Hoy en día, los repositorios de temas de WordPress están llenos de bloatware, repletos de código pobre, plugins preinstalados innecesarios y archivos de gran tamaño. La mayoría de estos temas ralentizan tu sitio hasta el punto de que los nuevos usuarios no son capaces de identificar al culpable hasta que es demasiado tarde. Por lo tanto, saber cómo elegir un tema de WordPress es fundamental.

Pero con los miles de temas que existen, no siempre es sencillo. ¿Cómo puedes saber cuáles son buenos y cuáles frustrarán a tus visitantes con tiempos de carga lentos?

No existe una regla infalible para encontrar un tema adecuado, pero estos consejos te permitirán saber en qué debes fijarte y qué debes evitar.

Mira nuestro Videotutorial para Elegir un Tema de WordPress Rápido

Por qué es importante elegir el tema de WordPress adecuado

Si hay algo que puedes hacer por tu sitio, debes dedicar tiempo a elegir cuidadosamente un tema de WordPress adecuado.

WordPress themes
Temas de WordPress

Saber elegir un tema de WordPress es la base de todo tu sitio web, ya que lo primero que percibirán tus visitantes es el diseño, la navegación, la paleta de colores, la fuente, las imágenes y otras opciones estéticas.

Si causas una excelente primera impresión, es más probable que se queden a leer el contenido. Si das una mala impresión con un diseño deficiente o una velocidad de página lenta, abandonarán rápidamente tu sitio antes de que termine de cargarse.

Piensa en ello como en la decoración de una tienda física. Con un ambiente agradable puedes atraerles y hacer que vuelvan a por más. Lo mismo ocurre con el diseño de tu sitio web. Un sitio único y bien hecho puede influir, sin duda, en el número de visitantes repetidos, clientes potenciales y clientes que consigas.

Hoy en día, los repositorios de temas de WordPress están repletos de código pobre, plugins preinstalados innecesarios y archivos de gran tamaño 😅 Aléjate de ellos con la ayuda de este post ⬇️Click to Tweet

Qué hay que tener en cuenta al seleccionar un tema de WordPress

A la hora de elegir un tema, puede resultarte abrumador seleccionar uno. Es probable que acabes con una docena de opciones potenciales y sin saber cuál es la mejor. Por suerte, algunas consideraciones pueden ayudarte a eliminar la mayoría de las opciones.

Características que debes buscar

Cada tema es diferente, y hay varias características entre las que elegir. Algunas son simplemente cosméticas, pero otras pueden ser importantes para la funcionalidad real de tu sitio.

A continuación, repasaremos en profundidad las características en las que hay que fijarse, pero por ahora, aquí tienes una lista rápida de lo que debes buscar.

  • Tamaño reducido – En lugar de un tema repleto de funciones, es mejor optar por uno que se anuncie como elegante y ligero, con un tamaño de archivo mínimo y pocas o ninguna dependencia de plugins.
  • Personalización – Algunos temas vienen esencialmente prefabricados y no te dan muchas opciones para cambiar el diseño. Eso significa que tu sitio será igual que los miles de otros que utilizan ese tema. Elige uno que tenga muchas opciones de personalización.
  • Accesibilidad – Siempre es una buena idea utilizar temas que funcionen con lectores de pantalla y sean compatibles con otros dispositivos de asistencia. Ayudará a una buena parte de tus visitantes y también te ayudará con el SEO porque Google da un impulso de SEO a los sitios web accesibles.
  • Compatibilidad con plugins – Los temas compatibles con plugins populares imprescindibles como WooCommerce, BuddyPress, constructores de páginas y plugins de formularios de contacto (según tus necesidades) son siempre bienvenidos.
  • Multilingüe – Elige un tema preparado para la traducción que admita caracteres no latinos.

Preferencias de apariencia

Puede que no haga falta decirlo, pero una cosa que deberías preguntarte al elegir un tema es qué aspecto quieres que tenga. Trata de imaginar tu sitio, haz una lista de las características estéticas que quieres, y quizás incluso haz un boceto.

Si no estás seguro de cómo diseñarlo, echa un vistazo a sitios similares. Si vas a crear un blog, ¿qué aspecto tienen tus blogs favoritos? ¿Cómo hacen los blogueros para que sus sitios sean únicos? Si vas a diseñar una tienda, echa un vistazo a algunas de las tiendas de comercio electrónico más populares de tu sector.

Incluso puedes investigar un poco y hacer una lista de pros y contras. Toma nota de cualquier elección de diseño inteligente que hayas observado. ¿Qué es lo mejor de estos sitios? ¿Había algo especialmente atractivo en el diseño o la disposición? ¿La navegación era fácil y sin complicaciones? ¿Y hubo algo que no te gustó de ellas?

Sobre todo, intenta pensar en cómo puedes añadir tu toque para sorprender a los visitantes. No quieres salirte del molde – los elementos de diseño comunes del sector existen por una razón -, pero es una buena idea pensar en añadir tu toque a las cosas.

Echa un vistazo al filtro de características en el repositorio de temas de WordPress. Puedes elegir entre varias características como la ubicación de la barra lateral, la columna, el tipo de diseño y el encabezado/pie de página.

Feature Filter on the WordPress theme repository
Filtro de características en el repositorio de temas de WordPress

Es posible que otros sitios como Themeforest no tengan estos filtros si decides utilizarlos en su lugar, pero esto puede darte una idea del tipo de diseño general que estás buscando.

Gratuito o de pago

Cuando se trata de temas gratuitos y de pago, muchos dirían que la elección es obvia si estás construyendo un sitio profesional, lo cual puede no ser cierto.

Los que están del lado de los temas de WordPress de pago afirman que los temas gratuitos tienen un código de peor calidad, diseños menos atractivos y, en general, no son de fiar.

Los temas pago son uno de los que más contribuyen a la epidemia de hinchazón. Pagar dinero no es garantía de que vayas a obtener algo elegante, profesional y codificado por desarrolladores competentes.

Nada impide que un desarrollador cualquiera, con un mínimo de experiencia, monte un tema con código copiado de Internet y lo venda en ThemeForest. La calidad del código tiene poco que ver con el hecho de que un complemento sea gratuito o de pago y más con las personas que lo han creado.

El software de pago también suele estar cargado de toneladas de características innecesarias, dejando tu sitio roto cuando intentas cambiarlo más adelante.

Dicho esto, los temas de pago pueden tener algunas ventajas. Si encuentras un estudio de desarrollo profesional, puede que acabes con un tema más bonito y bien codificado que merezca la pena. También tienes garantizado el soporte y las actualizaciones, mientras que los desarrolladores gratuitos pueden no tener tiempo para seguir dando soporte al software lanzado sin coste alguno.

Además, los temas gratuitos son muy populares. Si quieres tener un aspecto más exclusivo, conseguir un tema de pago es una forma excelente de hacerlo.

WordPress themes on ThemeForest
Temas de WordPress en ThemeForest

Pero los temas de pago no son automáticamente mejores que los gratuitos. Busca entre los gratuitos y los de pago, lee las reseñas, investiga y elige el que más te guste y creas que se adapta mejor a tu sitio.

Modificación posventa (código personalizado o temas hijos)

Después de instalar tu tema, es muy probable que necesites editarlo para añadir funciones o ajustar las existentes. No tienes que preocuparte mucho si utilizas las herramientas integradas para cambiar una paleta de colores y subir un logotipo, pero las ediciones serias de código tienen consideraciones únicas.

En este caso, deberías utilizar un sitio de prueba o un tema hijo si algo va mal.

El problema es que algunos temas no admiten temas hijo, o incluso pueden intentar restringir la personalización. Asegúrate de que tu tema admite la edición de código y los temas hijo antes de encerrarte.

Consejos para elegir un tema de WordPress

¿Necesitas más orientación? Las ideas anteriores pueden darte una idea general de lo que debes buscar, pero estos consejos te ayudarán a acotar las cosas. Aquí tienes algunas cosas clave que debes buscar en tus temas.

1. Simplicidad

Muchos temas intentarán deslumbrarte con diseños llamativos y miles de funciones, y es fácil caer en la trampa. Pero a menudo, el mejor tema es el más sencillo, el que hace su trabajo y nada más o nada menos.

Twenty Twenty-One WordPress theme
Tema de WordPress Twenty Twenty-One

Un aspecto sencillo puede llegar muy lejos, y para los que no son diseñadores, suele ser la mejor opción y la más fácil de trabajar. Un diseño agradable, unas cuantas animaciones de buen gusto, muchas opciones de personalización, y ya tienes un gran tema.

Puede que no sea el sitio web más memorable que vean tus visitantes, pero tampoco vas a conseguir un diseño único y sorprendente con un tema de WordPress de 40 dólares. Los diseños exagerados no hacen más que ralentizar tu sitio y abrumar a los visitantes con demasiado contenido.

Lo más importante es que tu sitio sea funcional, legible y haga su trabajo, sin que parezca genérico y soso. Escoge un tema que sea bonito pero sencillo, con suficientes características para darle tu toque sin salirte del carril.

2. Frecuencia de publicación

Puede que pienses que está bien utilizar cualquier tema siempre que esté bien codificado y no esté lleno de problemas evidentes. Pero la verdad es que un tema que era el mejor hace tres años puede estar hoy lleno de código anticuado y de vulnerabilidades de seguridad evidentes.

Internet está en constante evolución. Cada año, los estándares de codificación se actualizan y dejan el HTML de tu tema actual lleno de conflictos. Además, se publican regularmente nuevas versiones de sistemas como PHP. Y las vulnerabilidades existentes se hacen evidentes a medida que los hackers las descubren.

Por eso no es buena idea utilizar complementos que no se hayan actualizado en más de dos años. Con el tiempo, se harán evidentes cada vez más errores y problemas de seguridad, y no tendrás soporte si no puedes actualizar a la última versión de PHP.

Las actualizaciones semanales o incluso mensuales no son necesarias, pero deberías esperar unas cuantas actualizaciones al año para corregir errores y solucionar vulnerabilidades.

Update log for Twenty Twenty-One
Registro de actualizaciones

Es una buena idea mirar en los foros de soporte y ver si los problemas se están resolviendo a día de hoy. Si el tema no se ha actualizado en varios años y los foros de soporte están llenos de quejas sin resolver, es mejor pasar a otra cosa.

3. Tamaño

El problema de los temas repletos de características es que pueden hinchar tu sitio al instante y resultar en tiempos de carga extremadamente lentos, y eso antes de que hagas cualquier personalización o instales plugins.

Los temas ligeros son siempre los mejores. Los temas de menos de 200-600 KB pueden considerarse realmente pequeños, mientras que cualquier cosa que ronde los 2-3MB está en un rango aceptable. Cualquier cosa mayor indica un caso muy probable de software hinchado y lleno de funciones que nunca utilizarás.

Aunque no se trata de una regla universal, quieres que tu sitio comience siendo lo más pequeño posible, ya que el tamaño de la página aumentará inevitablemente a medida que añadas contenido y empieces a instalar plugins.

4. Capacidad de respuesta

Todo tema que se precie se declarará responsivo. Seguramente eres consciente del auge de los móviles; el 90% de los usuarios de Internet navegan con un dispositivo móvil. Ya sea un teléfono, una tableta o un smartwatch, hay una gran variedad de tamaños de pantalla.

La solución es el diseño responsivo, sitios web que se adaptan al tamaño de la pantalla. Antes de comprar un tema, merece la pena visitar la página de demostración en tu teléfono o, al menos, cambiar el tamaño de la ventana del navegador y ver cómo se ve en pantallas más pequeñas.

Las imágenes deben escalarse correctamente, y el diseño debe cambiar sin efectos extraños. Si un tema no es responsivo, simplemente no merece la pena utilizarlo.

5. Plugins compatibles

Es raro encontrar un plugin y un tema que no vayan juntos, pero existen incompatibilidades. Lee detenidamente la documentación para ver si algún plugin deseado no se lleva bien con el tema que has elegido.

Además, puedes buscar temas que se integren con determinados plugins. Mientras que un tema que requiere directamente docenas de plugins puede ser una bandera roja, puede ser un buen extra saber que funcionará bien con los plugins populares de caché, seguridad y comercio electrónico.

6. Valoraciones y reseñas

Siempre es una buena idea comprobar las valoraciones. Leer las reseñas puede darte una buena idea de lo que le gusta y lo que no le gusta a la mayoría de la gente sobre el tema, y qué características son las más impactantes.

WordPress theme reviews
Opiniones sobre temas de WordPress

Para obtener una visión más equilibrada del tema, presta atención a las opiniones de tres y cuatro estrellas, ya que es más probable que los usuarios den una explicación razonable de lo que les ha gustado y lo que no. Y, por supuesto, las opiniones de dos y una estrellas pueden darte una idea de lo que no es tan bueno.

También puedes buscar opiniones de terceros que puedan profundizar, pero ten cuidado con las personas que utilizan enlaces de afiliados y encuentra una fuente imparcial que haya probado el tema.

Esto no te ayudará a saber cómo es usarlo a largo plazo, pero al menos debería darte una idea de lo atractivo que es el diseño y lo fácil que es trabajar con él.

7. Optimizado para SEO

Siempre es una buena idea elegir un tema optimizado para el SEO, pero puede ser difícil saber a simple vista si cumple este criterio. La mayor parte de la optimización para el SEO se realiza bajo el capó y tiene que ver con la estructura subyacente de la página.

Aunque todos los temas dirán que están optimizados para el SEO, no todos lo están. A menos que estés familiarizado con HTML5, puede que no sepas cómo saber si está realmente bien hecho.

Aun así, los temas optimizados para el SEO suelen tener tamaños pequeños (velocidades rápidas), un diseño responsivo y una buena estructuración del HTML.

Busca indicios como encabezados mal anidados/múltiples encabezados H1, menús de navegación confusos y código HTML desordenado para saber que la estructura de una página es pobre.

Recuerda que la mayor parte de la optimización SEO implica la creación de contenidos de alta calidad, por lo que depende principalmente de ti.

8. Segura

Al igual que con el SEO, todos los temas dirán que son seguros, pero no hay forma de comprobar esta afirmación sin estar familiarizado con el código. Y, a diferencia del SEO, no es fácil decir que un tema es poco seguro sin escarbar en el código fuente.

Puedes utilizar una herramienta como el plugin Theme Check(er) o un escáner online como Sucuri SiteCheck. Estos son más eficaces cuando se prueban en tu sitio.

Theme security check notifications
Notificaciones de comprobación de seguridad de temas

No hay que alarmarse si sólo hay unos pocos problemas, ya que sería imposible codificar un tema que no lanzara ninguna advertencia, y no todas son culpa del tema. Pero si ves que aparecen varios avisos destacados, puede ser el momento de cambiar.

También está el problema de los temas que vienen con malware. Para evitarlo, utiliza proveedores de confianza como el repositorio oficial de temas de WordPress o los populares de terceros como TemplateMonster o ThemeForest. No instales software de sitios desconocidos sin investigar mucho, y evita los temas pirateados/anulados.

9. Preparado para la traducción

Si planeas traducir tu sitio y ponerlo a disposición de personas de todo el mundo, es imprescindible que elijas un tema que se catalogue como«listo para la traducción«.

Estos temas tienen los archivos necesarios para permitirte hacer referencia a tus archivos de traducción y cambiar el texto de la página según sea necesario, así como trabajar con idiomas RTL y alfabetos no latinos. Puede parecer sencillo, pero sería una auténtica pesadilla configurarlo por tu cuenta.

Aunque no tengas previsto traducir tu sitio web ahora mismo, nunca sabes si más adelante acabarás teniendo varios cientos de miles de visitantes y puede que quieras empezar a pensar en localizar tu contenido y atraer a visitantes internacionales.

En lugar de tener que cambiar de tema o pagar a un desarrollador para que lo traduzca, elige uno que ya haya hecho el trabajo por ti.

Temas de WordPress que debes evitar

Ahora ya sabes lo que debes buscar en un tema, pero ¿qué cosas debes evitar? Incluso los temas más populares, como Avada, el tema más vendido en ThemeForest, no están exentos de inflarse.

Aunque los temas que se ajustan a estos criterios no siempre son estrictamente malos, debes tener cuidado si el que estás considerando es demasiado grande, tiene una lista de características innecesariamente masiva o alguno de estos otros problemas.

1. Inflado

Un tema inflado es un problema grave para ti y para tus visitantes. Un tema repleto de características no es muy fácil de usar, y éstas aumentarán enormemente su tamaño.

Un tema mal optimizado puede arruinar por sí solo la velocidad de tu sitio web. Todas esas características pueden sonar muy bien sobre el papel, pero un tema gigantesco repleto de cosas que nunca usarás afectará a tu rendimiento.

Bloated WordPress themes make your website slower
Los temas inflados de WordPress hacen que tu sitio web sea más lento.

Como ya hemos mencionado, los temas ligeros pueden estar por debajo de 1MB, mientras que es raro que uno bien optimizado supere los 2-3MB. Los mega temas y los «kits de herramientas» como Avada pueden superar los 8MB o más, tan grandes que algunos alojamientos web ni siquiera te permiten subirlos directamente.

El núcleo de WordPress, con toda su funcionalidad, ocupa poco más de 8 MB. Piensa en todo el desorden que debe haber en lo que pretende ser una simple plantilla estética para que iguale o supere el tamaño del propio WordPress.

Por eso debes elegir temas bien optimizados que hagan su trabajo y dejar la funcionalidad real a los plugins.

2. Demasiadas opciones

Una vista común cuando visitas la descripción de un tema es una lista masiva de características que parecen no tener fin. Pero esto es algo bueno, ¿verdad? ¿Por qué comprar algo sencillo cuando puedes obtener todas estas funciones por el mismo precio?

La verdad es que esas interminables listas de características con docenas de plantillas prefabricadas y cientos de plugins incluidos son un signo de un tema inflado que, con toda probabilidad, ralentizará tu sitio hasta hacerlo más lento.

Estos temas llamados «polivalentes» tienen demasiados problemas para enumerarlos.

Nunca utilizarás todos esos cientos de pequeñas funciones, pero siguen ahí, inflando el tamaño del archivo y ralentizando tu sitio. Además, más funciones equivalen a más agujeros de seguridad potenciales. Por eso debes utilizar un tema ligero e instalar sólo los plugins que necesites

Los temas como Avada, que vienen con características como un sitio web hecho a medida y un constructor de formularios, conducen a un problema conocido como «bloqueo del tema» Puede parecer una buena idea saltarse el pago de los plugins, pero cuando finalmente intentes cambiar a un nuevo tema, te encontrarás con que tu sitio está completamente roto y lleno de extraños problemas de diseño y feos shortcodes.

Live visual builder within Avada
Constructor visual en vivo dentro de Avada

Por eso debes evitar los temas que vienen con tipos de entrada personalizados, shortcodes o cualquier funcionalidad importante, como formularios de contacto o constructores, y utilizar en su lugar un plugin.

Por último, las plantillas prefabricadas tampoco son siempre buenas. Aumentan el precio y el tamaño del tema, y por lo general son inútiles a menos que vayas a crear un sitio en 24 horas y no pienses reemplazar ninguna de las imágenes o contenidos de la demo.

Unas cuantas plantillas con diferentes diseños pueden ser bastante útiles, pero un centenar de demos para cada nicho posible son excesivas e innecesarias.

Prebuilt demos in the Avada theme
Demostraciones preconstruidas en el tema Avada

Avada se vende a sí misma con más de 550 páginas de documentación, pero para una herramienta destinada a proporcionar una base de diseño sencilla para tu sitio, parece demasiado.

Si necesitas la funcionalidad, es mucho mejor confiar en plugins que se puedan desactivar fácilmente que engancharlos al soporte más crucial de tu sitio web que será extremadamente difícil de cambiar más adelante.

3. Soporte inactivo

Un soporte inactivo nunca es una buena señal. Tanto si necesitas ayuda para instalar un tema como para solucionar un error que aparece de repente, siempre es bueno tener a los desarrolladores oficiales a los que recurrir. Y si no hay soporte, es una buena señal de que ya no se actualiza.

Si utilizas un tema del repositorio de WordPress, puedes ver sin esfuerzo si recibe soporte visitando su página, desplazándote hacia abajo y viendo el foro de soporte. Los temas con una marca de verificación han sido resueltos, así que es probable que no tenga soporte si no ves ninguna marca.

WordPress theme support forum
Foro de soporte del tema de WordPress

Por desgracia, el soporte de los sitios de terceros suele ser menos transparente. Los temas pueden tener foros de soporte en los que puedes comprobar manualmente si los temas se están resolviendo, pero es mucho más difícil ver si el soporte está actualmente activo.

4. Inaccesible

Por último, es crucial evitar los temas que no están construidos teniendo en cuenta la accesibilidad. Esto causará problemas a los usuarios de dispositivos de asistencia y llevará mucho tiempo arreglarlo por ti mismo, incluso si estás familiarizado con el código.

Los temas pueden decir que son accesibles, pero asegúrate de que enumeran los pasos específicos que han tomado. Esto puede incluir la optimización para lectores de pantalla, atajos de teclado o funciones especiales como el selector de colores de contraste de Twenty Twenty One .

Accessibility features in the Twenty Twenty-One theme
Características de accesibilidad en el tema Twenty Twenty-One

Antes de instalarlo, comprueba tú mismo si es accesible o chequea la demo con un comprobador automático de accesibilidad.

No dejes que un tema inflado ralentice tu sitio. 🙅‍♂️ Elige el adecuado con la ayuda de esta guía ⬇️Click to Tweet

Resumen

Los temas lentos e inflados son un gran problema en WordPress. Es un problema que puede costarte mucho, haciendo que sea extremadamente difícil alejarse de ese tema en el futuro sin romper tu sitio.

Evita los temas con listas masivas de características y, en su lugar, quédate con los más sencillos y ligeros, que sólo incluyen lo esencial. Existen muchos temas que son funcionales y bonitos, pero no están llenos de cientos de características innecesarias.

Busca temas que sean sencillos, con capacidad de respuesta, optimizados para el SEO, seguros y que se actualicen con regularidad. Evita los temas pesados e inflados con más características de las que probablemente vayas a utilizar.

¿Tienes problemas para elegir el tema adecuado para tu nuevo proyecto? Comparte tus necesidades con nuestra comunidad en los comentarios de abajo


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 35 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.