Cuando uno habla sobre el tema de hacer la internet más verde y reducir las emisiones de carbono de los sitios web, la gente normalmente se me queda viendo con la mirada en blanco y me pregunta “¿Los sitios web producen emisiones de carbono?”

Tendemos a pensar que el internet es limpio e inmaterial. Ha habido un gran deseo de llevar los servicios al internet, no solo para mejorar la eficiencia y la experiencia de usuario, sino también para reducir el consumo de recursos y el impacto ambiental. Sin embargo, hay un creciente conjunto de evidencia de que el internet, tiene un alto impacto ambiental real, incluso si no podemos verlo.

El internet sí tiene un impacto ambiental incluso si no es visible. ?Click to Tweet

El consumo de energía y emisiones deL internet son enormes. La electricidad es la sangre que da vida al internet, y este es usado para dar energía a centros de datos, redes de telecomunicación y dispositivos que usamos para navegar en la red. En total, el internet global utiliza más electricidad que el Reino Unido (416.2 hora teravatios de electricidad al año, para ser precisos).

Esto termina siendo muchísimas emisiones de carbono. De hecho, 2% de las emisiones globales de carbono vienen de la electricidad usada en el internet. Tal como los centros de datos utilizados por las grandes corporaciones. Esto es equivalente a la cantidad de carbono emitida por la industria global de aviación, sobre la cual muchos piensan que es una de las industrias más contaminadas. Para ponerlo en perspectiva, si el internet fuera un país, sería el sexto lugar dentro de los más contaminantes del mundo, equivalente a Alemania.

Los centros de datos producen muchísimas emisiones de carbono

Los centros de datos producen muchísimas emisiones de carbono

A diferencia de muchas otras industrias que buscan eficiencia y reducir las emisiones, se espera que las emisiones del internet vayan creciendo en los próximos años. El número de gente con acceso al internet en el mundo está en crecimiento, y los datos se van haciendo más rápidos y más baratos, todos estamos consumiendo más. Los servicios de streaming, como lo son, YouTube, Netflix y Spotify, son usuarios de grandes paquetes de datos y van en crecimiento, pero incluso los sitios web ordinarios se están haciendo mayores consumidores de datos.

De acuerdo al HTTPArchive.org, el sitio web promedio el día de hoy, es cuatro veces más grande de lo que eran en el 2010 y sigue en aumento.

Crecimiento de un sitio web promedio (Fuente: HTTP Archive)

Crecimiento de un sitio web promedio (Fuente: HTTP Archive)

Como resultado, se estima que el internet pueda crecer hasta producir un 3.5% de las emisiones de carbono del mundo, dentro de los próximos 10 años, en una época donde todas las industrias deberían de dejar de producir tantas emisiones.

La urgencia ha sido resaltada por Thomas Stocker, uno de los científicos de clima más importantes y un exlíder del International Panel on Climate Change (IPCC). Él ha declarado lo siguiente:

El año 2020 es crucial. Si las emisiones de CO2 continúan aumentando para entonces, las metas de mitigación más ambiciosas se convertirán inalcanzables. (Fuente:M2020)

Esto nos deja dos años para transformar nuestra industria de ser una de las de mayor crecimiento en la producción de emisión de gases invernadero y empezar a reducir nuestras emisiones colectivas. Como diseñadores web, desarrolladores y dueños de sitios web, debemos empezar a ver que podemos hacer para reducir las emisiones de nuestros sitios web.

Primero, debemos entender tres simples principios:

  1. No podemos manejar las cosas que no podemos medir
  2. La transferencia de datos consume electricidad, así que reducir la transferencia de datos reduciría las energía y emisiones.
  3. La energía renovable produce mucho menos emisiones que otras fuentes.

Midiendo las Emisiones de Carbono de los Sitios Web

Es muy difícil mejorar algo que uno no puede medir, y hasta recientemente, era casi imposible saber qué emisión un sitio web realmente produce. El resultado fue, que es muy difícil para los diseñadores web, los desarrolladores y los dueños de sitios discutir el problema de las emisiones de carbono de sus sitios web, e incluso aún más difícil resolverlo.

Afortunadamente, eso ya es posible, usando la herramienta gratuita para estimar las emisiones de CO2 de los sitios web, entrando a WebsiteCarbon.com, que provee datos sobre las emisiones de CO2 (basado en un monto especial por cada visita de página), el consumo anual de energía y si el sitio tiene como host un centro de datos que usa energía renovable o no. Usando esta herramienta es posible hacer un punto de referencia de su sitio web contra los competidores, y establecer objetivos para su propia reducción de carbono.

Midiendo las emisiones de carbono de un sitio web

Midiendo las emisiones de carbono de un sitio web

Los datos de esta herramienta revelan algunos datos sorprendentes. El sitio web promedio produce 6.8 gramos de CO2 por cada visita a la página. Esto no suena sorprendente, pero se va acumulando rápido. Un sitio web promedio con 10,000 visitas a su página al mes, produciría 816 kg de CO2 al año. Esto es más que las emisiones producidas por un vuelo de Londres a Tokio.

Por otro lado, el sitio web más eficiente resultó ser www.muskfoundation.org, la fundación sin fines de lucro de Elon y Kimbal Musk, con emisiones de tan solo 0.009 gramos de CO2 por visita. Puede ser un sitio web brutalmente minimalista y ciertamente, no cumple con las expectativas de experiencia de usuario de la mayoría de los sitios webs modernos, pero si resalta lo eficiente que un sitio web puede ser.

Reduciendo la Transferencia de Datos de Sitios Web

Habiendo hecho puntos de referencia de emisiones de nuestros sitios web existentes y los sitios de nuestros competidores, podemos tomar acción para reducir nuestras emisiones. Ya que la transferencia de datos, se relacionan de forma directa al consumo de energía y emisiones, una de las cosas clave que debemos hacer es encontrar formas para lograr que los sitios web sean más eficientes con sus datos. Hay dos formas para lograr esto.

Primero, podemos reducir el peso (en KB) de todos los sitios web. Reducir el peso de la página tiene muchos beneficios adicionales, incluyendo tiempos de carga más rápidos, lo cual mejora la experiencia de usuario y SEO, e igual reduce el uso de datos para usuarios con conexiones limitadas. Esto puede ser particularmente importante para usuarios móviles y visitantes de grupos de bajos recursos, particularmente en países en desarrollo donde los datos de internet son muy caros relativo a los salarios locales.

Unas cosas muy sencillas que podemos hacer para reducir el peso de los sitios web:

Antes y después de una compresión

Antes y después de una compresión

A través de todo el ciclo de vida de un sitio web, probablemente la mejor regla es, “Si tiene duda, mejor no lo ponga”

Normalmente cuando no estamos seguros si un sitio web necesita algo, es tentador agregarlo, solo para estar seguros, pero realmente deberíamos verlo desde otra perspectiva. Deberíamos dejar fuera todo de lo que no estemos seguros y luego revisar si alguien lo extraña. Solo entonces agréguelo al sitio si se demuestra necesario y de valor.

Implementar una solución de cache también es muy importante. La cache es el proceso de almacenar recursos de una petición y re utilizar esos recursos para peticiones futuras. Básicamente, reduce la cantidad de ancho de banda del servidor requerido para generar una versión de la página, al almacenar recursos estáticos externos al host.

Tome por ejemplo Kinsta. Tienen cuatro tipos distintos de cache, los cuales se hacen de forma automática en el software a nivel servidor:

Esto garantiza que los sitios web se carguen lo más pronto posible, pero también requiriendo el menor trabajo posible de los servidores ya que el contenido es servido directamente desde la cache, por lo tanto, incrementando la eficiencia.

La segunda cosa que podemos hacer para reducir la transferencia de datos, es reducir el número de veces que nuestras páginas son cargadas. Reducir el tráfico suena como herejía, pero en realidad, puede haber buenas razones para hacer esto, que terminan siendo beneficiosas para el dueño del sitio web y para el usuario.

A pesar de que asumimos que el tráfico es inherentemente bueno, hay escenarios donde la gente visita páginas que no le resultan útiles. Esto es resaltado en los rangos estadísticos de rebote, los cuales muestran el número de visitantes que inmediatamente se dan cuenta que están cargando una página que no es lo que querían. Mejorando el SEO y la experiencia de usuario podría reducir significativamente el número de rebotes, mientras que al mismo tiempo haríamos más sencillo el trabajo al usuario para encontrar información que realmente necesita, requiriendo menos pasos, queriendo decir que un sitio web puede brindar el mismo nivel de valor con una menor cantidad de visitas a la página.

Número de rebote de Google Analytics

Número de rebote de Google Analytics

Mientras que la transferencia de datos de un sitio web en términos simples es el peso promedio de una página, multiplicado por el número de visitas, reducir peso y las visitas no deseadas, son dos formas muy efectivas para reducir las emisiones, en el proceso mejorando la experiencia de usuario.

¿Luchando con el tiempo de inactividad y los problemas de WordPress? Kinsta es la solución de alojamiento diseñada para ahorrarle tiempo! Vea nuestras características

Cambiando Su Sitio Web a Energía Renovable

De acuerdo a un estudio por la ACEEE (The Megawatts behind your Megabytes), la energía usada por el internet (y por lo tanto, un sitio web) apenas llega al 48% de lo utilizado en un centro de datos, un 14% es usado en la red de telecomunicación y un 38% es usado en el dispositivo del usuario. Esto puede variar por cada sitio web y cada usuario, pero representa un escenario típico.

Como dueño de un sitio web, es difícil o imposible controlar la energía usada por las redes de telecomunicaciones o de los usuarios finales. Sin embargo, puede tener control sobre la energía usada por el centro de datos, al elegir el proveedor de hosting correcto. Muchos proveedores de hosting usan electricidad de la red estándar de energía eléctrica y normalmente, tienen poco conocimiento sobre la procedencia de esa energía. Hay un creciente número de proveedores de hosting, que activamente compran energía renovable para sus centros de datos y como resultado, cuentan con menores emisiones de carbono.

Puede ser difícil identificar que proveedor de hosting utiliza energía verde y en general, es mejor pedirles directamente evidencia sobre el uso de energía renovable en sus centros de datos. El Green Web Foundation, tiene una buena base de datos sobre proveedores de hosting que declaran usan energía verde, de todas formas, es mejor revisar de forma directa.

Se sabe muy bien que Google guío a la industria a poner verde sus fuentes de energía en años recientes y ha logrado su meta de energía 100% renovable a nivel global en el 2017.

Aquí hay algunos datos:

Ellos logran esto al comprar energía renovable de granjas de viento y solares alrededor de Estados Unidos, América del Sur y Europa. La maquina de aprendizaje automatizado de Google, también permite el análisis de grandes cantidades de datos de centros de datos operacionales para mejorar aún más las recomendaciones y controles, incrementado la eficiencia de energía por otros 15%.

Energía renovable comprada

Energía renovable comprada (Fuente: Google Cloud)

Google también utiliza el modelado térmico y encuentra formas económicas y creativas para administrar el flujo de aire. Esto les permite aumentar la temperatura en sus centros de datos a 80Fº (27ºC), lo que reduce de forma significativa el uso de energía de las instalaciones.

El compromiso de Google a las energías renovables no solo es beneficioso para sus usuarios, sino también para todos los servicios en la red que utilizan la Google Cloud Platform, la cual incluye a todos los sitios web a los que Kinsta brinda hosting.

A diferencia de reducir la transferencia de datos, cambiar a un host verde, no requiere que haga cambios a su sitio web y puede ser hecho de forma rápida y sencilla, permitiéndonos obtener reducciones significativas a las emisiones de nuestros sitios web, sin muchas molestias. Cambiar a un host verde es la forma más sencilla para reducir las emisiones de un sitio web.

3 Simples pasos para reducir las emisiones

Ahora podemos ver que hay formas tangibles y en muchos casos, tan solo se requiere algunos pasos simples en nuestros sitios web la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero .

  1. Obtener un punto de referencia de las emisiones de carbono de nuestros sitios web.
  2. Reducir la transferencia de datos al reducir el peso de la página y visitas innecesarias a la página.
  3. Cambiar a un web host que utilice energía renovable.

Si todos seguimos estos pasos, podremos transformar nuestra industria y crear una red realmente limpia, bajando las emisiones a un nivel establecido por el Acuerdo Climático de París. Y lo mejor de todo es que, al hacer esto, podemos brindar a nuestros usuarios una mejor experiencia de usuario, y así ayudándonos a tener un mejor impacto en línea y lograr un mejor retorno de nuestra inversión. Un sitio web de bajo carbono es un sitio web beneficioso para sus dueños, para los usuarios y para el ambiente.

¿Algún comentario? Me encantaría escucharlo.


Si le ha gustado este artículo, entonces le encantará la plataforma de Kinsta WordPress hosting. Acelere su sitio y reciba soporte 24/7 de nuestro equipo de WordPress veterano. Nuestra infraestructura potenciada por Google Cloud se centra en escalamiento automático, rendimiento y seguridad. ¡Déjenos mostrarle la diferencia con Kinsta! Conozca nuestros planes