La mayoría de los sitios web que se te ocurren probablemente terminan en .com. Sin duda, también te habrás encontrado con algunos que terminan en .org o .edu.

¿Pero sabías que también puedes registrar un dominio que termine en .pizza?

Esas letras al final de una dirección web se llaman extensión de dominio, y existem más o menos unas 1.500 posibilidades. Algunas están restringidas a organizaciones o personas concretas, pero cualquiera puede registrar rápidamente la mayoría de las extensiones.

Eso hace que elegir el nombre de dominio para tu sitio web sea un poco complicado. ¿Debes elegir tuempresa.bingo o tuempresa.pescado? Si vendes pescado, este último puede parecer más adecuado.

Este artículo presenta las extensiones de dominio, incluyendo qué son, qué hacen y cómo elegir la mejor para tu sitio web.

¿Qué es una extensión de dominio?

Las extensiones de dominio son las letras que siguen al punto final de una URL. Las extensiones más comunes son .com, .org y .net.

Otro término para una extensión de dominio es el de dominio de primer nivel. Esto se debe a que puedes pensar en las partes de un nombre de dominio como niveles de clasificación.

En la parte superior, tenemos las extensiones de dominio. En este nivel, los dominios se dividen en amplias categorías.

Por ejemplo, la extensión de dominio .de sitúa el dominio en la categoría «alemán». El uso de .gov significa que el dominio está en la categoría «organización gubernamental americana».

Las extensiones de dominio ya no se utilizan siempre de esta manera -ya hablaremos de ello-, pero era la intención original.

El siguiente nivel es el dominio. Es la parte que precede a la extensión. Designa a qué sitio web pertenece la URL. En la URL kinsta.com, por ejemplo, «kinsta» es el dominio.

A veces hay otro nivel llamado subdominio. Los subdominios organizan un sitio web en partes separadas. Por ejemplo, la imagen siguiente muestra la URL blog.ejemplo.com.

Aquí, «blog» es el subdominio. El dominio también puede contener otros subdominios como soporte.ejemplo.com o email.ejemplo.com.

The different parts of a web page URL
Partes de la URL de una página web. (Fuente: Ahrefs)

Cuando registres un nombre de dominio, tendrás que elegir tanto el nombre como una extensión de dominio. Los subdominios y todo lo que venga en la URL después de la extensión se puede crear más tarde.

La mayoría de los sitios web que se te ocurren probablemente terminan en .com. Pero ¿sabías que también puedes registrar un dominio que termine en .pizza? 🍕😄 Aprende más aquí 👇Clic para Tuitear

¿Por qué existen las extensiones de dominio?

El propósito original de las extensiones de dominio era clasificar los sitios web por tipo.

Por ejemplo, cualquier sitio web con una dirección terminada en .com se suponía que era un sitio comercial.

Pero, como sabes, todo tipo de sitios web utilizan el .com. A medida que Internet ha ido evolucionando, las extensiones de dominio se han utilizado a menudo de forma distinta a la prevista originalmente.

He aquí un ejemplo con el que quizá estés menos familiarizado: la extensión .fm se supone que designa un sitio web de Micronesia. Pero actualmente la utilizan muchas emisoras de radio y sitios de transmisión de audio.

Hay extensiones, como .gov, que están restringidas a organizaciones específicas. Pero muchas otras están abiertas a cualquiera.

Como propietario de un sitio web, la extensión de tu dominio sirve para varias cosas. Puede indicar a la gente en qué tipo de sitio se encuentra, puede inspirar confianza y puede crear una URL pegadiza y memorable.

¿Quién se encarga de las extensiones de dominio?

La Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) gestiona las extensiones de dominio a través de sus divisiones, la Autoridad de Asignación de Números de Internet (IANA).

Un registro designado por la ICANN gestiona cada extensión. El registro mantiene una base de datos de todos los nombres de dominio que utilizan esa extensión.

Por ejemplo, el .com, el .net y otras extensiones son gestionadas por VeriSign, una empresa estadounidense. Las extensiones de marca suelen ser gestionadas por la empresa que las ha registrado. Por ejemplo, el registro .samsung está gestionado por Samsung.

Los organismos gubernamentales o las organizaciones sin ánimo de lucro pueden gestionar las extensiones de código de país. Por ejemplo, el operador del registro de .in es el National Internet Exchange of India.

Estos registros contratan la extensión a registradores acreditados por la ICANN. Estas son las empresas donde puedes registrar tu nombre de dominio, como Google Domains o Cloudflare.

The organizations in charge of domain name registration
Las organizaciones encargadas del registro de nombres de dominio. (Fuente: WHOIS)

Tipos de extensiones de dominio

Existen tres tipos de extensiones de dominio: los TLD genéricos, los TLD patrocinados y los TLD con código de país.

gTLDs

La categoría de TLDs genéricos incluye las extensiones que todos conocemos y amamos, como:

  • .com
  • .org
  • .net

Estas fueron algunas de las primeras extensiones de dominio, y fueron etiquetadas como «genéricas» en contraste con las extensiones de código de país.

En 2011, la ICANN empezó a permitir que las organizaciones registraran sus propias extensiones de dominio genérico. Esto ha dado lugar a extensiones de marca y a muchas otras extensiones aleatorias. Por ejemplo:

  • .farmacia
  • .baseball
  • .istanbul
  • .toyota

Domain extension examples
Ejemplos de extensiones de dominio.

sTLDs

Los TLDs patrocinados son extensiones utilizadas por una entidad específica. Puede ser una empresa, una rama del gobierno u otro tipo de grupo. Por ejemplo, algunos de los sTLD más comunes son:

  • .gov (gobierno de EE.UU.)
  • .edu (instituciones educativas post-secundarias acreditadas de EE.UU.)
  • .mil (ejército de EE.UU.)

Algunos sTLD menos conocidos son:

  • .museum (museos)
  • .cat (sitios web en catalán)
  • .jobs (sitios web con ofertas de empleo)

ccTLDs

Los TLD de código de país representan un país específico, como .jp para Japón. Cada extensión de dominio con código de país tiene sus propias reglas. Algunas están restringidas a las organizaciones del país, mientras que otras están disponibles para cualquiera.

Algunos ccTLD comunes son:

  • .ru (Rusia)
  • .cn (China)
  • .de (Alemania)
  • .ca (Canadá)

¿Cuáles son las extensiones de dominio más comunes?

Aunque hay más de mil extensiones de dominio disponibles, verás algunas mucho más que otras. Veamos un puñado de las más famosas.

.com

Es la que todos conocemos mejor. No es de extrañar que casi el 50% de los sitios web utilicen la extensión de dominio . com.

Puede que en su día designara un sitio comercial, pero hoy podemos considerarla la extensión de dominio por defecto.

.net

Al igual que el .com, el .net es una de las primeras extensiones de dominio. Fue creada para ser utilizada por organizaciones relacionadas con las tecnologías de red.

Hoy en día, el .net se utiliza a menudo como alternativa al .com. Las empresas que no pueden conseguir su dominio .com preferido eligen el .net.

.org

El  .org se creó para ser utilizado por organizaciones sin ánimo de lucro y sigue siendo la extensión de dominio preferida por estas organizaciones.

La extensión .org está abierta a que la utilice cualquiera. Sin embargo, si eliges un dominio . org, la mayoría de la gente no esperará que tu sitio sea comercial.

.edu

En los primeros tiempos de las extensiones de dominio, el .edu podía ser utilizado por cualquier organización centrada en la educación.

Desde 2001, la extensión está restringida a las instituciones postsecundarias acreditadas por un organismo de una lista específica. Esto significa que las instituciones no suelen utilizarlo fuera de EE.UU.

.gov

La extensión .gov sólo puede ser utilizada por organizaciones gubernamentales de EE.UU. Inicialmente era sólo para sitios del gobierno federal, pero en 2003 se abrió a los gobiernos estatales, locales y tribales.

Algunas ramas del gobierno no utilizan .gov, como el Servicio Postal de Estados Unidos, que utiliza usps.com.

.mil

.mil está restringido a las divisiones, servicios y agencias del ejército de EE. Estados Unidos es el único país con una extensión de dominio para sus militares.

.ru, .cn, .uk, etc.

Muchos códigos de países se siguen utilizando habitualmente para los sitios web de esos países. Probablemente puedes suponer que un sitio .jp, por ejemplo, es realmente de Japón.

Pero unas cuantas extensiones de dominio con código de país han sido cooptadas para otros fines, incluyendo la siguiente de esta lista

.io

Si conoces algún sitio web .io, probablemente pertenezca a empresas tecnológicas. En los últimos años, .io ha ganado popularidad entre las empresas tecnológicas, ya que alude a I/O (Input/Output), una jerga tecnológica muy popular.

Las empresas eligen .io porque marca su sitio web como relacionado con la tecnología. También es popular porque los dominios .io suelen estar disponibles cuando la versión .com está ocupada.

Pero IO también significa Océano Índico. El propósito original de la extensión de dominio era designar los sitios web del Territorio Británico del Océano Índico.

.int

.int significa internacional, y es una de las extensiones de dominio con los requisitos más estrictos. Sólo puede ser utilizado por organizaciones y programas avalados por un tratado internacional. Por ejemplo, el sitio web de la Agencia Espacial Europea reside en esa.int.

Sin embargo, algunos dominios .int más antiguos que no cumplen los requisitos, como ymca.int, se han mantenido.

.mobi

El TLD .mobi indica que un sitio está optimizado para dispositivos móviles. Un sitio que utilice .mobi tiene que cumplir los requisitos establecidos por el registro.

Hoy en día, casi todos los sitios son aptos para móviles, por lo que designar un sitio .mobi por separado tiene menos valor que antes.

¿Qué significa la extensión de dominio para tu sitio web?

Puede que te preguntes si es importante la extensión que elijas para tu sitio web. ¿Qué hace una extensión de dominio para tu sitio en términos prácticos?

En primer lugar, da a los visitantes potenciales la primera impresión de tu sitio web. Antes incluso de que hayan hecho clic en el enlace y hayan visto su diseño y contenido, la gente se fija en si tu sitio es un .com, un .org o un .ninja, y cada uno de ellos les dará una impresión diferente.

En segundo lugar, algunas extensiones de dominio son más caras de registrar que otras. Por ejemplo, es probable que pagues más por un nombre de dominio .io que por uno que termine en .com.

Pero la extensión de tu dominio no es una elección que debas hacer exclusivamente en función del coste. Ten en cuenta que puedes ganar más dinero con un sitio .com de confianza que el mismo sitio registrado con un nombre de dominio .biz.

La extensión de tu dominio no afecta (al menos no directamente) a la optimización en los motores de búsqueda.

Poco después de la creación de los nuevos gTLD, se preguntó a Matt Cutts de Google cómo afectarían al SEO.

Aclaró que Google siempre intentará devolver el mejor resultado para la consulta, independientemente del TLD que utilice el sitio.

Sin embargo, la extensión de tu dominio puede afectar a tu rango de página de forma indirecta.

Tener un nombre de dominio memorable y de confianza beneficia al SEO de tu sitio porque es más probable que la gente haga clic y enlace con él.

Cómo elegir la mejor extensión de dominio para tu sitio web

Elegir un nombre de dominio -incluida la extensión- es una decisión importante.

Al fin y al cabo, ahí es donde vivirá tu sitio web a partir de ahora. Sigue estas buenas prácticas para elegir la extensión de dominio que más beneficie a tu sitio web.

En caso de duda, elige el .com

Para la mayoría de los sitios web, el viejo y fiable . com es el camino a seguir. La gente reconoce y confía en el .com. Si tuvieran que adivinar el sitio web de tu marca, probablemente empezarían por tunombredemarca.com.

Hay algunos casos en los que tiene sentido utilizar una extensión diferente.

Si tu organización pertenece a una categoría que tiene una extensión de dominio bien conocida, puedes utilizarla. Por ejemplo, una organización sin ánimo de lucro debería usar .org, y una universidad estadounidense debería usar .edu.

Experimente un soporte excepcional de alojamiento de WordPress con nuestro equipo de soporte de clase mundial. Chatee con el mismo equipo que respalda a nuestros clientes de Fortune 500. Vea nuestros planes

Algunas empresas quieren destacar su ubicación. Si están en Canadá, pueden elegir .ca (pero .com es mejor si operan a nivel mundial).

Aunque el .com es la mejor extensión de dominio para las marcas, el nombre de tu marca también es fundamental.

Entonces, ¿qué haces si tunombredemarca.com no está disponible?

Elegir una extensión diferente puede tener sentido. En la mayoría de los casos, deberías optar por algo familiar para la gente, como .net.

Hazlo memorable

Si la gente sigue un enlace a tu sitio web, la URL no importa mucho.

Pero tal vez hayan estado en tu sitio antes y quieran volver a visitarlo. O tal vez, hayan oído hablar del sitio web a través de un amigo.

En ese caso, deben recordar tu nombre de dominio.

Cuando se trata de memorabilidad, el .com gana. Los dominios que utilizan el .com son más de un 33% más memorables que las URL que utilizan otros dominios de primer nivel. Cuando la gente olvida un dominio, es 3,8 veces más probable que asuma que termina en .com que en cualquier otra cosa.

Sin embargo, algunas de las nuevas extensiones de TLD permiten a las empresas crear dominios memorables y más creativos. Por ejemplo, si tu negocio es Pasta Guru, ahora podrías registrar pasta.guru (alguien ya ha registrado ese dominio).

A screenshot of trust ratings from growthbadger
¿Hasta qué punto son fiables y memorables las extensiones de dominio? (Fuente: GrowthBadger)

Deja claro el propósito de tu sitio web

Las extensiones de dominio se crearon inicialmente para clasificar los sitios según su finalidad o tipo.

Aunque las cosas son más flexibles hoy en día, tu nombre de dominio sigue dando a los visitantes una pista sobre la finalidad de tu sitio.

La extensión por defecto es .com, que puede utilizarse para casi todo. Pero si eliges una extensión diferente, asegúrate de que dará a los visitantes la impresión correcta de lo que es tu sitio web.

Evita los dominios que suenen sospechosos

¿Es más probable que des los datos de tu tarjeta de crédito a buywidgets.com o a buywidgets.zip?

Si has elegido el primero, no eres el único.

La gente tiende a desconfiar de determinadas extensiones de dominio, a menudo con razón. Hay extensiones de las que los sitios de spam se han apoderado casi por completo.

Entonces, ¿cómo evitar un nombre de dominio que suene mal?

A menos que puedas optar a algo como .gov o .mil, lo mejor es que te quedes con (lo has adivinado) .com.

a list of safe vs shady domain extensions
Extensiones de dominio seguras vs. sospechosas. (Fuente: Softpedia)

¿Puedes inventar tu propia extensión de dominio?

Con todas estas palabras locas al final de las URL, ¿podrías inventarte las tuyas propias?

Técnicamente, la respuesta es sí. Puedes solicitar el registro de una nueva extensión de dominio genérico (gTLD). Aunque, para la mayoría de los particulares y propietarios de pequeñas empresas, no es una opción realista.

En primer lugar, no puedes solicitarlo en cualquier momento: tienes que esperar a que la ICANN abra las solicitudes. Nadie sabe cuándo ocurrirá eso, pero muchos suponen que será en 2022.

Quizá estés dispuesto a esperar tanto tiempo. A continuación, tendrás que pagar una tasa de solicitud. Durante el último periodo de registro, esa tasa era de 185.000 dólares.

Si te parece una buena inversión para asegurar la extensión de dominio única de tu marca, puedes empezar a rellenar la solicitud. La ICANN tiene una lista de requisitos que deberá cumplir tu extensión de dominio. Por ejemplo, no puede ser «confusamente similar» a otro TLD.

También necesitarás la capacidad técnica para actuar como registro de todos los sitios que utilicen esta extensión.

En otras palabras, tunombredemarca.com funcionará bien para tu sitio web.

Cómo registrar una extensión de dominio

Puedes elegir tu extensión de dominio cuando registres tu nombre de dominio.

No todas las extensiones de dominio están disponibles en todos los registradores de dominios. Sin embargo, los principales registradores como Google Domains, GoDaddy y Namecheap tendrán muchos TLD, incluidos los más comunes.

Algunas extensiones serán probablemente más caras que otras. Si has elegido un nombre de dominio y una extensión que sabes que están disponibles, puedes comparar con algunos registradores para ver quién ofrece el mejor precio.

A list of domain extension options at NameCheap
Opciones de extensión de dominio en NameCheap.

Algunas extensiones de dominio menos comunes sólo se ofrecen en registradores especializados.

Si no encuentras un lugar donde registrar tu extensión preferida, puedes intentar averiguar quién se encarga de ella. Para ello, visita esta lista de TLDs. Haz clic en la extensión que quieras y desplázate hacia abajo hasta «Información del Registro»

Deberías ver un enlace a la organización que registró la extensión. En algunos casos, será un registrador de dominios que puedes utilizar.

El gTLD también puede pertenecer a una marca u organización que planea mantener la extensión para sí misma.

¿Se puede cambiar una extensión de dominio?

¿Desearías haber elegido una extensión de dominio diferente para tu sitio web?

Puedes cambiarla estableciendo una redirección 301. Las redirecciones 301 permiten a los motores de búsqueda saber que la página que quieres enviar a los visitantes se ha movido.

En primer lugar, tendrás que registrar tu nuevo nombre de dominio y crear un clon de tu sitio con la extensión actualizada. Luego redirigirás todas tus URLs a la última versión.

Aquí tienes un práctico tutorial para redirigir tu sitio de WordPress a un nuevo dominio.

Cambiar el nombre de tu dominio puede afectar temporalmente al SEO. Pero si lo haces bien, tus rankings deberían volver a la normalidad rápidamente.

¿Te preguntas para qué sirven esas letras al final de una dirección web? 🤔 Sumérgete en el tema aquí ⬇️Clic para Tuitear

Resumen

Puede que sólo sean unas breves letras al final de tu nombre de dominio, pero la extensión de tu dominio es una parte esencial de tu sitio web.

Puede hacer que la URL del sitio web parezca fiable y memorable, o todo lo contrario. Puede marcar la diferencia en el coste de creación y mantenimiento de tu sitio web. Y puede dar a los visitantes información sobre tu sitio web.

El uso de las extensiones de dominio ha cambiado con el tiempo, y seguirá cambiando.

En el futuro, los nuevos TLD podrían superar a los antiguos estándares. .io podría ser la extensión para todas las empresas tecnológicas. Pero hoy en día, un TLD probado como .com o .org sigue siendo tu mejor opción.

¿Acabas de registrar tu nuevo nombre de dominio? Vamos a ponerlo en marcha. Añádelo a tu sitio Kinsta.


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 35 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.