Mis Ingresos Pasivos – Después de Probar Varios Hosts Optó por Kinsta

Desde hace más de 10 años me dedico a generar ingresos online y a formar a emprendedores para que le saquen el mayor rendimiento de su negocio en internet.

Mis formas preferidas de generar ingresos son el marketing de afiliación y los productos digitales.

Es importante saber cómo piensas generar ingresos para elegir un buen alojamiento, no todos los hostings valen para todas las formas de monetización. Más adelante lo explicaré en detalle.

Cuando empecé a experimentar en internet el primer alojamiento que compré fue Ionos (anteriormente 1and1). Era barato y tiene soporte en Español ¿Qué más se puede pedir? 😉

Rápidamente empecé a tener problemas, los más destacados eran los tiempos de inactividad. Mis webs alojadas en Ionos se caían de forma continua, tenía problemas al instalar plugins y pronto me di cuenta de que no era para mí.

Empecé a ver reviews de alojamientos en blogs y por aquel entonces se hablaba mucho de Hostgator por lo que compré mi plan de webs ilimitadas.

Aprendí varias lecciones importantes:

Conoce la trayectoria de Óscar a través de los hosts probados, las experiencias ganadas y cómo terminó siendo un cliente de Kinsta:

La Segunda Opción: Hostgator

He de reconocer que con HostGator he aprendido mucho y mis primeras webs rentables las alojé aquí, pero cuando las webs empezaron a crecer fue un desastre.

Alojamiento ilimitado

El alojamiento es ilimitado mientras consumas menos de lo que estiman que consumirás, cuando empiezas a consumir más recursos deja de ser ilimitado.

Aquí aprendí que hay algo que se llama inodes que si tienes muchos tu plan ilimitado empieza a tener grandes restricciones, como por ejemplo, dejar de tener derecho a backups automáticos de tu alojamiento. ¿Te gusta el riesgo? Vive sin backups 😎

Seguridad de un alojamiento compartido

Otra gran lección que aprendí es que si tienes un alojamiento compartido un problema se propaga rápidamente a todas tus webs.

Tuve la mala suerte de que hackearan una de mis webs y rápidamente se hackearon todas mis webs.

Mirando con perspectiva, estoy contento de que me pasara, pero lo recuerdo con mucha angustia. Tenía todas mis webs caídas, mi negocio amenazado y me sentía muy solo.

La importancia de un soporte de calidad

Con mis webs pirateadas me puse en contacto con el soporte y lo que me hicieron fue dejar las webs offline mientras YO solucionara el problema.

Además, cada vez que contactaba con el soporte me tardaban 2 ó 3 días en contestar.

¿Podéis imaginar mi angustia?

Como decía, con perspectiva estoy agradecido a Hostgator ya que mucho de lo que hoy sé lo aprendí para solucionar los graves problemas a los que tuve que hacer frente 😉

Eso sí, te recomiendo que aprendas de mis errores en vez de vivirlos en tus propias carnes.

Barato y de calidad no va de la mano en un alojamiento web

Otra gran lección que he aprendido es que barato y calidad en el mundo del hosting no van de la mano. No, al menos, de forma duradera.

Todo va bien hasta que el servidor donde estás alojado empieza a llenarse de clientes.

Lo más frustrante de un servidor compartido es la diferencia de rendimiento que sufres dependiendo del número de clientes que estén alojados en él. El rendimiento no es estable y depende mucho de las webs que estén alojadas con la tuya.

Inicio de mi negocio real

Comentaba al principio que no todos los alojamientos webs son para todas las formas de monetizar, al menos yo lo veo así.

Tienes que pensar cuáles son las consecuencias de un problema en el servidor:

No es lo mismo que tu web esté caída un par de días y no ganes dinero con Adsense a que tus clientes no puedan entrar en tu membership site o no puedas procesar los pagos.

El Mayor Fallo que He Cometido: OVH

Viendo que el mundo de los alojamientos compartidos parecía que no estaba hecho para mí, empecé a investigar sobre servidores dedicados. Encontré un montón de reseñas muy buenas sobre los servidores OVH por lo que decidí contratar un servidor dedicado no administrado.

Repito, no administrado :)

Al principio fue un gustazo, mis webs volaban, todo iba rapidísimo, estaba encantado con mi nuevo servidor. 🚀

De hecho, estuve encantado un tiempo, hasta que llegaron los problemas, muchos problemas. Al ser un servidor no administrado tienes que tener en cuenta que nadie te actualiza el sistema operativo, los parches de seguridad, las copias de seguridad y nadie está pendiente de que esa máquina no tenga problemas de hardware.

Es decir, si el servidor tiene un problema de hardware te lo reparan cuando se dan cuenta, pero en mi caso cuando el servidor se rompió nadie me aviso. Se estropearon los discos duros del servidor.

Imaginad, todas mis webs caídas, discos duros dañados y cuando llamé al soporte me dijeron que lo único que podían hacer es enviarme los discos duros desde Francia para que yo los arreglara…

Este es el momento más duro que he vivido como emprendedor, lo pasé realmente mal.

Aprendí dos lecciones con este problema, nunca alojaría proyectos de otras empresas y tampoco me encargaría de mantener un servidor.

La Experiencia con WPX

Cuando tenía las webs alojadas en un servidor barato vivía razonablemente tranquilo con blogs, pero ¿me arriesgaría a crear un negocio con una web de membresía de esta forma? ¿La alojaría en un servidor dedicado y mantenido por mí mismo?

Rotundamente No.

Después de investigar mucho, encontré bastantes reseñas favorables de WPX. También es un alojamiento compartido, pero está especializado en WordPress por lo que me animé a probarlo y crear mi web de cursos por suscripción con ellos.

El cambio de calidad respecto a los alojamientos compartidos anteriores fue sustancial y en un principio pensé que había encontrado el alojamiento definitivo para los próximos años, por desgracia no fue así :(

Alojé 2 proyectos, una web informacional (un blog) y mi web de cursos por suscripción MisIngresosPasivos.com.

Tenía muchas más visitas mi web informacional, pero funcionaba razonablemente bien, en cambio, mi web más importante, mi web de suscripción tenía grandes problemas de rendimiento. Además eran problemas intermitentes.

El problema de los fallos intermitentes es que son muy difíciles de solucionar, no sabes por qué a veces va perfecto y otras no carga la página. Me sentía muy frustrado.

Cuando tienes una web de cursos por suscripción lo que menos quieres es que fallen los pagos recurrentes, que los usuarios no puedan entrar a ver los cursos o que pierdas información sobre los pedidos. No exagero si digo que me quitaba el sueño.

  1. Aquí aprendí que no siempre los problemas vienen en tu web con más visitas.
  2. No consume lo mismo un blog, que una tienda, que un membership site.
  3. Son mundos distintos. Hablar de número de visitas es demasiado simplista.

Mi Llegada a Kinsta

Mi fé en los alojamientos estaba casi perdida, por más que investigaba siempre encontraba más de lo mismo. Blogs haciendo reseñas sobre hostings baratos, hasta que empecé a ver reseñas de personas de mucha credibilidad hablando de Kinsta.

¿Kinsta? ¿Quiénes son? ¿No los conozco, pero hablan genial de ellos?

Empecé a ver reviews en Shoutmeloud o en Matthew WoodWard.

No conocía Kinsta, pero veía que personas a las que admiro y de primer nivel hablaban maravillas de Kinsta por lo que decidí contactar con el soporte de Kinsta.

Tenía bastante resistencia a contratar un alojamiento web de 100$/mes para una sola web, pero necesitaba un alojamiento que realmente me quitara este problema de la cabeza. Estaba mentalmente muy cansado de estar preocupado por el alojamiento web.

Desde la primera conversación me di cuenta de que estaba ante una forma de trabajar absolutamente distinta.

El equipo hizo sentir que mi proyecto era importante para ellos, que no era el último mono. Kinsta se encargó de mi migración, llevaron el proceso de mi traslado y me mantenían al tanto de como iba todo el proceso hasta que finalmente mi proyecto estaba en Kinsta 👏.

Aterrizar en Kinsta es lo mejor que me ha pasado. Mi membership site dejó de tener un comportamiento errático, empezó a ir más rápido que nunca y lo que es más importante, el alojamiento dejó de ocupar espacio en mi cabeza.

Va siempre bien, no unas veces bien y otras regular, su funcionamiento es homogéneo. Homogéneo y rapidísimo 🚀

Sé que mi web está en las mejores manos y si tengo algún problema dispongo de un soporte que me atiende en menos de un minuto para darme soluciones reales, no los típicos consejos de reiniciar el ordenador.

Los mismos problemas que tenía yo los sufrían mis amigos de Tu Escuela de Español, y desde que están en Kinsta flipan de la diferencia.

La diferencia es mayor de lo que puedas imaginar, entras en otro nivel, es un alojamiento premium de verdad.

Por supuesto que puedes tener problemas en Kinsta, igual que puedes tener problemas con un Porsche. Pero el problema es distinto y la solución también 😉

Hay una última cosa que me encanta de Kinsta y es que siento que saben más que yo.

Puede parecer obvio, pero creedme que no lo es. Siempre que hablo con servicio de atención al cliente de un alojamiento compartido siento que el que sabe más soy yo y eso es un mal síntoma.

Conclusión

Si valoras tu tiempo y tu proyecto, no te lo pienses, empieza desde el principio con un alojamiento de WordPress profesional.

¿Cuánto cuesta tu tiempo?

Es comprensible empezar con un alojamiento barato, pero si vas a crear un negocio real y serio no puedes ahorrar en el alojamiento, necesitas “una oficina online” realmente buena. Es tu marca.

En muchas ocasiones, yo mismo, recomiendo empezar con un alojamiento barato si no tienes presupuesto. Pero si el proyecto es serio no puedes escatimar desde el primer minuto.  He probado (y sigo probando) muchos alojamientos web y a día de hoy sigo sorprendiéndome de Kinsta.

misingresospasivos_oscar

Óscar Martín, director y fundador
Mis Ingresos Pasivos

En otros alojamientos te hablan de GB de Ram, de procesadores, de X cosas técnicas, pero ¿realmente funciona bien. En Kinsta me pasa como en Apple, dejé de preocuparme de megas o gigas, simplemente las cosas funcionan como deberían 😉


¿Listo para empezar? Cientos de organizaciones utilizan nuestra infraestructura para ampliar su negocio, incluyendo blogs de alto tráfico, startups, agencias, universidades y empresas de Fortune 500. Nos encantaría tenerte a bordo. Conozca nuestros planes

¿Le gusta lo que ve? ¡Únase a Kinsta!

Consulte nuestros planes desde el nivel starter hasta las soluciones enterprise. ¡Encuentre lo que le acomoda, o contáctenos si necesita algo especial!

Ver Planes Contactar