El marketing por correo electrónico es uno de los canales más eficaces que tienes a tu disposición, con un rendimiento medio de la inversión de 42 dólares por cada dólar gastado. Sin embargo, no puedes aprovechar las campañas de correo electrónico con eficacia si nadie ve tus correos electrónicos.

Puede parecer obvio, pero las carpetas de spam son una seria amenaza para el éxito de cualquier campaña de marketing.

Para asegurarte de que tus correos electrónicos llegan a su público objetivo y se mantienen fuera de las carpetas de spam, tienes que controlar tu «reputación de dominio» Es la puntuación que los proveedores de servicios de correo electrónico dan a tu dominio en términos de fiabilidad. La utilizan para determinar la validez de tus correos electrónicos.

Los mensajes asociados a un dominio de alta reputación llegan a las bandejas de entrada de los destinatarios. Sin embargo, si tienes una mala reputación de dominio, te echan a la carpeta de spam, para no volver a verte ni a saber de ti.

Pero, ¿cómo se calcula la reputación del dominio? ¿Qué puedes hacer para controlarla? ¿Cómo puedes asegurarte de que la reputación de tu dominio es buena? ¿Y qué puedes hacer para arreglar una mala reputación de dominio?

Responder a estas preguntas será el objetivo de esta guía. Con la información que te ofrecemos a continuación, podrás controlar y optimizar la reputación de tu dominio para impulsar todos tus esfuerzos de marketing por correo electrónico.

¿Qué es la reputación de dominio?

La reputación de tu dominio es una puntuación que determina cómo los sistemas de correo electrónico deciden qué van a dejar pasar a las bandejas de entrada de los usuarios.

Básicamente, la reputación de tu dominio es una medida de la salud y legitimidad de tu dominio. Tu nombre de dominio es tu dirección web. Así que «tuempresa» .com o .org o lo que sea que estés utilizando sería tu nombre de dominio.

Tus correos electrónicos suelen proceder de ese nombre de dominio, incluso si separas tu alojamiento web de tus servicios de correo electrónico . La reputación asociada a tu dirección web se aplica a todos los correos electrónicos que proceden de ella.

How domain reputations are tracked on Google
Un ejemplo de cómo se rastrea la reputación de los dominios en Google (Fuente: Push Income)

La reputación de dominio la determinan los proveedores de correo y los proveedores de servicios de Internet (ISP), lo que significa que puedes tener una reputación de dominio diferente para cada proveedor de servicios de correo electrónico. Por ejemplo, Gmail puede asignarte una reputación de dominio, pero los mensajes enviados a direcciones de Yahoo reciben una puntuación completamente diferente.

Entender la reputación de dominio, incluyendo cómo se calcula y cómo se puede mejorar, es absolutamente vital para el marketing por correo electrónico.

¿Por qué es tan importante? Cuando tienes una mala reputación de dominio, las campañas de correo electrónico que envías suelen ir directamente a las carpetas de spam, donde nadie las verá nunca. Eso significa que pierdes tiempo y dinero tratando de enviar correos electrónicos inútiles.

Pero si no tienes ni idea de que la reputación de tu dominio es mala, es probable que no entiendas por qué tus correos electrónicos van a parar al spam o por qué nadie los lee. Para ello, vas a tener que afinar tu comprensión de la reputación de dominio, cómo puedes medirla y qué puedes hacer para aumentar tu puntuación y sacar tus mensajes de la vorágine del spam.

Por supuesto, la reputación de dominio no es únicamente una cuestión de direcciones de correo electrónico. Esta puntuación tiene en cuenta todos los lugares donde se utiliza tu dominio. Además de las direcciones de correo electrónico, incluye los dominios de ruta de retorno y los dominios de firma DKIM. También incluye las cabeceras, los activos de la marca, los enlaces y cualquier contenido incluido en los mensajes que envíes.

El marketing por correo electrónico tiene un ROI medio de 42 dólares por cada dólar gastado, así que asegúrate de que tus correos electrónicos se ven con la ayuda de esta guía 📧Click to Tweet

¿Cómo se calcula la reputación de dominio?

No basta con entender el concepto de reputación de dominio para ayudarte a gestionar la tuya. También necesitas entender bien cómo se calcula la reputación de tu dominio.

Es un tema complicado, ya que cada receptor de correo electrónico evalúa la autoridad del dominio de forma diferente.

Aunque todos tienen varios criterios, no todos son conocidos. Algunos servicios mantienen sus factores de cálculo en secreto, para que los spammers malintencionados no puedan jugar con los sistemas.

Aunque los distintos factores pueden diferir, lo único que permanece constante es que la plataforma receptora determina cómo se utiliza tu dominio en tus mensajes de correo electrónico y, a continuación, controla cómo reciben esos mensajes sus usuarios.

Todas las puntuaciones calculadas para cada mensaje que envíes funcionan a tu favor o en tu contra en el futuro, cuando llegue el momento de enviar más mensajes.

Por eso cada dominio tiene múltiples reputaciones asociadas a diferentes receptores de correo electrónico. Esas reputaciones también dependen del volumen que envíes a determinados receptores.

Por ejemplo, si envías la mayor parte de tus envíos a usuarios de Gmail, Google tendrá mucha información sobre tu dominio y su reputación. Sin embargo, si sólo tienes unos pocos suscriptores de Hotmail, ese servicio no podrá obtener un indicador completo sobre ti.

Aunque estos servicios te juzgan en función de diferentes criterios, hay algunos factores de cálculo comunes que podemos señalar como punto de partida.

Factores de cálculo de la reputación de dominio

La reputación del dominio puede deberse a una serie de factores de cálculo comunes que los distintos servicios utilizan para determinar dónde colocar tus correos electrónicos cuando entran.

El primer factor de esa lista es si tus correos electrónicos se envían o no a trampas de spam. Se trata de direcciones de correo electrónico falsas operadas por los servicios de listas negras con el fin de eliminar a los spammers.

Hay dos tipos diferentes de trampas de spam. Las trampas de spam prístinas son direcciones de correo electrónico que nunca han sido válidas. Estas direcciones no tienen forma de optar por recibir correos electrónicos. Esto significa que cualquiera que envíe correos electrónicos a estas direcciones no está utilizando las mejores prácticas de marketing por correo electrónico.

Las trampas de spam recicladas fueron en su día direcciones de correo electrónico válidas que han sido reutilizadas. Aunque el envío a trampas de spam recicladas no dañará tu reputación tanto como una trampa prístina, deben evitarse. Por eso es importante limpiar periódicamente tus listas de marketing por correo electrónico.

An image showing the difference between pristine and recycled spam traps
La diferencia entre trampas de spam prístinas y recicladas (Fuente: Email Blaster UK)

Los proveedores de servicios de correo electrónico también controlan las listas negras. Una lista negra es una lista mantenida por una plataforma de correo electrónico en la que se detallan los spammers y las entidades maliciosas.

Si te han añadido a la lista negra de un receptor (quizás por enviar un correo electrónico a una trampa de spam prístina), te identificarán como spam inmediatamente. También se puede añadir a una lista negra cuando un gran porcentaje de tus destinatarios marcan tus mensajes como spam.

Luego está el compromiso. Este es un gran factor que se vigila a la hora de determinar la reputación del dominio. Cuando la gente no abre tus correos electrónicos o se da de baja en masa, es una gran señal de alarma para los proveedores de correo electrónico que podría afectar a la reputación de tu dominio.

Pero este es otro factor que difiere según el proveedor. Si los usuarios de Gmail se dan de baja a un ritmo más rápido que los de MSN, tu reputación de Gmail será mucho menor.

Las prácticas de envío de correo electrónico también se supervisan para determinar la validez de un dominio. Aunque pueda parecer un término especialmente amplio, mide la frecuencia, la relevancia y el tiempo de tus correos electrónicos.

La antigüedad de tu dominio también es un gran factor de clasificación que determina tu reputación. Un dominio nuevo que envíe una tonelada de correos electrónicos caerá bajo sospecha. Pero un dominio más antiguo y establecido, con años de reputación positiva en su haber, será más indulgente.

¿Cómo establecer la reputación del dominio?

Si tu dominio es más nuevo, tendrás que tener cuidado al empezar. Asegúrate de construir una reputación de dominio positiva desde el principio. No querrás empezar en desventaja por haber cometido un error tonto.

Siempre debes evitar enviar correos electrónicos a personas que no hayan optado específicamente por los mensajes de tu marca . Muchos de ellos podrían ser prístinas trampas de spam, y tienes una mayor probabilidad de ser denunciado como spam por personas que nunca consintieron recibir tus correos electrónicos.

Para causar una buena impresión a los proveedores de correo electrónico, debes establecer una cadencia de correo electrónico adecuada para controlar tu volumen y consistencia.

Si envías varios correos electrónicos cada día a horas aleatorias, resultará sospechoso. Pero establecer una cadencia regular demuestra legitimidad y profesionalidad. Una cadencia de prospección que no se centre únicamente en los correos electrónicos también puede parecer menos spam a los proveedores de correo electrónico.

An image showing B2B email prospecting cadence
Cadencia de prospección de correo electrónico B2B (Fuente: Cognism)

También es importante tener paciencia y evitar hacer demasiadas cosas demasiado pronto. Recuerda que la antigüedad de tu dominio es importante, así que construye tu marketing por correo electrónico poco a poco para crear una reputación positiva con el tiempo.

Asegúrate de que mantienes tu lista de correo electrónico actualizada. Si la gente se da de baja, debes asegurarte de eliminarlos. Ignorar una solicitud de baja no sólo va a empañar las puntuaciones de la reputación de tu dominio, sino que también podría meterte en problemas legales, especialmente después del GDPR y la CCPA.

Por último, esto puede parecer obvio, pero no envíes correos electrónicos de spam. Evita escribir en mayúsculas y utilizar palabras desencadenantes de spam en tu línea de asunto como

  • Actúa ahora
  • Comprar
  • Llama ahora
  • Liquidación
  • Oferta que termina pronto
  • Por tiempo limitado
  • Promoción especial
  • Urgente
  • Conoce a los solteros
  • Como se ve en

También es importante controlar constantemente tu reputación a lo largo del tiempo. Siempre debes saber en qué punto te encuentras. De este modo, puedes ajustar rápidamente tu enfoque para asegurarte de que no acabas en la lista negra si hay algún problema. Para ello, comprueba tu reputación con regularidad y cambia tus planes en función de lo que encuentres.

¿Cómo comprobar la reputación de tu dominio?

Sabes que tienes que comprobar la reputación de tu dominio para mantenerla con éxito. Sin embargo, puede que no tengas ni idea de cómo hacerlo. No te preocupes: vamos a explicarte ahora cómo comprobar la reputación de tu dominio antes de recomendarte varias herramientas que pueden ayudarte.

Hay una serie de recursos en línea que te permiten comprobar la reputación de tu dominio y vigilarla constantemente. Muchos de ellos son incluso gratuitos, lo que siempre es una ventaja cuando ya estás pagando por un software de marketing por correo electrónico.

La reputación de dominio más común que puedes comprobar es la que rastrea Google. Esto se debe a que muchas plataformas de correo electrónico mantienen sus puntuaciones en secreto para evitar que la gente intente aprovecharse. Pero obtener la puntuación de Google es sin duda una ventaja, ya que su cliente de correo electrónico, Gmail, es el segundo cliente de correo electrónico más grande del mundo, con un 27,8% de la cuota de mercado.

Top email clients in Q1 2021 from Litmus
Principales clientes de correo electrónico en el primer trimestre de 2021 (Fuente: Litmus)

Algunas de las herramientas que monitorizan la reputación de tu dominio te proporcionan una calificación que puedes seguir a lo largo del tiempo.

Principales herramientas de búsqueda de reputación de dominios

Para ayudarte a hacer un seguimiento adecuado de la reputación de tu dominio, hemos elaborado esta lista de las mejores herramientas de seguimiento de la reputación de dominios disponibles. Repasaremos lo que son, lo que hacen y lo que cuestan.

1. Google Postmaster Tools

Ya hemos mencionado antes que siempre es una buena idea saber cuál es tu posición en Google. Por eso, las Herramientas para Postmasters de Google suelen dominar la conversación siempre que los profesionales del marketing hablan de software de reputación de dominios.

A screenshot from Google Postmaster Tools
Google Postmaster Tools

Dado que Google es un receptor de correo electrónico tan grande, entender cómo califica tu dominio será de gran ayuda para prever la eficacia de tu marketing por correo electrónico. Google Postmaster Tools te proporciona una calificación de reputación para Gmail siempre que tu volumen sea lo suficientemente alto como para anonimizar los datos.

Además de la reputación de tu dominio, también puedes comprobar tu:

  • Errores de entrega
  • Codificación
  • Tasa de spam
  • Autenticación
  • Bucle de retroalimentación

Se trata de un servicio 100% gratuito de Google, que es otra de las razones por las que es tan popular.

2. Talos Intelligence

Cisco creó Talos Intelligence como una forma de monitorizar tu reputación online a través de una serie de IPs.

Talos Intelligence homepage
Talos Intelligence

Esto facilita la detección de problemas de gran importancia. Si tus resultados devuelven una reputación neutra, eso no significa que estés limpio. Esto puede ser a menudo el resultado de un bajo volumen de correos electrónicos, lo que hace que Talos no pueda evaluar tu reputación.

Si quieres comprobar tu reputación en Talos Intelligence, tendrás que ir al Centro de Reputación de IP y Dominio, donde puedes pegar el nombre de tu dominio en la barra de tareas y ejecutar un informe.

Al igual que Google Postmaster Tools, este servicio es gratuito.

3. Sender Score

Sender Score ha sido desarrollado por Validity. Supervisa la reputación de tu dominio de la misma manera que una empresa de control de crédito hace un seguimiento de tu puntuación crediticia. También te asigna una puntuación entre 1 y 100, siendo mejores las puntuaciones más altas. Todo lo que esté por debajo de 70 se considera malo, y todo lo que esté por encima de 80 se considera estupendo.

¿Luchando con el tiempo de inactividad y los problemas de WordPress? Kinsta es la solución de alojamiento diseñada para ahorrarle tiempo! Vea nuestras características
Sender Score website
Sender Score

La puntuación tiene en cuenta tu reputación y la tasa de entrega de correos electrónicos. Esta puntuación se calcula en base a una media móvil de 30 días, comparando tu puntuación con la de otras direcciones IP.

Sender Score es gratuito, pero tendrás que proporcionar algunos datos.

Esto incluye:

  • Dirección IP
  • Nombre
  • Correo electrónico del trabajo
  • Empresa
  • Volumen mensual de envíos de correo electrónico
  • Número de empleados
  • Función laboral
  • País

4. TrustedSource

McAfee, uno de los nombres más fiables del mundo en materia de seguridad en Internet, ha creado un sistema llamado TrustedSource, que proporciona información sobre la reputación de tu dominio tanto en la web como en el correo electrónico. También mostrará las afiliaciones, el servidor de correo y la información del sistema de nombres de dominio (DNS).

McAfee TrustedSource site
McAfee TrustedSource

Para utilizarla, sólo tienes que seleccionar la herramienta de McAfee en el menú desplegable e introducir tu dominio en la casilla correspondiente. A continuación, el sistema ejecuta un informe para ti con una lista de tu URL, estado, caracterización y reputación.

También puedes añadir sugerencias de categorización opcionales debajo de los resultados. McAfee señala que este servicio está hecho para un uso ocasional por parte de particulares y no es algo que deba utilizarse para comprobar «cientos o miles de URL»

El servicio es gratuito.

5. Barracuda Central

Barracuda Central es una herramienta que te permite buscar tu dirección IP y determinar si ha sido incluida en alguna lista de bloqueo.

Barracuda Central homepage
Barracuda Central

Lo hace manteniendo una base de datos en tiempo real que muestra si la reputación de tu sitio es buena o mala.

Barracuda Central es otra herramienta gratuita. Sin embargo, no proporciona una puntuación numérica como hace Sender Score. Es simplemente un resultado de aprobado o suspenso.

6. Microsoft SNDS

SNDS es la respuesta de Microsoft a Google Postmaster Tools. SNDS son las siglas de Smart Network Data Services, y proporciona información sobre la reputación de tu dominio, incluyendo cuántas trampas de spam de Microsoft estás entregando actualmente. También te permite conocer tu tasa de quejas de spam, que es una medida de cuántas personas marcan tu contenido como spam.

Microsoft Microsoft SNDS site
Microsoft SNDS

Al igual que Google mide tu reputación a través de los datos de Gmail, Microsoft mide tu reputación a través de su servicio de correo electrónico, Outlook. Esto, por supuesto, no influye en cómo te ven otros proveedores de correo electrónico, pero saber cuál es tu posición tanto en Google como en Microsoft te ayudará a hacerte una idea de tu reputación general.

Si dos de los mayores servicios del mundo sospechan de ti, puedes apostar que muchos de los demás también lo hacen.

Cuando te conectes a SNDS, te mostrará una tabla con una lista de las IP con las que estás asociado que tienen un estado anormal. Esto se actualiza diariamente.

¿Cómo mejorar la reputación de tu dominio?

Ahora que sabes cómo comprobar la reputación de tu dominio, la pregunta es: ¿qué debes hacer si descubres que tu reputación es mala? No puedes limitarte a poner una insignia de confianza en tu sitio y convencer a estos servicios de que estás en lo cierto.

Hay varios pasos que puedes dar para mejorar tu reputación en el futuro. Aunque nunca es ideal tener que reconstruirse a partir de una desventaja, no es ni mucho menos imposible.

Limpia tus líneas de asunto

Empieza por examinar detenidamente la verborrea que utilizas en las líneas de asunto de tus correos electrónicos. Las palabras de moda como «oferta» y «compra ahora» son grandes banderas rojas para los proveedores de servicios de correo electrónico. E incluso si consiguen llegar, despiertan las sospechas de los usuarios de correo electrónico, que podrían marcarte como spam.

Depura regularmente tus listas de suscriptores inactivos

También querrás limpiar tus listas de correo electrónico con regularidad. Si observas que hay direcciones sin ningún tipo de interacción durante un periodo de tiempo, elimínalas de tu lista. Es posible que sean trampas de spam, y no querrás seguir cayendo en ellas.

Envía sólo correos electrónicos a los usuarios que se han inscrito

Asegúrate de que haces que los suscriptores se registren para recibir correos electrónicos. Esto garantiza que todas las personas a las que envíes sean clientes potenciales de calidad que realmente quieran saber de ti. También elimina casi por completo la posibilidad de que caigas en una trampa de spam enviando correos electrónicos no solicitados.

Si utilizas un sistema de correo electrónico de terceros como MailChimp, considera la posibilidad de autentificar tu dominio y tu correo electrónico para que la plataforma pueda enviar tus mensajes en tu nombre.

¿Cuál es tu 'reputación de dominio'? 👀 Es la puntuación de confianza que los proveedores de servicios de correo electrónico dan a tu dominio. Aprende a mejorar la tuya aquí 📧Click to Tweet

Resumen

El marketing por correo electrónico puede ser enormemente beneficioso para tu empresa. Pero si tu tasa de entregabilidad del correo electrónico se ve afectada por una mala reputación del dominio, nunca vas a experimentar esos beneficios.

Hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar la seguridad de tu sitio web, desde realizar comprobaciones de seguridad periódicas hasta instalar un plugin de seguridad para WordPress. Por desgracia, la seguridad de tu sitio no tiene nada que ver con la reputación de tu dominio. Eso sólo puede mejorarse con prácticas sólidas de correo electrónico, paciencia y una cuidadosa supervisión utilizando algunas de las herramientas que se enumeran en esta página.

Afortunadamente, todas las herramientas que hemos enumerado están disponibles de forma gratuita, lo que significa que hacer un seguimiento de la reputación de tu dominio será un juego de niños.


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 34 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.