utilizado una CDN al realizar tu actividad habitual en Internet. Por ejemplo, los sitios web de comercio electrónico utilizan las CDN para acelerar las transacciones. Mientras tanto, puede que te hayas encontrado con una CDN al ver una película en streaming, consultar tu saldo bancario o reservar unas vacaciones.

De hecho, para cualquier sitio web que reciba visitas de usuarios de todo el mundo, una CDN es una de las formas más sencillas de garantizar un rendimiento fluido y fiable. Puede ayudarte a mejorar la experiencia del usuario (UX) y a reducir las tasas de abandono.

Y lo que es mejor, las posibilidades son casi infinitas, ya que con una CDN puedes servir muchos tipos diferentes de contenido. Puedes entregar páginas HTML, archivos JavaScript, hojas de estilo, imágenes y vídeos. En el lado del cliente, los visitantes pueden utilizar una CDN para transmitir contenido multimedia en directo, descargar archivos y cargar secuencias de comandos.

Ventajas de Utilizar una CDN

Ahora que hemos respondido a la pregunta «¿qué es una CDN?», ¡veamos las principales ventajas de utilizar una!

Reduce el Tiempo de Carga

El principal beneficio de utilizar una CDN es reducir los tiempos de carga del sitio web. Esto tiene otras ventajas además de un rendimiento más rápido. Por ejemplo, la tasa de rebote aumenta un 32% cuando el tiempo de carga pasa de uno a tres segundos.

Por lo tanto, una CDN es una forma estupenda de reducir las tasas de rebote y aumentar el tiempo en el sitio. A su vez, puedes ser recompensado con un mejor posicionamiento en las búsquedas.

Minimiza el Tiempo de Inactividad

Una CDN también es una forma excelente de aumentar la estabilidad de tu sitio. Sin una red CDN, la disponibilidad de tu sitio web depende totalmente del servidor de tu proveedor de alojamiento web. Si tu servidor es atacado, tu sitio web se cae. Esto no sólo significa que perderás tráfico e ingresos, sino que también puede dañar tu reputación.

Con una CDN, puedes minimizar el tiempo de inactividad al disponer de servidores adicionales a los que puedes recurrir. Si tu servidor web se ve comprometido, puedes seguir sirviendo contenidos a través de tus servidores CDN. Incluso si uno de tus servidores se cae, sigues teniendo otros en los que puedes confiar.

Esto también significa que estás más equipado para manejar picos de tráfico bruscos que pueden saturar tu servidor de alojamiento. Además, puedes hacer que tu sitio sea más resistente a los fallos de hardware.

Mejor Seguridad de los Datos

Como hemos comentado en la sección anterior, una CDN puede estabilizar tu sitio web. Esto te coloca en una mejor posición para hacer frente a ciertos ataques online.

Por ejemplo, los ataques de Denegación de Servicio Distribuido (DDoS) se producen cuando tu sitio web se ve inundado de peticiones que acaban por saturar tu servidor y romper tu sitio. Como tienes servidores adicionales a tu disposición, podrás resistir la gran afluencia de peticiones diseñadas para desconectar tu sitio.

Además, con ciertos proveedores de CDN, también podrás disfrutar de otras mejoras de seguridad, como los cortafuegos de aplicaciones web (WAF). Además, podrás mejorar tus certificados de seguridad y generar tokens seguros con tiempos de caducidad.

Menores Gastos de Ancho de Banda

Por último, utilizar una CDN es una forma sencilla de reducir los costes de ancho de banda. Esto se debe a que una CDN utiliza el almacenamiento en caché y otras optimizaciones para reducir los datos que tu servidor necesita proporcionar. Por tanto, reduce tu uso de ancho de banda y, a su vez, reduce tus costes de alojamiento. Además, las CDN ayudan a descargar la CPU y otros recursos de tu servidor de alojamiento.

¿Cómo Funciona una CDN?

Ahora que conoces las ventajas de utilizar una CDN, veamos más de cerca cómo funciona la tecnología CDN.

1. Mejora los Tiempos de Carga

Una CDN tiene servidores situados en lugares estratégicos para impulsar la conectividad. Suelen estar en los puntos de intercambio entre redes donde se conectan distintos proveedores de Internet. Como la CDN tiene acceso a estas ubicaciones de alta velocidad, puede entregar datos rápidamente a bajo coste.

Una CDN también puede mejorar los tiempos de carga porque físicamente hay menos distancia entre los usuarios y los recursos de tu sitio web. Además, las CDN utilizan optimizaciones como la minificación y la compresión de archivos para reducir la cantidad de datos que se entregan. Para los sitios que utilizan SSL o TLS, las CDN también optimizan la reutilización de la conexión y permiten falsos arranques TLS.

Estabilizan el Rendimiento de la Web

Como hemos mencionado antes, utilizar una CDN es una forma estupenda de estabilizar tu aplicación. Puedes utilizarla para mejorar el tiempo de actividad, garantizando la disponibilidad y el acceso a tu sitio web.

El tiempo de inactividad frecuente suele ser el resultado de un alojamiento de mala calidad. En este caso, tus servidores no pueden manejar mucho tráfico ni resistir ataques inducidos por el tráfico, como los DDoS.

Además, con un proveedor de alojamiento de mala calidad, la calidad de tu hardware suele ser deficiente. Por tanto, tu sitio puede ser vulnerable a largos periodos de inactividad, perdiendo visitas y ventas.

Además, las CDN son capaces de estabilizar el rendimiento de tu web mediante el equilibrio de carga. El equilibrio de carga es cuando el tráfico se distribuye uniformemente entre tus servidores. Por tanto, si un servidor se cae, tu CDN puede redistribuir fácilmente el tráfico a otro.

De hecho, algunos proveedores de CDN pueden incluso dirigir el tráfico a otro centro de datos entero en el improbable caso de que todos los servidores de la red se vean comprometidos.

Aumenta la Seguridad de los Datos

La seguridad de los datos debe ser una preocupación primordial para cualquier sitio web que maneje información personal, como datos de tarjetas de crédito y direcciones de correo electrónico. Afortunadamente, una CDN es una forma estupenda de reforzar tus medidas de seguridad.

En primer lugar, una CDN puede proteger tu sitio web con certificados SSL y TLS optimizados. Éstos siguen un alto estándar de autenticación y encriptación, por lo que cualquier dato intercambiado en tu sitio se mantiene a salvo y seguro.

Además, algunos ataques online, como los ataques DDoS y de fuerza bruta, se basan en saturar tu sitio web con tráfico. Si tienen éxito, los piratas informáticos pueden infectar con malware. Dado que una CDN permite a tu sitio manejar grandes volúmenes de tráfico, es menos susceptible a amenazas de esta naturaleza.

¿Cómo se Actualiza la Caché de la CDN?

Las CDN utilizan el almacenamiento en caché para una entrega eficaz de los contenidos. La caché es un proceso que almacena copias de tus archivos, permitiendo a los usuarios acceder a tu contenido rápidamente. Sin el almacenamiento en caché, el contenido se carga desde tu servidor cada vez, lo que provoca largos tiempos de espera mientras se establece una conexión.

Y, lo que es mejor, una CDN puede cachear casi cualquier contenido, como páginas web, imágenes y vídeos. Los archivos suelen almacenarse en servidores proxy cercanos a la ubicación del usuario. De este modo, tus visitantes pueden realizar sus acciones en la web sin esperar a que se establezca una conexión.

Después, la caché permanece en tu servidor CDN para que otros usuarios puedan solicitarla dentro de la misma zona geográfica. Si el contenido solicitado no está disponible o ha quedado obsoleto, la CDN almacenará una copia nueva del contenido para su uso futuro.

¿Necesitas una CDN para Tu Sitio Web?

Utilizar una CDN es una forma estupenda de superar los límites de tu proveedor de alojamiento web. En lugar de depender de los recursos limitados de tu alojamiento, puedes ejecutar un sitio web más rápido y con mayor estabilidad.

Y lo que es mejor, una CDN es polivalente. Por supuesto, si buscas una forma de aumentar los tiempos de carga, puedes implementar un plugin de almacenamiento en caché. O, si la seguridad es más importante, puedes invertir en un escáner de malware o un WAF.

Sin embargo, con una CDN, puedes cubrir todas las necesidades: rendimiento, seguridad y estabilidad. No solo puede mejorar tu experiencia de usuario, sino también proteger mejor tu sitio web y a tus visitantes.

¿Cómo Puede Ayudar Kinsta?

En Kinsta, proporcionamos acceso completo a una CDN de Cloudflare. Cloudflare es líder del sector en rendimiento web. Su CDN puede bloquear el tráfico malicioso, almacenar en caché archivos estáticos, optimizar imágenes y mucho más.

No importa qué plan de Kinsta tengas; puedes integrar fácilmente tu sitio web con Cloudflare. Así, te beneficiarás de un cortafuegos seguro, protección DDoS y certificados SSL wildcard. Y lo mejor de todo es que la integración con Cloudflare es muy sencilla:

Integración de Cloudflare con todos los planes de alojamiento de Kinsta
Integración con Cloudflare

Además, desde 2022, puedes aprovechar al máximo Edge Caching, la nueva función de Kinsta. Edge Caching reduce drásticamente el tiempo que se tarda en entregar tus páginas web a usuarios de todo el mundo. Esta función está disponible para todos los clientes de Kinsta e incluye el almacenamiento en caché móvil.

¿Utilizas una CDN? ¿Por qué deberías hacerlo? ⬇️Clic para Tuitear

Resumen

Los rápidos avances tecnológicos pueden dificultar que tu sitio web se mantenga al día. Si no lo hace, puedes experimentar altas tasas de rebote, reducción del tiempo de permanencia en el sitio y un peor posicionamiento en las búsquedas.

Afortunadamente, puedes utilizar una CDN para entregar contenidos a un ritmo mucho más rápido que tu proveedor de alojamiento web. ¿Qué es una CDN? La respuesta breve es que utilizar una CDN es una forma estupenda de estabilizar tu rendimiento, reforzar la seguridad y mejorar tu Experiencia de Usuario.

La CDN de Kinsta está diseñada pensando en el rendimiento. Con cualquiera de nuestros planes, tendrás acceso a nuestra CDN potenciada por Cloudflare sin coste adicional. Con más de 257 PoPs, puede reducir el tiempo de carga de las páginas hasta un 44% en todo el mundo. ¡Consulta nuestros planes hoy mismo para empezar!


Ten todos tus aplicaciones, bases de datos y Sitios de WordPress online y bajo un mismo techo. Nuestra plataforma en la nube de alto rendimiento y repleta de funciones incluye:

  • Fácil configuración y gestión en el panel de MyKinsta
  • Soporte experto 24/7
  • El mejor hardware y red de Google Cloud Platform, con tecnología Kubernetes para una escalabilidad máxima
  • Una integración de Cloudflare a nivel empresarial para mayor velocidad y seguridad
  • Alcance de audiencia global con hasta 35 centros de datos y 275+ PoPs en todo el mundo

Pruébalo tú mismo con 20 $ de descuento en tu primer mes de Alojamiento de Aplicaciones o Alojamiento de Bases de Datos. Explora nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el que mejor se adapte a ti.