Los microservicios y las API se están haciendo famosos en todo el espacio de desarrollo de software con la creciente necesidad de producir aplicaciones escalables, seguras y flexibles en tiempos más rápidos.

Las demandas de los clientes están cambiando rápidamente, y esperan soluciones de software que les faciliten la tarea y les proporcionen comodidad.

Los enfoques tradicionales con arquitectura monolítica limitan a los desarrolladores a la hora de innovar. Debido a su rígida composición, hacer cambios en una aplicación puede ser difícil.

Pero si quieres que tu aplicación se esfuerce, debes añadir nuevas y mejores características y funcionalidades para satisfacer las necesidades de los clientes.

Aquí es donde la arquitectura de microservicios y las API pueden ayudar.

Microservicios vs. API: ¿cuál es la diferencia y cómo funcionan? 🤔 Aprende más aquí ✅Clic para Tuitear

Pero mucha gente confunde entre ellas, y a la hora de desarrollar una aplicación de software, no sabe cuál le conviene.

Este artículo comparará los microservicios frente a las API con el objetivo de poner fin a toda tu confusión para que puedas decidir la mejor forma de construir y desplegar tu aplicación.

Empecemos la comparación.

¿Qué son los microservicios?

Los microservicios son servicios más pequeños y débilmente acoplados que puedes desplegar de forma independiente. Aquí, los «servicios» se refieren a diferentes funciones de una aplicación.

Así, en una arquitectura de microservicios, las funciones de una aplicación se dividen en muchos componentes más pequeños que sirven para fines específicos. Estos componentes o servicios son de grano fino y suelen tener pilas tecnológicas, métodos de gestión de datos y bases de datos independientes. Pueden comunicarse con otros servicios de la aplicación a través de API REST, brokers de mensajes y streaming.

La arquitectura de microservicios es un enfoque eficaz para construir aplicaciones. Como los servicios están débilmente acoplados y distribuidos, incluso si algo ocurre en uno de los servicios, no afectará al resto del sistema, a diferencia de los enfoques tradicionales.

El acoplamiento débil ayuda a reducir las complejidades y dependencias de una aplicación. Así, los equipos de desarrollo pueden acelerar el proceso de desarrollo de nuevos componentes de la aplicación y satisfacer las crecientes necesidades del negocio.

En este caso, los términos «microservicios» y «microservicio» son distintos entre sí. Un microservicio representa la funcionalidad principal de una aplicación y se ejecuta de forma independiente. Por otro lado, el término «microservicios» significa la arquitectura completa para construir una aplicación. Va más allá de las funciones básicas y el acoplamiento débil: también reestructura tus procesos de desarrollo y comunicaciones para permitir la integración de nuevas funciones, proporcionar escalabilidad y prepararte para los fallos y problemas.

Componentes de los microservicios

Los principales componentes de los microservicios son la API, la lógica empresarial, la capa de acceso a los datos y la base de datos. Veamos la versión ampliada de los distintos componentes:

  • Clientes: Pueden ser aplicaciones, sitios web u otros servicios. La arquitectura de microservicios incluye varios tipos de clientes para manejar algunas tareas como realizar una búsqueda, configurar, construir, etc.
  • Pasarela de la API: Es el punto de entrada de los clientes para que puedan reenviar las peticiones a los servicios adecuados. La razón de utilizar una pasarela API es que los clientes no llaman directamente a los servicios. El uso de pasarelas de API ofrece muchas ventajas, como mantener los servicios actualizados, proporcionar equilibrio de carga, seguridad, etc.
  • Proveedores de identidad: Las solicitudes de los clientes se envían a los proveedores de identidad para que las autentifiquen y las comuniquen a los servicios internos a través de una pasarela API.
  • Manejo de datos: Los microservicios tienen bases de datos privadas para almacenar su información e implementar la funcionalidad del negocio.
  • Mensajería: Los microservicios interactúan entre sí mediante mensajes para gestionar las peticiones de los clientes. Estos mensajes pueden ser de dos tipos: sincrónicos, en los que el servidor espera obtener una respuesta en tiempo real, o asíncronos, en los que el cliente no espera ninguna respuesta antes de actuar.
  • Contenido estático: Los microservicios, tras comunicarse entre sí, despliegan otro contenido estático en un servicio de almacenamiento en la nube para permitir la entrega directa del contenido a los clientes mediante una red de entrega de contenidos (CDN).
  • Entrega de servicios: Es una guía de microservicios para encontrar rutas de comunicación entre los microservicios. Gestiona una lista de servicios donde se encuentran los nodos.

Ejemplos de microservicios

Las principales organizaciones, como Amazon, Netflix, PayPal, Twitter, etc., han evolucionado de la arquitectura monolítica tradicional a los microservicios. Esta arquitectura les ha ayudado a alcanzar un mayor éxito al ofrecer un escalado sin fisuras, agilidad empresarial y grandes beneficios.

Tomemos el ejemplo de Amazon. Este sitio de venta al por menor tenía una aplicación monolítica en la década de 2000. Por tanto, si sus desarrolladores necesitaban escalar o actualizar los sistemas de Amazon, era difícil y les exigía gestionar las dependencias con mucho cuidado cada vez que se trataba de una aplicación monolítica con múltiples componentes y niveles muy unidos.

Por tanto, restringía la flexibilidad y aumentaba la complejidad a medida que la aplicación crecía con su mayor base de código. Esto creó una sobrecarga para los equipos de desarrollo y desaceleró su proceso de desarrollo. Por lo tanto, tuvieron problemas para satisfacer las demandas de escalado y las expectativas de los clientes.

Así que adoptaron la arquitectura de microservicios. En primer lugar, analizaron cuidadosamente todo su código fuente y luego extrajeron las unidades de código que servían a una única funcionalidad. A continuación, envolvieron esas unidades de código en una interfaz de servicio basada en la web. Por ejemplo, construyeron un servicio de pago independiente, otro componente único para la opción «comprar».

Además, Amazon también asignó la propiedad de un servicio a los desarrolladores para que vieran los problemas de cerca y los resolvieran.

Tipos de microservicios

Los microservicios pueden clasificarse en dos grandes tipos: microservicios sin estado y con estado.

  • Microservicios sin estado: Son los bloques de construcción de los sistemas distribuidos. No mantienen ni almacenan ningún estado de sesión entre dos peticiones, de ahí el nombre de microservicios «sin estado». Además, aunque se elimine una instancia de servicio, la lógica general de procesamiento del servicio no se ve afectada. Por eso los sistemas distribuidos aprovechan los microservicios sin estado.
  • Microservicios con estado: Los microservicios con estado mantienen o almacenan estados de sesión o datos en el código. Los microservicios que se comunican entre sí siempre mantienen las peticiones de servicio.

Los microservicios sin estado se utilizan más ampliamente, pero puedes utilizar los con estado para múltiples escenarios.

Por ejemplo, supongamos que un cliente hace un pedido. Aquí «pedido» representa un microservicio. Entonces, el servicio de pedido empieza a comprobar el estado del producto utilizando otro servicio, el de inventario. Cuando cada solicitud es independiente de las solicitudes futuras o anteriores, significa que el sistema sigue una arquitectura sin estado.

Cuando intentes obtener la información del producto a través de una llamada, obtendrás el mismo resultado independientemente de las peticiones anteriores o del contexto. E incluso si un pedido falla, no pondrá en peligro el procesamiento general del negocio. Otro microservicio estará preparado para mantener el proceso en marcha.

¿Los microservicios son RESTful?

Bueno, no necesariamente. Repasemos brevemente las diferencias:

  • Microservicios: Es una colección de funciones y servicios que actúan como bloques de construcción de una aplicación.
  • API RESTful: Representan los protocolos, comandos y reglas para integrar todos los microservicios en una sola aplicación.

Los microservicios tienen que ver con el estilo de diseño y la arquitectura de una aplicación, y puedes construir microservicios con o sin usar una API RESTful. Dicho esto, el uso de RESTful facilitará mucho el desarrollo de microservicios débilmente acoplados.

La API RESTful surgió antes que los microservicios. Supone que todos los objetos tienen interfaces uniformes y son completamente agnósticos en cuanto al lenguaje y están débilmente acoplados. Aquí, la semántica y las interfaces siguen siendo las mismas, y la implementación de la API puede cambiar fácilmente en cualquier momento sin afectar a los consumidores. Por lo tanto, RESTful y los microservicios pueden resolver problemas diferentes, pero pueden funcionar juntos.

¿Qué es una API?

La interfaz de programación de aplicaciones (API) es un intermediario de software entre dos aplicaciones que interactúan entre sí. Conecta dos ordenadores o programas informáticos a través de una interfaz.

No confundas esta interfaz con la interfaz de usuario, que conecta a una persona con un ordenador o programa informático. La API conecta piezas de software y ordenadores entre sí y no es para que la utilice directamente el usuario final, salvo el programador que quiera integrarla en una solución de software.

Las API simplifican la programación y, de hecho, pueden ocultar los detalles internos de un sistema, como su funcionamiento, y exponer partes útiles para un programador, manteniendo la coherencia de las partes a pesar de los cambios internos. Hoy en día puedes encontrar una gran variedad de API para diversos fines, como sistemas operativos, bibliotecas de software, lenguajes de programación, hardware informático, etc.

Además, construir una API requiere que sigas una norma o documento llamado especificación de la API que te indica cómo usar o construir una API.

Las API constan de muchas partes diferentes que actúan como una colección de servicios o herramientas para el uso del programador. El programador o el programa que utiliza estas partes debe hacer primero una «llamada» o solicitud. Estas llamadas se denominan peticiones, métodos, puntos finales o subrutinas. Puedes hacer cuatro tipos de peticiones con la API: GET, PUT, DELETE y POST.

Componentes de una API

Las API incluyen especificaciones técnicas que explican el intercambio de datos entre servicios mediante solicitudes de procesamiento y entrega de datos. También tienen una interfaz de software que permite a las aplicaciones intercambiar información. Las API también tienen:

  • Protocolos: Son un conjunto de reglas para definir la forma en que las aplicaciones interactúan entre sí, como HTTP, SOAP, XML-RPC, REST, etc.
  • Formato: Es el estilo de intercambio de datos entre aplicaciones. Define cómo la API recuperará los datos y los suministrará a los consumidores. La API puede hacer peticiones a través de un protocolo y recuperar información en un formato determinado, como la respuesta XML o JSON.
  • Procedimientos: Son tareas o funciones específicas que realiza una aplicación.
  • Herramientas: Se utilizan para construir API. Puedes encontrar muchas herramientas disponibles para construir, probar y gestionar tus API, como AWS, IBM Cloud, SoapUI, JMeter, etc.

Tipos de API

Las API son de diferentes tipos en función de distintos parámetros. Según la política de publicación, las API se clasifican en tres tipos: públicas, privadas y de socios.

API públicas

Están disponibles para su uso por cualquier usuario o desarrollador de terceros y te permiten aumentar el conocimiento y los ingresos de tu marca con una ejecución adecuada. Son de dos tipos: abiertas y comerciales.

  • API abierta: Las funciones son públicas, y la gente puede utilizarlas libremente sin ninguna restricción o aprobación del editor. Su documentación y descripción también deben estar disponibles para su uso público para crear nuevas aplicaciones.
  • Las API comerciales están disponibles para su uso público, pero es posible que tengas que pagar ciertas tasas por utilizarlas. Muchos editores ofrecen una prueba gratuita de las API durante un periodo limitado antes de pagar una cuota de suscripción.

API privadas

Las API públicas están diseñadas para mejorar los servicios y soluciones dentro de una empresa. Sus desarrolladores pueden utilizarlas para integrar aplicaciones y sistemas informáticos y construir aplicaciones y sistemas utilizando los sistemas existentes.

Aunque las aplicaciones están disponibles para su uso público, la interfaz de la app sólo está disponible para las personas que trabajan con el propietario de la API. Esto permite a los editores o propietarios de la API controlar el uso de la misma y salvaguardar su integridad.

API de socios

Las API de socios pueden promocionarse abiertamente, pero sólo se comparten con los socios comerciales del editor que hayan firmado un acuerdo mutuo. Las API de socios se utilizan habitualmente para la integración de software.

Una empresa puede conceder a sus socios el acceso a determinadas capacidades o datos, al tiempo que supervisa los aspectos clave. Controlará continuamente cómo se utilizan los activos compartidos, gestionará la identidad corporativa en todas las aplicaciones y se asegurará de que los terceros que utilicen sus API ofrezcan una buena experiencia de usuario.

En función de los casos de uso, las API son de diferentes tipos:

API web

Las API web son un tipo común de API que proporciona una funcionalidad legible por la máquina y la transferencia de datos entre dos o más servicios o sistemas basados en la web que representan una arquitectura cliente-servidor. Se utilizan principalmente para entregar las respuestas del servidor y las solicitudes de las aplicaciones web mediante el Protocolo de Transferencia de Hipertexto (HTTP).

Las API web ayudan a ampliar la funcionalidad de una aplicación o sitio web. Por ejemplo, puedes utilizar la API de Google Map para añadir a tu sitio web un mapa con la ubicación de tu organización.

API del sistema operativo

Las API del sistema operativo (SO) definen cómo una aplicación puede utilizar los servicios y recursos de un sistema operativo. Cada sistema operativo comprende diferentes API, como la API de Windows.

API de la base de datos

Las API de bases de datos se utilizan para que una aplicación interactúe con un sistema de gestión de bases de datos (SGBD). Tus desarrolladores pueden aprovechar las bases de datos, escribir consultas para acceder a los datos, modificar tablas y realizar otras acciones.

API remotas

Las API remotas son normas de comunicación para aplicaciones que se ejecutan en varias máquinas. Se llaman «remotas» porque una solución de software puede acceder a recursos externos desde un dispositivo que hace una petición.

En esta disposición, dos aplicaciones remotas se comunican entre sí a través de una red (Internet). De ahí que se haya desarrollado un gran número de API remotas siguiendo un estándar web. Ejemplos de API remotas pueden ser la API de invocación de métodos remotos de Java.

Las API también pueden ser de más tipos:

  • API REST: La API REST o API RESTful están diseñadas para hacer peticiones y recibir respuestas HTTP. Se basan en varios comandos HTTP: GET, POST, PUT y DELETE.
  • API RPC: La API de llamada a procedimiento remoto (RPC) son las primeras API diseñadas para ejecutar un bloque de código en diferentes servidores. Se transforman en API Web cuando se utilizan a través de HTTP.
  • API SOAP: El Protocolo Simple de Control de Acceso a Objetos (SOAP) se refiere a un protocolo estándar que depende de la programación y de los sistemas basados en XML y tiene datos más caros y grandes. Ofrecen un alto nivel de seguridad y se utilizan mucho en aplicaciones basadas en las finanzas.

Ejemplos de API

Las API están en todas partes. Se utilizan en servicios, soluciones de software, sitios web y muchas otras vías. Veamos algunas de las API más populares como ejemplo. Su objetivo puede ser el mismo, pero pueden utilizar especificaciones y protocolos diferentes.

  • API de comercio electrónico: Las API de comercio electrónico son de diferentes tipos. Pueden ayudar a mostrar productos en un sitio de compras, enviar productos, gestionar pedidos y pagos, convertir monedas, etc. Ejemplos:
    • Las API de datos de productos ayudan a recopilar la información de los productos de tu sitio web para tus visitantes.
    • Las API de pago recogen los pagos electrónicos de tu sitio o aplicación actuando como intermediario entre el procesador de pagos y tu sitio.
    • Las API de envío pueden calcular los gastos de envío en función de la distancia para tus usuarios.
  • WeatherAPI: La WeatherAPI es un excelente ejemplo de API, que sirve como solución gratuita de información meteorológica y de geolocalización. Las API del tiempo sirven para varios propósitos, como búsquedas de TI, previsiones meteorológicas, astronomía, zona horaria, deportes, etc.
  • API de Yelp: Se trata de una API basada en GraphQL para recopilar las opiniones y recomendaciones de los clientes que utilizan los restaurantes, tiendas, hoteles y otros establecimientos para entender cómo perciben los clientes un negocio. También ayuda a los clientes a leer las reseñas públicas y decidir si consideran el negocio para su uso posterior o no.

Otros ejemplos son comprar en línea, jugar a juegos en línea, navegar por las redes sociales, utilizar una aplicación bancaria, detectar información de un sitio, y muchas otras cosas que haces con Internet.

Microservicios vs API: ¿Cómo funcionan?

Después de haber hablado de los microservicios frente a las API en términos de lo que son en realidad, vamos a comparar cómo funcionan realmente.

¿Cómo funcionan los microservicios?

Para entender cómo funcionan los microservicios, volvamos al pasado.

El desarrollo de software tradicional, que aún continúa en muchas organizaciones, utiliza una arquitectura monolítica. Un «monolito» se refiere a una única y gran aplicación que contiene toda su funcionalidad y características y que lo almacena todo en un solo lugar.

Esto significa que todos los componentes de una aplicación, incluida la lógica empresarial, el acceso a los datos y la interfaz de usuario, se almacenan en el mismo lugar.

Este desarrollo de software es, de hecho, fácil y resulta natural. Por eso muchos siguen optando por él. Sin embargo, se vuelve complicado si quieres añadir más funcionalidad a tu aplicación para hacerla atractiva o aumentar su finalidad, usabilidad, seguridad, etc. Añadir más funcionalidad a la base de código existente puede aumentar la complejidad y el tamaño del monolito, lo que invita a diversos problemas, como:

  • El cambio puede afectar a la aplicación en general, incluso si quieres hacer un pequeño cambio. Es posible que tengas que volver a desplegar toda la aplicación, lo cual es arriesgado y consume tiempo y recursos.
  • Debido a su estructura fuertemente acoplada, los monolitos no son flexibles. Por lo tanto, también restringe la pila tecnológica, especialmente cuando la aplicación escala. Te puede resultar difícil cambiar tu pila tecnológica y puedes verte obligado a utilizar las viejas tecnologías con tantos problemas subyacentes.
  • Es arriesgado porque si se deja sin cubrir alguna vulnerabilidad y se compromete esa parte, el ataque puede extenderse por toda la aplicación, comprometiendo toda la aplicación y sus datos.

Por lo tanto, dividir las funciones de una aplicación en diferentes partes parece un enfoque excelente para abordar todas estas cuestiones, que es exactamente lo que hacen los microservicios. Entendamos cómo se pone en marcha la arquitectura de microservicios.

En una arquitectura de microservicios, las aplicaciones se estructuran en servicios reutilizables y discretos que se comunican a través de una API. Cada servicio se organiza en torno a un proceso de negocio concreto y se adhiere a un protocolo de comunicación como el HTTP. Estos servicios más pequeños se integran por separado con sus dependencias y otros datos en la aplicación.

Así, si quieres hacer algún cambio en una funcionalidad, puedes hacerlo sin afectar a las demás partes de la aplicación con facilidad.

Estas capacidades hacen que los microservicios sean deseables para los enfoques modernos de desarrollo de software como DevOps. Aunque la arquitectura de microservicios no es del todo un concepto nuevo, ya que evolucionó a partir de los enfoques tradicionales y de la Arquitectura Orientada a Servicios (SOA), ahora está muy extendida debido a los recientes avances tecnológicos, como la contenedorización.

Utilizando contenedores de Linux, puedes ejecutar fácilmente varias partes de la aplicación por separado en un único hardware con mayores controles.

¿Cómo funcionan las API?

La interfaz de programación de aplicaciones (API) proporciona respuestas del usuario a los sistemas y envía las respuestas de vuelta a los usuarios.

Esta es la versión más sencilla de exponer cómo funciona una API, pero en el fondo suceden muchas cosas. Una API permite a un desarrollador hacer una petición o llamada para transferir información. Esta interacción se produce a través de la programación JSON. También realiza muchas acciones, como añadir y eliminar datos, recoger información y actualizar detalles. Se hace a través de cuatro comandos:

  • GET: Recoger información
  • PUT: Actualizar datos
  • DELETE: Eliminar algo (como la información del producto)
  • POST: Crear algo (como una nueva entrada en el blog)

Sin las API, muchas de las cosas divertidas que haces en Internet no serían posibles, como jugar a videojuegos en línea, pedir productos en tiendas virtuales, encontrar el perfil de Facebook de un amigo perdido hace tiempo, etc.

La API funciona como una interfaz intermedia para permitir que dos aplicaciones interactúen entre sí y satisfagan tu petición.

Por ejemplo, cuando quieres pedir accesorios para bicicletas en Amazon, visitas la aplicación y pones el artículo en tu cesta. A continuación, la interfaz te llevará a la dirección de entrega y a la página de pagos para que los introduzcas.

Aquí es donde tiene lugar la comunicación entre aplicaciones, gracias a la API. Por ejemplo, si has elegido Google Pay como procesador de pagos, la aplicación enviará tus credenciales bancarias a otra aplicación para su verificación. Una vez verificadas y confirmadas, la segunda aplicación lo notificará a Google Pay para que complete la transacción.

¿Luchando con el tiempo de inactividad y los problemas de WordPress? Kinsta es la solución de alojamiento diseñada para ahorrarle tiempo! Vea nuestras características

Una vez que hayas introducido tu PIN y hayas procedido a la transacción, Google Pay facilitará el intercambio de datos y completará el pago. En ese momento, se realizará tu pedido.

Al permitir que los productos y servicios de software se comuniquen entre sí, las API simplifican el desarrollo de aplicaciones, el dinero y el tiempo. Las API te dan la flexibilidad y el control del diseño para innovar.

Microservicios vs API: Beneficios de cada uno

Comparemos los microservicios frente a las API en cuanto a lo beneficiosos que son para los desarrolladores, los usuarios finales y las empresas.

Beneficios del uso de microservicios

Dividir las funciones de una aplicación en servicios más pequeños o microservicios tiene muchas ventajas. Exploremos cada una de ellas.

  • Modularidad: Significa dividir los servicios en diferentes módulos con su propio conjunto de funcionalidades y dependencias para que una aplicación sea fácil de desarrollar, probar y comprender. Reduce las complejidades y dificultades a las que se enfrentan las empresas con el enfoque de desarrollo de software monolítico.
  • Desarrollo distribuido: La arquitectura de microservicios agiliza el proceso de desarrollo, ya que se puede dar a equipos más pequeños la responsabilidad de desarrollar, probar, desplegar y hacer crecer los servicios por separado y en paralelo.
  • Escalabilidad: En los microservicios se aplica un enfoque poco acoplado, que separa la lógica empresarial, la capa de acceso a los datos y la base de datos. En cambio, los microservicios pueden desarrollarse y desplegarse independientemente para realizar sus tareas y pueden escalarse fácilmente. Gracias al escalado preciso, puedes escalar sólo aquellos componentes que desees.
  • Despliegue independiente: Como los servicios son pequeños y pueden desplegarse de forma independiente, cualquier cambio que hagas no afectará a toda la aplicación. Así, cuando quieras actualizar una característica, puedes coger un microservicio para empezar a trabajar directamente en él y desplegarlo sin tener que volver a desplegar la aplicación completa.
  • Integración sin fisuras: Con los microservicios, puedes realmente modernizar tu aplicación monolítica actual. Esto puede hacerse mediante la integración de sistemas heredados y heterogéneos. Los microservicios también son fáciles de integrar con muchas tecnologías y herramientas para ayudar a mejorar las características, la funcionalidad y la seguridad de tu aplicación.
  • Flexibilidad: Los microservicios te proporcionan una mayor flexibilidad. Eres libre de utilizar cualquier pila tecnológica con lenguajes de programación, bibliotecas, marcos de trabajo y otras herramientas si son compatibles con diferentes componentes o servicios. Por lo tanto, puedes construir los servicios más recientes y avanzados para complementar tu aplicación con las últimas funciones y características de seguridad.
  • Seguridad: La arquitectura de microservicios ayuda a aumentar la seguridad de tu aplicación. Están hechos para hacer frente a compromisos y fallos. Como varios tipos de servicios se comunican dentro de esta arquitectura, un servicio puede fallar debido a problemas del servidor, ciberataques, etc. Incluso si uno de los servicios falla, no hará caer toda la aplicación; las otras partes seguirán funcionando como se espera.
  • Enrutamiento simple: Los microservicios siguen un enfoque de enrutamiento simple para recibir peticiones y transmitir respuestas en consecuencia. Los microservicios se desarrollan con puntos finales o clientes inteligentes que pueden procesar la información sin problemas y aplicar la lógica empresarial según los requisitos. Sin embargo, otras estrategias como los Buses de Servicios Empresariales (ESB) no hacen esto. Utilizan sistemas de alta tecnología para aplicar políticas de negocio y enrutamiento de mensajes.
  • Mayor productividad: En una metodología de desarrollo distribuido en la que se dividen las responsabilidades, ayuda a aumentar la productividad de la organización. Una tarea grande puede dividirse en tareas más pequeñas que parecen fáciles de realizar con precisión.
  • Mantenimiento y depuración más fáciles: La creación de servicios más pequeños es más fácil de codificar y depurar para los desarrolladores. Pueden analizar el conjunto de servicios rápidamente para detectar errores y problemas, en contraste con la escena en la que tenían que analizar una aplicación masiva con todas sus dependencias y características.
  • Tiempo de comercialización más rápido: Como resultado de un desarrollo de código, pruebas, depuración y despliegue más rápidos, al tiempo que se garantiza la calidad, tu tiempo de salida al mercado será más rápido. Podrás aprovechar los comentarios tempranos y mejorar tu aplicación más rápidamente en lugar de desplegarlo todo a la vez. Esto te ayudará a producir aplicaciones de calidad que los clientes adoren usar.

Aunque los microservicios parecen un enfoque eficaz que puede ofrecerte muchas ventajas (y así es), también existen algunos retos.

  • Pasar de una arquitectura monolítica tradicional a los microservicios puede ser complejo, con muchos servicios, equipos y despliegues.
  • Las nuevas versiones de software pueden plantear problemas de retrocompatibilidad
  • Más redes invitarán a más problemas de conectividad y latencia
  • El registro de datos puede ser una carga

Sin embargo, DevOps puede resolver muchos de estos problemas; puede tener sus propios desafíos. El cálculo de los riesgos y los beneficios sigue pesando mucho más que los riesgos.

Beneficios del uso de las API

Las API se han convertido en algo crucial en el mundo empresarial moderno, ya que la gente aprovecha Internet y los servicios como nunca antes. He aquí algunas de las ventajas de las API:

  • La velocidad: Las API ofrecen una velocidad increíble para diversas tareas, tanto para las empresas como para los usuarios. Ayudan a acelerar las operaciones para ofrecer agilidad a las empresas y reducir las molestias a los clientes. Por ejemplo, si quieres pedir algo online, puedes ir directamente a tu aplicación y comprobar si el artículo está disponible o no.
  • Escalabilidad: Si eres un negocio en crecimiento, lo primero que debes asegurarte es si tu pila tecnológica es escalable o no. Te ofrecerá la oportunidad de hacer crecer tu negocio con el tiempo. El uso de una API te dará una enorme flexibilidad y escalabilidad para ampliar tus productos, aumentar el número de catálogos, gestionar el aumento de datos y manejar los crecientes riesgos de seguridad.
  • Seguridad: El uso de las API es una gran manera de mejorar la seguridad de tu aplicación. La razón es que cuando haces una llamada a la API, no estás conectado directamente a un servidor web. En su lugar, estás enviando una pequeña cantidad de datos que la API entrega al servidor y recibe respuestas de éste. Por lo tanto, tu aplicación permanece a salvo de los atacantes.
  • Aumenta la productividad: El uso de API permitirá a los desarrolladores implementar más funcionalidades rápidamente. En lugar de hacerlo desde cero. Ahorrará mucho tiempo y esfuerzo a la empresa y a los desarrolladores, que podrán dedicar tiempo a la innovación.
  • Reduce el coste de TI: Crear una aplicación, por pequeña o grande que sea, implica una inversión importante. Necesitarás tecnologías, herramientas y personas, además de otros recursos para apoyar tu proceso de desarrollo. Pero puedes evitarlos todos una vez utilizando una API adecuada para construir tu aplicación o mejorar su funcionalidad sin gastar una fortuna.
  • Promueve la colaboración: Mantener una conectividad y comunicación fluida y segura se ha convertido en un problema para las organizaciones debido al aumento de los riesgos de seguridad. Pero el uso de API privadas puede ayudar a impulsar las comunicaciones y la colaboración en tu equipo u organización.
  • Impulsa la innovación: La fuerte competencia en todos los sectores verticales ha hecho que la innovación sea crucial para las empresas. Además, las demandas de los clientes están cambiando, pero las empresas deben esforzarse por satisfacerlas.
  • Mejora la experiencia del cliente: Las API también son beneficiosas para los usuarios finales. Ayudan a los clientes a interactuar con las empresas sin problemas y hacen que éstas comprendan sus retos, preferencias e intereses. A su vez, las empresas pueden tomar estas aportaciones para trabajar en ellas y mejorar sus productos y servicios, a la vez que presentan soluciones innovadoras para satisfacer sus demandas.

Con las API, las empresas también pueden personalizar las experiencias de los clientes, lo que es un factor clave para determinar su éxito. Por ejemplo, puedes utilizar API basadas en inteligencia artificial (IA) para analizar el recorrido de compra de tus clientes, desde que visitaron tu sitio web hasta que finalmente te compraron. Esto te ayudará a trazar sus dificultades y a resolverlas, así como a añadir nuevas funcionalidades, como más opciones de pago, para facilitarles la compra.

Al igual que los microservicios, las API también conllevan ciertos retos, a pesar de ofrecer increíbles beneficios, como por ejemplo

  • No todas las API son seguras, lo que constituye la principal preocupación de las organizaciones al utilizarlas. Puede hacer que tu aplicación sea vulnerable a los ciberataques. Por tanto, si quieres utilizar una API, elígela con cuidado, teniendo en cuenta sus aspectos de seguridad y cumplimiento.
  • Las API pueden hacer que el rendimiento de tu aplicación dependa de su funcionamiento. Por lo tanto, si la API tiene algunos problemas, afectará al rendimiento de tu aplicación, aunque tu aplicación no tenga ningún problema en sí misma. Esto implica que si la API es comprometida por un atacante, tus datos también pueden serlo.
  • Las API son tan buenas que las organizaciones pueden acabar utilizando muchas, incluso cientos de ellas. Ahora bien, el problema es que cuando funcionan varias API con sus servicios, dependencias y puntos finales, puede resultar difícil para la organización manejarlas. Puedes sentirte abrumado para controlar el uso de las API en tu organización, supervisar los datos y proteger su seguridad.

Microservicios vs API: ¿Para qué se usan?

A continuación, comparamos los microservicios frente a las API en función de sus usos.

Usos de los microservicios

Algunos de los muchos casos de uso de los microservicios son

  • Modernizar las aplicaciones heredadas: Las empresas modernas deben adoptar tecnologías ágiles y abandonar los sistemas heredados para satisfacer las últimas demandas y estar preparadas para el futuro. Y para construir una infraestructura de TI robusta y avanzada, necesitas refactorizar tu infraestructura actual con microservicios. Esto te permitirá desplegar aplicaciones de pila completa y soluciones de software que puedan escalar en función de las demandas.
  • Aplicaciones que ofrecen servicios de terceros: Las aplicaciones que ofrecen soluciones y servicios de terceros, como plugins, herramientas de análisis, soluciones de monitorización, herramientas de seguridad, aplicaciones de transferencia de datos, etc., requieren grandes recursos computacionales como la CPU y la RAM. Necesitan estos recursos para sus operaciones, ya que implican una lógica compleja y son más extensas. Además, necesitan un tiempo de actividad muy alto para seguir sirviendo a los usuarios.
  • DevOps: El modelo DevOps utiliza los microservicios como uno de sus componentes clave. En realidad, estas dos tecnologías se complementan mucho entre sí y funcionan a la perfección para proporcionar muchas ventajas a las empresas. El objetivo de DevOps es acelerar el ciclo de vida del desarrollo de software al tiempo que se garantiza la calidad, y los microservicios ayudan a los equipos de desarrollo a hacer precisamente eso.
  • Big Data: El Big Data necesita una cuidadosa recopilación, procesamiento y entrega a través de una clara arquitectura basada en tuberías. Los microservicios pueden ayudar en esto, ya que pueden manejar fácilmente cada tarea más pequeña en cada paso dentro de su canalización de datos.
  • IA y ML: Los ecosistemas analíticos avanzados, como el aprendizaje automático, la inteligencia artificial, la energía y la fabricación, requieren capacidades computacionales de alto rendimiento para evaluar sus modelos frente a los nuevos y permitir un cambio sin problemas. Los microservicios pueden permitirte evaluar tus modelos con precisión utilizando métodos de prueba como las pruebas A/B.

Aparte de lo anterior, los microservicios se utilizan en aplicaciones que se emplean en distintos canales, como servicios de inicio de sesión, soluciones de notificación, servicios de reserva de viajes y hoteles, etc. Grandes actores como Airbnb, Amazon, eBay, Coca-Cola, Twitter y Netflix son algunos de los principales adoptantes de los microservicios.

Usos de las API

Las API se utilizan en todas partes, desde la informática y el software hasta las finanzas, la sanidad, la educación, el comercio minorista, el tiempo, las redes sociales, los viajes y la hostelería, la automoción, el entretenimiento y muchos más. Permiten realizar conexiones de extremo a extremo para ver e intercambiar datos a través de diferentes canales.

Conozcamos mejor cómo utilizan las API los distintos sectores:

  • Aplicaciones web: Las aplicaciones web aprovechan las API para conectar los datos, sistemas y funcionalidades del backend con los frontales orientados al usuario. Las empresas pueden ahorrar mucho tiempo y gastos de desarrollo utilizando API adecuadas que puedan servir para un propósito específico en lugar de crear una solución de software desde cero. También pueden integrar las diferentes aplicaciones para aumentar su productividad y eficiencia operativa.
  • Entretenimiento: Los servicios de streaming como Netflix y Spotify utilizan API para la distribución de contenidos. Por ejemplo, Netflix proporciona una API unificada -la API de Netflix- lanzada en 2008 para hacer hincapié en la creación de aplicaciones sorprendentes por parte de su comunidad de desarrolladores para mejorar las experiencias de los clientes.
  • Finanzas: Las instituciones financieras (como los bancos) utilizan las API para gestionar y hacer un seguimiento de las cuentas, las tarjetas de débito y crédito, las transacciones, etc. El enfoque basado en la API para la conexión permite a las instituciones financieras integrar diferentes aplicaciones y ofrecer una experiencia sólida y receptiva a sus socios y clientes.
  • Comercio minorista: Utilizando las API, los minoristas pueden ofrecer una experiencia mejorada a sus clientes, permitiéndoles interactuar más con los productos y las marcas. Las API les proporcionan una plataforma para conectar diferentes puntos finales y ofrecer un servicio de mayor calidad con control. Pueden realizar llamadas de inventario en tiempo real utilizando las API para transacciones de extremo a extremo y quioscos especiales.
  • Sanidad: Las instituciones sanitarias pueden utilizar las API para ofrecer una mejor atención a los pacientes, haciendo que los datos sean fácilmente accesibles en toda la organización, manteniendo a todos, desde los empleados hasta los médicos, al corriente, para que puedan comprender adecuadamente las necesidades de los pacientes y diagnosticar o recomendar la atención adecuada.
  • Automoción: Las empresas de automoción, como Tesla, utilizan las API para enviar actualizaciones de software, parchear el software para mejorar la seguridad y la eficiencia y desbloquear la información sobre la atención a terceros. De este modo, no sólo pueden mejorar las experiencias de los clientes, sino también garantizar que su software funcione con un rendimiento óptimo.
  • Viajes y hostelería: Los sitios y aplicaciones de reserva de viajes y hoteles utilizan las API para recopilar miles de destinos, hoteles en distintas ciudades, disponibilidad de vuelos, trenes, billetes de autobús, etc. También lo hacen para confirmar las reservas. El uso de las API facilita a las empresas el proceso de mostrar los datos y confirmar las reservas, en lugar de hacer rondas con los hoteles y las aerolíneas a través de llamadas telefónicas o correos electrónicos que pueden tardar una eternidad en obtener una respuesta.
  • Fragmentos del tiempo: Utilizando las API, las empresas pueden obtener datos meteorológicos de partes espinosas y mostrarte los resultados, como la aplicación meteorológica de Apple, Google Search, etc.
  • Comercio electrónico: Los sitios de comercio electrónico utilizan muchas API para hacer un seguimiento de los envíos, gestionar el inventario, procesar los pagos (como la API de PayPal), las redes sociales, etc.

Microservicios vs API: Similitudes y diferencias

Ahora que ya sabes qué son los microservicios vs API, cada uno de ellos de forma independiente con sus componentes, usos y beneficios, es hora de ponerlos frente a frente.

Similitudes

En primer lugar, veamos las similitudes entre los microservicios y las API:

  • Tanto los microservicios como las API se utilizan en el desarrollo de software con el objetivo de acelerar el desarrollo, las pruebas y el despliegue, manteniendo la calidad.
  • Son compatibles con las aplicaciones basadas en la nube.
  • Ambas tecnologías ofrecen escalabilidad para dar soporte a tus aplicaciones cuando éstas crezcan y se les añada más funcionalidad.
  • Tanto los microservicios como las API ofrecen agilidad para desarrollar módulos y funciones de la aplicación.
  • Ambos pueden ayudar a reducir los gastos en el desarrollo de software al reducir las complejidades, las posibilidades de error y los riesgos.
  • Debido a su naturaleza distribuida, tanto los microservicios como las API proporcionan seguridad. Incluso si un servicio se ve comprometido, no afectará a otros servicios. De ahí que contribuya a la seguridad de los datos y otros activos de la organización. Esto también ayuda a cumplir los requisitos de auditoría y cumplimiento.

Diferencias

Los microservicios son los bloques de construcción de una aplicación, pero la API es un hilo que une cada componente de una aplicación basada en microservicios. Comparemos los microservicios frente a las API por diferentes motivos.

  • La arquitectura de microservicios es un modelo de desarrollo de software que divide una aplicación en componentes o servicios más pequeños. Por otra parte, una API es una interfaz o un intermediario entre dos aplicaciones que se comunican entre sí. Consiste en funciones y procedimientos para ayudar a los consumidores a utilizar los servicios subyacentes de una aplicación.
  • Los componentes de los microservicios pueden considerarse como «bloques de construcción» de una aplicación. Puedes considerar las API como un «bloque funcional» responsable de realizar una determinada tarea, como el procesamiento de pagos a través de la API de PayPal.
  • Los microservicios son una arquitectura completa con múltiples servicios más pequeños, mientras que una API es un componente de los microservicios que ayuda a mejorar la eficacia de la arquitectura de microservicios.
  • Los componentes de una arquitectura de microservicios son la lógica de negocio, las API, una capa de acceso a los datos y una base de datos. Por otro lado, los componentes de una API son un protocolo, un formato, procedimientos o funciones y herramientas.
  • Los microservicios son de dos tipos: sin estado y con estado. Sin embargo, las API pueden ser públicas, privadas, de socios, de bases de datos, REST, remotas, SOAP, etc.

¿Pueden funcionar juntos los microservicios y la API? ¿Cómo?

Bueno, la respuesta es «Sí»

Los microservicios y la API pueden funcionar juntos en una aplicación. Aunque pueden existir por separado, utilizar ambos juntos en tu aplicación puede ayudar a las organizaciones a implementar eficazmente la arquitectura de microservicios.

Muchas empresas tienen dificultades para desplegar la arquitectura de microservicios cuando ya tienen desplegadas otras arquitecturas. Además, integrar múltiples servicios más pequeños y beneficiarse de ellos es problemático.

Por lo tanto, implementar una estrategia de integración mediante API es esencial para sacar el máximo partido a la arquitectura de microservicios.

Utilizando las API, las empresas pueden conseguir toda la flexibilidad y velocidad que proporcionan los microservicios, además de reducir la complejidad en el desarrollo y despliegue del software.

Las API pueden facilitar la construcción y la gestión de tus microservicios y permitir que este nuevo modelo coexista con los sistemas tradicionales o heredados. De este modo, no tienes que descartar todos tus sistemas heredados de una vez, lo que puede suponer un estrés importante para las organizaciones. Además, puedes exponer la funcionalidad de tus microservicios como productos, lo que ayuda a aumentar el valor empresarial tanto externa como internamente.

Además, las API pueden ayudar a reducir los costes de TI para hacer una integración punto a punto entre tus aplicaciones SaaS y los sistemas heredados. De este modo, puedes añadir o eliminar rápidamente microservicios en función de tus necesidades empresariales. También estandarizan la gestión del tráfico, la supervisión, la auditoría, el registro, la seguridad, etc., en toda la organización.

Por tanto, la combinación de microservicios con API te permite conseguir todas las bondades de los microservicios y limitar sus inconvenientes.

Si quieres que tu aplicación se esfuerce, tienes que añadir características y funcionalidades mejoradas para satisfacer las necesidades de los clientes. 👀Entra, API y arquitectura de microservicios. 🚀Clic para Tuitear

Resumen

Los microservicios y las API se utilizan en el desarrollo de software, y ambos ofrecen a una organización un montón de ventajas, como la escalabilidad, la flexibilidad, la agilidad y la seguridad, a la vez que producen software de alta calidad.

Sin embargo, muchos confunden entre ambos porque los servicios en una arquitectura de microservicios utilizan API para la comunicación. Y de ahí que haya comenzado esta batalla de microservicios vs. API.

La arquitectura de microservicios es un modelo de desarrollo de software en el que las funciones de una aplicación se dividen en funciones más pequeñas, cada una con sus propias dependencias y datos. Por otro lado, las API son intermediarios que permiten que dos aplicaciones se comuniquen.

De hecho, utilizar los microservicios y las API juntos en lugar de compararlos puede aportar muchas más ventajas a tu organización. De hecho, puede aumentar la eficacia de tu modelo de microservicios, al tiempo que aumenta la escalabilidad de tu aplicación, la seguridad, las necesidades de cumplimiento y la reducción de costes.

¿Qué microservicios o API has utilizado últimamente? ¡Háznoslo saber en la sección de comentarios!


Ten todos tus aplicaciones, bases de datos y Sitios de WordPress online y bajo un mismo techo. Nuestra plataforma en la nube de alto rendimiento y repleta de funciones incluye:

  • Fácil configuración y gestión en el panel de MyKinsta
  • Soporte experto 24/7
  • El mejor hardware y red de Google Cloud Platform, con tecnología Kubernetes para una escalabilidad máxima
  • Una integración de Cloudflare a nivel empresarial para mayor velocidad y seguridad
  • Alcance de audiencia global con hasta 35 centros de datos y 275+ PoPs en todo el mundo

Pruébalo tú mismo con 20 $ de descuento en tu primer mes de Alojamiento de Aplicaciones o Alojamiento de Bases de Datos. Explora nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el que mejor se adapte a ti.