Cuando visitas un sitio web, tu navegador realiza docenas o cientos de peticiones a su servidor en segundo plano. El servidor responde a esas peticiones entregando todos los datos y archivos que el sitio necesita cargar. Sin embargo, el proceso real es más complejo que eso.

Entender cómo funcionan las peticiones HTTP es esencial si quieres aumentar el rendimiento de tu sitio web. Algunas de estas medidas de optimización implican minimizar y comprimir las peticiones. Básicamente, estás optimizando tu servidor para que responda mejor a las peticiones HTTP.

En este artículo, veremos con más detalle cómo funcionan las peticiones HTTP. También te mostraremos la estructura de las peticiones HTTP y cómo solucionar los problemas si es necesario. ¡Manos a la obra!

¿Qué es el HTTP?

HTTP es un protocolo. De hecho, el acrónimo significa Protocolo de Transferencia de Hipertexto. Este protocolo rige la estructura y el lenguaje de las peticiones y respuestas que tienen lugar entre clientes y servidores. Los clientes suelen ser los navegadores web, pero pueden presentarse de muchas formas, como los robots de los motores de búsqueda.

Cuando visitas sitios web a través de un navegador, toda la conexión tiene lugar a través de HTTP. El protocolo te permite recibir datos, incluyendo texto, imágenes, vídeos, hojas de estilo, scripts, etc.

HTTP ha sido una de las columnas vertebrales de la web desde principios de los 90. En las últimas décadas, ha evolucionado para ser más eficiente. En la segunda mitad de la década de 2010 se desarrolló HTTP/2, que permite a los clientes cargar los recursos de forma simultánea en lugar de asíncrona. Esto da lugar a un aumento masivo del rendimiento.

En 2022, el 46% de la web utilizará HTTP/2. Ahora, ya se habla de adoptar HTTP/3, que también se conoce como HTTP-sobre-QUIC. HTTP/3 funciona con el protocolo UDP, lo que le da una ventaja sobre las conexiones TCP tradicionales (que es lo que utilizan HTTP y HTTP/2).

Entender cómo funcionan las peticiones HTTP es esencial si quieres aumentar el rendimiento de tu sitio web. 🚀 Empieza aquí ✅Click to Tweet

¿Qué es una Petición HTTP (y Cómo Funciona)?

Piensa en una petición HTTP como si tu navegador se conectara al servidor y le pidiera un recurso específico o le enviara datos. Hay varios tipos de métodos de petición HTTP, que modifican completamente el tipo de respuesta que obtienes del servidor. Los más comunes son:

  1. GET. Es el método de petición HTTP más utilizado con diferencia. Una petición GET solicita al servidor una información o recurso concreto. Cuando te conectas a un sitio web, tu navegador suele enviar varias peticiones GET para recibir los datos que necesita para cargar la página.
  2. HEAD. Con una petición HEAD, sólo recibes la información de la cabecera de la página que quieres cargar. Puedes utilizar este tipo de petición HTTP para conocer el tamaño de un documento antes de descargarlo mediante GET.
  3. POST. Tu navegador utiliza el método de petición HTTP POST cuando necesita enviar datos al servidor. Por ejemplo, si rellenas un formulario de contacto en un sitio web y lo envías, estás utilizando una petición POST para que el servidor reciba esa información.
  4. PUT. Las peticiones PUT tienen una funcionalidad similar a la del método POST. Sin embargo, en lugar de enviar datos, utilizas las peticiones PUT para actualizar información que ya existe en el servidor final.

Hay otros tipos de peticiones HTTP que puedes utilizar, como los métodos DELETE, PATCH y OPTIONS. Sin embargo, son relativamente poco frecuentes en el uso cotidiano.

Presentar una solicitud HTTP implica enviar un mensaje al servidor receptor en un formato específico. El servidor devuelve una respuesta y el cliente realiza la acción correspondiente. Por ejemplo, puede cargar recursos o redirigirte a otra página.

Cuando obtienes un error HTTP, suele ser porque el servidor no puede satisfacer tu petición. El código de error que obtienes debería explicar el motivo. Algunas de las causas más comunes de los errores HTTP son la imposibilidad de conectarse al servidor y encontrar los recursos que se han solicitado.

Introducción a las Estructuras de las Peticiones y Respuestas HTTP

Las peticiones y respuestas HTTP comparten estructuras similares. Si quieres ser capaz de analizar las peticiones y respuestas HTTP para entender los posibles errores de tu sitio, es importante que entiendas esas estructuras.

En general, las peticiones HTTP se dividen en tres secciones. Echemos un vistazo a cada una de ellas.

Línea de Solicitud HTTP

Toda petición HTTP comienza con una línea que indica el tipo de método que estás utilizando y la versión del protocolo HTTP. Por ejemplo, el inicio de una petición HTTP GET podría ser así

GET /XXX HTTP/1.1

En este caso, el parámetro «XXX» después del método GET indica el archivo que quieres recibir.

El inicio de una respuesta HTTP reitera la versión del protocolo que ambas partes están utilizando. También incluye un código HTTP que corresponde al estado de la respuesta.

Si visitas un sitio web y se carga con éxito, verás un mensaje de éxito HTTP 2XX:

HTTP/1.1 200 OK

Esta parte de la respuesta HTTP mostrará códigos de error si el recurso no se carga por cualquier motivo. Si el servidor no puede encontrar la página, verás una cabecera de respuesta como ésta:

HTTP/1.1 400 OK

Si entiendes los métodos de solicitud y los códigos de estado HTTP, la línea de salida te indica exactamente qué tipo de transacción se está realizando entre el cliente y el servidor. En general, ésta es la parte de la solicitud más sencilla de entender.

Cabeceras de Solicitud

Las cabeceras de solicitud vienen justo después de las líneas de solicitud y proporcionan información adicional sobre la transacción. La cabecera especifica información sobre el host, el software del servidor web que utiliza el cliente final, cuál es el agente de usuario del cliente, etc.

Este es el aspecto de una cabecera de solicitud HTTP:

Host: website.com

User-Agent: Chrome/5.0 (Windows 10)

Accept-Language: en-US

Accept-Encoding: gzip, deflate

Connection: keep-alive</code.

Estos son sólo algunos ejemplos de los parámetros de cabecera HTTP que puedes utilizar. Esto es lo que significa cada línea de esa cabecera:

  • Host: Es la IP o la URL del servidor al que haces la petición.
  • User-agent:  Este parámetro contiene información sobre el cliente y su Sistema Operativo (SO). Normalmente, indica el navegador que está utilizando y su versión.
  • Accept-language:  Esta línea indica al servidor qué idioma prefiere el cliente, en caso de que haya varias versiones del archivo que estás solicitando.
  • Accept-encoding: Esta línea indica el tipo de codificación o compresión que el cliente puede procesar.
  • Connection:  Este parámetro indica al servidor si debe mantener viva la conexión o establecer un tiempo de espera para la misma. Si la conexión se agota antes de completar la solicitud, recibirás un error.

Juntemos la línea de solicitud y las cabeceras para hacernos una idea de la estructura general que tendrás que utilizar:

GET /XXX HTTP/1.1

Host: website.com

User-Agent: Chrome/5.0 (Windows 10)

Accept-Language: en-US

Accept-Encoding: gzip, deflate

Connection: keep-alive</code.

En el ejemplo anterior, estás enviando una solicitud GET al host website.com para un recurso específico. Ahora, veamos cómo podría ser la cabecera en la respuesta:

¿Luchando con el tiempo de inactividad y los problemas de WordPress? Kinsta es la solución de alojamiento diseñada para ahorrarle tiempo! Vea nuestras características
HTTP/1.1 200 OK

Date: Mon, 27 Jul 2022 12:28:53 GMT

Server: Apache/2.2.14 (Win32)

Last-Modified: Wed, 22 Jul 2022 19:15:56 GMT

Content-Length: 88

Content-Type: text/html

Connection: Closed</code.

La cabecera de la respuesta comienza a partir de la segunda línea e incluye la fecha de la conexión e información sobre qué servidor web y sistema operativo utiliza el host. Si estás solicitando un archivo, la cabecera también mostrará información sobre su última fecha de modificación, la longitud del archivo y el tipo de contenido que tienes entre manos. La última línea te indica que la conexión se ha cerrado, ya que la solicitud se ha completado.

La información y los parámetros de las cabeceras pueden variar en función del tipo de solicitud que estés realizando. Sin embargo, la estructura general sigue siendo la misma.

Cuerpo del Mensaje HTTP

El cuerpo del mensaje es la parte más sencilla de una petición HTTP. Contiene los datos que estás enviando o recibiendo, dependiendo del método de solicitud que estés utilizando.

Si solicitas un archivo HTML utilizando el método GET, podrías recibir una respuesta estructurada así

HTTP/1.1 200 OK

Date: Mon, 27 Jul 2022 12:28:53 GMT

Server: Apache/2.2.14 (Win32)

Last-Modified: Wed, 22 Jul 2022 19:15:56 GMT

Content-Length: 88

Content-Type: text/html

Connection: Closed

<!DOCTYPE HTML PUBLIC “-//IETF//DTD HTML 2.0//EN”></code.

El resto del archivo va aquí

El cuerpo de una petición o respuesta HTTP se separa de la cabecera mediante una sola línea vacía. No hemos incluido un archivo HTML completo en el ejemplo anterior para evitar confusiones.

Cómo Supervisar y Solucionar los Problemas de las Peticiones HTTP

Hay varias formas de supervisar las peticiones HTTP en tu sitio web, como por ejemplo utilizando herramientas de gestión del rendimiento de las aplicaciones (APM). Éstas te permiten controlar las «transacciones» en tus sitios web, como las tareas PHP, los errores HTTP, las peticiones a la base de datos, etc.

Si eres usuario de Kinsta, tienes acceso a una herramienta APM integrada que puedes activar desde el panel de control de MyKinsta. La herramienta Kinsta APM te permitirá comprobar qué tipo de peticiones HTTP externas está recibiendo tu sitio web y monitorizar sus estados:

MyKinsta
MyKinsta

También te permite monitorizar los errores HTTP recurrentes, lo que resulta muy útil para solucionar los problemas de tu sitio web. Si ves un error de estado HTTP en tu sitio, puedes activar el APM de Kinsta, replicar el error y acceder a los detalles de la solicitud.

La herramienta APM también puede ayudarte a identificar los ataques DDoS, que deberían ser bastante fáciles de detectar, ya que verás un aluvión de peticiones HTTP. Saber si te enfrentas a un ataque DDoS o a un pico de tráfico te ayudará a saber cómo afrontar la situación.

Aprende a solucionar las peticiones HTTP en esta útil guía ✅Click to Tweet

Resumen

Entender qué son las peticiones HTTP y cómo funcionan puede ayudarte a solucionar los problemas de tu sitio web. Cuando te encuentras con errores HTTP, significa que el servidor no ha podido cumplir la petición que el cliente ha realizado. Si sabes cuál era esa petición y entiendes el código de error de la respuesta HTTP, tienes información más que suficiente para solucionar el problema.

Para entender una petición HTTP, tendrás que saber qué métodos puede utilizar. Además, tendrás que saber cómo se estructuran las peticiones y respuestas HTTP, y entender los diferentes códigos de estado HTTP.

Si utilizas el alojamiento gestionado de WordPress de Kinsta, obtienes automáticamente acceso a una herramienta APM que puedes utilizar para supervisar las peticiones HTTP de tu sitio web. Regístrate en Kinsta hoy mismo y obtén acceso a esta función esencial


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 34 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.