Decidir qué dominio de nivel superior (TLD) utilizar puede ser abrumador. Tienes docenas de opciones para cualquier dominio que quieras registrar. Además, estas variantes pueden tener un precio muy diferente. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no puedes equivocarte con el .net o el .com.

Elegir entre el .net y el .com dependerá del tipo de proyecto en el que estés trabajando, de tu presupuesto y del TLD que prefieras. Después, solo tendrás que registrar la extensión de nombre de dominio que hayas elegido.

En este artículo veremos cómo funcionan las extensiones de nombres de dominio o TLD. Hablaremos de las diferencias entre los dominios .net y .com y explicaremos cuándo debes utilizar cada extensión. ¡Vamos a ello!

¿Qué son las Extensiones de los Nombres de Dominio?

Cuando ves un nombre de dominio, suele estar dividido en dos partes. Está el nombre en sí, como kinsta. También está la segunda parte de la URL, que, en nuestro caso, es .com. El último segmento del nombre de dominio se llama extensión o TLD.

Algunos ejemplos conocidos de TLD son:

  • .com
  • .net
  • .org
  • .io
  • .shop

.com fue uno de los primeros TLD creados, que data de 1985, y significa «comercial». Inicialmente, .com estaba destinado a organizaciones comerciales, pero rápidamente se convirtió en una extensión de dominio de uso general.

Ese primer lote de TLD también incluía otras opciones populares, como .gov, .edu, .org y .net. Entre esas variantes, .com y .net son las más populares para los sitios web normales. Contrastan con .gov o .edu, que están diseñados para tipos de sitios más específicos.

Durante las últimas décadas, el número de TLD disponibles ha crecido drásticamente. Ahora tienes literalmente cientos de opciones entre las que elegir, incluyendo variaciones como .ninja o .pizza, e incluso .george (sí, ese es real):

A list of domain name extensions
Diferentes extensiones de nombres de dominio

El objetivo de los nuevos TLD es aumentar la disponibilidad de los dominios. Por ello, hay más opciones para que te registres, incluso si los más populares, como el .com, están ocupados. Sin embargo, incluso con toda la competencia, el .com y el .net siguen estando entre las primeras opciones para cualquiera que cree un nuevo sitio web.

Decidir qué dominio de primer nivel utilizar puede ser abrumador. 😰 Esta guía está aquí para ayudarte 💪Clic para Tuitear

La Diferencia Entre los Nombres de Dominio .net y .com

Es importante entender que no hay apenas diferencias prácticas entre los nombres de dominio .net y .com. De hecho, la misma afirmación se aplica a todos los demás TLD. Si registras un dominio .com o un dominio .net para el mismo sitio web, este funcionará igual.

Algunas investigaciones sugieren que los usuarios confían más en los nombres .com que en otras opciones (probablemente debido a la mera exposición). Sin embargo, el .net también es uno de los TLD más conocidos.

Además, en términos de confianza, el .com y el .net están empatados. Esto significa que la elección de uno u otro TLD se reduce a los tres factores siguientes.

1. Disponibilidad

En muchos casos, encontrar dominios .com disponibles puede ser un reto. Si piensas registrar un dominio pronto y tienes algunas opciones de nombre en mente, te recomendamos que consultes un registrador ahora mismo.

Los registradores te permiten buscar dominios disponibles bajo demanda. Lo más probable es que muchos de los dominios .com que te interesan ya estén ocupados:

Sometimes a domain name is already taken
A menudo un nombre de dominio ya está ocupado

La mayoría de los clientes tendrán como primera opción los dominios .com. Esa preferencia hace que sea algo complicado adquirir uno, sobre todo si se trata de registrar un sitio web con un nombre común.

Cuando se trata del .net, es algo más fácil encontrar dominios disponibles. Si la URL .com que buscas no está disponible, pero la .net sí, te recomendamos que la registres.

2. Precio

Por término medio, el registro de los nombres de dominio .com y .net cuesta unos 10 dólares o menos. Por registro, entendemos que puedes utilizar el nombre de dominio durante un año. Ese paquete incluye las tasas de la Corporación de Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN) y, en muchos casos, herramientas gratuitas de privacidad del dominio:

Domain name registration options
Registrar un nombre de dominio

Ten en cuenta que estos costes pueden variar en función de varios factores, como el registrador de dominios que utilices y los descuentos disponibles. Muchos registradores de dominios ofrecen fantásticas ofertas a lo largo del año. Por lo tanto, puede merecer la pena esperar a una oferta si piensas comprar varias URL.

Según nuestra experiencia, los precios de los nombres de dominio .com y .net suelen ser muy parecidos. Normalmente, solo verás una ligera diferencia entre estas opciones, lo que significa que el precio puede no ser un factor decisivo:

.com and .net pricing options
Opciones de precios para .com y .net

Es importante tener en cuenta que normalmente tendrás que pagar el precio completo de la renovación si te aprovechas de un registro de dominio con descuento. Eso significa que puede ser una decisión inteligente pagar varios años de registro por adelantado para ahorrar dinero (si tu presupuesto lo permite).

A veces, también te encontrarás con lo que los registradores llaman dominios «aparcados». Son nombres de dominio que no apuntan a ningún sitio web.

Hay varias razones por las que alguien puede dejar un dominio aparcado. A veces, comprará un dominio mucho antes de empezar a trabajar en un sitio web, o puede comprarlo para revenderlo.

Cuando te encuentras con un nombre de dominio que está a la venta a un precio mucho más alto de lo normal, suele significar que alguien lo compró para revenderlo:

Parked domains
Un dominio aparcado significa que alguien ya lo ha comprado

Comprar un nombre de dominio existente tiene algunas ventajas, dependiendo del tipo de proyecto en el que estés trabajando. Los nombres de dominio con fechas de registro más antiguas pueden hacer que tu sitio web parezca más reputado a efectos de optimización de motores de búsqueda (SEO).

Además, es posible que no haya dominios .com o .net disponibles, y que no estés dispuesto a buscar TLD alternativos. En este caso, la compra de un dominio existente puede ser tu única opción.

Para los sitios web nuevos, solemos recomendar no gastar demasiado dinero en un nombre de dominio. A menos que el nombre esté vinculado a una marca existente, generalmente puedes encontrar una alternativa que no te cueste cientos o miles de dólares.

3. Optimización para Motores de Búsqueda (SEO)

Tu elección de TLD no tiene impacto en tu SEO. Google ha confirmado que no considera tu TLD un factor de clasificación.

Sin embargo, como hemos mencionado previamente, el TLD que elijas puede influir en el grado de confianza de los usuarios. Como hemos dicho antes, los estudios muestran una percepción general de que los TLD populares, como .com y .net, son más fiables. Además, muchos usuarios asocian las extensiones de dominio menos populares con el spam o los sitios web maliciosos.

Por ejemplo, el .xyz. Durante un tiempo, cualquiera podía registrar un dominio .xyz gratuito. Eso hizo que los usuarios asociaran el TLD con proyectos menos fiables o valiosos.

Es seguro decir que no es el caso del .com o del .net. Los visitantes suelen asociar esos TLD con empresas y proyectos de buena reputación. En pocas palabras, elegir entre .net y .com no debería afectar al SEO de tu sitio.

Cuándo Utilizar el .net Frente al .com

Como regla general, recomendamos elegir la opción .com si está disponible. Los usuarios confían en los nombres .com ligeramente más que en cualquier otro TLD, y es la extensión de nombre de dominio más conocida del mercado.

La única excepción a esta regla sería si el dominio .com no está disponible, pero la opción .net sí. En ese caso, recomendaríamos optar por esta última extensión.

En la práctica, la diferencia entre un dominio .com o un dominio .net es mínima. Ambos son TLD que los consumidores conocen y en los que confían. No se puede decir lo mismo de los TLD con truco, como .george o .ninja. Esas extensiones pueden parecer divertidas, pero es probable que tengan un impacto en la forma en que los usuarios perciben tu sitio web.

Elegir un nombre de dominio puede llevar mucho tiempo, así que optar por el .net en lugar de volver a la mesa de dibujo puede tener sentido. A veces, también puedes ahorrar un poco de dinero registrando un dominio .net frente a su equivalente .com. Sin embargo, ese ahorro suele ser tan mínimo que puede no merecer la pena.

Recuerda que siempre puedes cambiar tu nombre de dominio más adelante si no estás contento con tu primera elección. Sin embargo, la transición a un nuevo nombre de dominio conlleva varios retos de SEO, por lo que no es algo que debas hacer a la ligera.

Cómo Comprar Dominios .net vs .com

Registrar un dominio .net o un dominio .com funciona prácticamente igual. Puedes registrar un nombre de dominio a través de tu proveedor de alojamiento web. Sin embargo, muchos proveedores de alojamiento te cobrarán más de lo que te cobraría un registrador.

Un registrador de dominios es un servicio que actúa como intermediario entre tú y la ICANN. Puedes utilizar los registradores para ver si los TLD que quieres utilizar están disponibles.

Los registradores te cobrarán una cuota por registrar un dominio a tu nombre durante un periodo determinado. Una vez transcurrido ese tiempo, puedes optar por renovar el registro del dominio o dejar que vuelva al mercado abierto, donde otra persona podría comprarlo.

Acudir directamente a un registrador de dominios de buena reputación probablemente te permitirá obtener los mejores precios. Hay muchas opciones estupendas que facilitan el registro de un nombre de dominio, como Name.com, NameCheap, Google Domains y eNom:

Registering a domain name
Registrar un nombre de dominio

Los registradores de dominios te permiten buscar tantos nombres como quieras. La plataforma te mostrará qué TLD están disponibles para cada búsqueda. Teniendo en cuenta lo populares que son los dominios .com y .net, estarán entre los primeros resultados de cualquier búsqueda, lo que te facilitará la comparación de opciones.

Una vez que encuentres un nombre de dominio disponible con el TLD que deseas, puedes registrarlo. El proceso es sencillo y solo debería llevarte unos minutos. Después de registrar un dominio, tienes que actualizar sus «registros de nombre».

Los registros de nombres son los conjuntos de datos que indican a un dominio a qué dirección IP debe apuntar. De este modo, cuando los usuarios escriban el nombre de tu dominio, sus navegadores podrán buscar a qué dirección IP o sitio web enviarlos.

¿Quieres saber cómo funcionan las extensiones de dominio y los TLD? 👀 Esta guía te lo explica todo ⬇️Clic para Tuitear

Resumen

Todas las extensiones de nombres de dominio son iguales a los ojos de los motores de búsqueda. Sin embargo, no podemos decir lo mismo respecto a la confianza de los usuarios. Muchos TLD menos conocidos tienen mala reputación, pero no es el caso de .com y .net. Son dos de las extensiones más conocidas y utilizadas, lo que las hace más familiares y fiables para los usuarios.

Lo ideal es elegir un dominio .com si está disponible. Si no, un dominio .net es una segunda opción ideal. Ambos tipos de extensión suelen ser iguales en cuanto a precios, así que todo se reduce a la disponibilidad y a tus preferencias.

Después de registrar un dominio .com o .net, es hora de ponerse a trabajar en tu sitio web. En Kinsta, ofrecemos planes de alojamiento de WordPress para todo tipo de sitios. Consulta nuestros planes y empieza a crear tu sitio web hoy mismo.


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 35 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.