El IdC (IoT – Internet of Things en inglés) proporciona una forma rápida de acceder y conectar dispositivos y aplicaciones a escala en todo el mundo.

El IoT no sólo ayuda a impulsar la productividad y la eficiencia de las empresas, sino que también agiliza los hogares y las ciudades para una mayor comodidad y sostenibilidad medioambiental.

Si te preguntas: «¿Qué es el IoT?», estás en el lugar adecuado. Esta guía explica cómo funciona el Internet de las Cosas, por qué es importante, sus pros y sus contras, y los aspectos de su seguridad.

¿Qué es el IoT? El IoT explicada

Entonces, ¿qué es la IoT y cómo funciona?

Una imagen que muestra que el IoT es una red de dispositivos y aplicaciones
El IoT es una red de dispositivos y aplicaciones (Fuente: Novateus)

El Internet de las Cosas, abreviado como IoT, es una red interconectada de dispositivos físicos (ordenadores, sensores y maquinaria) y software (aplicaciones) que trabajan juntos para automatizar y agilizar los procesos.

Esta red intercambia información y órdenes a través de Internet, recogiendo, registrando y gestionando datos para potenciar la funcionalidad de los dispositivos conectados.

Estos dispositivos y aplicaciones incluyen herramientas cotidianas, como tu FitBit o Amazon Dot. También pueden ser sistemas a nivel industrial, como equipos de fabricación o sensores a gran escala.

¿Ves el acrónimo 'IoT' por ahí, pero no estás seguro de lo que significa... o de cómo podría aplicarse a tu negocio? 👀 Sigue leyendo... 🛠Clic para Tuitear

¿Qué son las aplicaciones IoT?

Una aplicación IoT es un software que se ejecuta en los dispositivos habilitados para IoT.

Existen todo tipo de aplicaciones en todos los sectores industriales, desde la sanidad hasta la ingeniería civil o la calefacción residencial.

Estas aplicaciones pueden darte el control remoto de tu tecnología de sensores para ayudarte a gestionar los datos recogidos y agilizar los flujos de trabajo.

Una aplicación de IoT proporciona una solución dinámica para manejar tus dispositivos inteligentes de IoT utilizando la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático para mejorar la recogida de datos y automatizar los procesos.

Encontrarás aplicaciones IoT que ayudan a particulares y empresas a:

  • Simplificar los procesos
  • Mejorar el comportamiento y el rendimiento
  • Automatizar tareas
  • Establecer condiciones ambientales
  • Supervisar y controlar la actividad
  • Reducir los costes y hacer un seguimiento de los beneficios y las pérdidas

¿Qué es el IoT industrial?

«IoT industrial» se refiere a las soluciones de IoT diseñadas para entornos industriales, como almacenes, fábricas y plantas de fabricación.

Estos entornos requieren una compleja comunicación entre dispositivos para agilizar y automatizar los procesos industriales.

Las aplicaciones de IoT industrial no sólo ayudan a los entornos industriales a comunicarse a distancia entre dispositivos, sino que también pueden ayudar a los equipos a comprobar:

  • La calidad, eficiencia y eficacia de las piezas físicas de la maquinaria y los flujos de trabajo mecánicos
  • La eficiencia y productividad de los procesos y sistemas
  • Los costes de fabricación y procesamiento y el despilfarro

¿Cómo de grande es el IoT?

En 2019, había 10.000 millones de dispositivos conectados al IoT. Para 2025, las predicciones estiman que habrá cerca de 40.000 millones.

El negocio del IoT en las empresas
El mercado del IoT empresarial creció un 22% en 2021 (Fuente: IoT Analytics)

El mercado mundial del IoT, que creció un 22% en 2021, está valorado actualmente en 384.700 millones de dólares.

¿Por qué es importante el IoT?

Para las personas y los hogares, el IoT proporciona una forma fácil de conectar los dispositivos cotidianos, como tu Apple Watch o tu termostato inteligente.

Al conectar personas y servicios de forma global, el IoT facilita la automatización de las tareas cotidianas y el control de los comportamientos.

Aprovechando las aplicaciones y dispositivos del IoT, los consumidores pueden controlar el uso que hacen de los servicios y productos para gestionar su estilo de vida y los costes del hogar y modificar sus hábitos en consecuencia.

Para la industria, el IoT recopila datos para controlar la eficiencia, la eficacia y la productividad en los procesos de fabricación y entrega.

Esto no sólo agiliza la fabricación y el mantenimiento, sino que también proporciona un sistema de diagnóstico para la gestión de desastres.

Pero no es sólo lo que puede hacer el Internet de las Cosas lo que lo hace importante, sino cómo lo hace.

El IoT proporciona una forma asequible de conectar y automatizar dispositivos. No sólo el Internet es barato. También puedes adquirir aplicaciones y dispositivos del IoT a precios bastante bajos.

Además, gracias a las interfaces intuitivas y los dispositivos inteligentes, el IoT es fácilmente accesible. Es sencillo aprender un nuevo software.

Además, el IoT facilita el trabajo global a distancia. Las personas y las empresas pueden acceder a sus aplicaciones desde dispositivos de cualquier parte del mundo.

Esto permite ajustar las condiciones inmediatamente desde cualquier lugar basándose en datos en tiempo real.

En resumen, el Internet de las Cosas permite que el mundo físico se encuentre con el mundo digital para acelerar y automatizar las actividades. De este modo, reduces el trabajo manual y los errores humanos, al tiempo que mejoras los flujos de trabajo y los comportamientos.

¿Cómo funciona la IoT?

El Internet de las Cosas consta de cuatro componentes sincronizados: sensores, conectividad, procesamiento de datos e interfaz de usuario.

El IoT tiene un proceso de cuatro pasos
El IoT tiene un proceso de cuatro pasos (Fuente: Lvivity)

Tecnología de sensores. Los sensores te permiten recoger datos de tu entorno.

Esto puede ser tan sencillo como un sensor de movimiento que detecte el movimiento en tu casa o tan complejo como un software de reconocimiento de voz para aplicaciones de voz a texto.

Conectividad. Esta parte del proceso proporciona a los sensores una puerta de acceso a la nube a través de Internet. Esto permite a los dispositivos enviar datos a la nube para su procesamiento.

Las opciones de conectividad incluyen WiFi, Bluetooth, celular, satélite, redes de área amplia de baja potencia (LPWAN) y ethernet. Tu elección depende del consumo de energía, los requisitos de ancho de banda y el alcance.

Procesamiento de datos. En la fase de procesamiento de datos del IoT, una aplicación recogerá, gestionará y almacenará automáticamente los datos en función de los parámetros establecidos.

En un nivel sencillo, podría ser el proceso de recogida y validación de las lecturas de temperatura de un termómetro de suelo.

En un nivel más complejo, podría ser la recogida, reconocimiento y traducción de mensajes de voz.

Interfaz de usuario. La interfaz de usuario hace que los datos sean legibles para los humanos. Una interfaz intuitiva también te permitirá comprobar y responder a los datos en tiempo real.

Puedes cambiar el aspecto de los datos, modificar el funcionamiento de los sensores, crear alertas sobre los datos entrantes y compartir los datos con otros dispositivos y aplicaciones.

Ejemplo de aplicaciones y dispositivos IoT

Las aplicaciones del Internet de las Cosas se ejecutan en dispositivos IoT. Trabajando juntos, proporcionan una funcionalidad automatizada en una gran cantidad de entornos.

Como dice Calvin Hendryx-Parker, Director Técnico de Six Feet Up:

«Desde la ingeniería genética hasta la gestión de cultivos y la exploración espacial, todos los días los desarrolladores ponen en práctica innovaciones impactantes que benefician a la humanidad.»

Ejemplos de dispositivos IoT en una lista
Ejemplos de dispositivos IoT.

Veamos algunos ejemplos.

Hogares inteligentes. La iluminación inteligente cuenta con dispositivos como bombillas inteligentes y sensores de inteligencia ambiental, es decir, iluminación que responde al movimiento. Estos dispositivos se manejan desde una aplicación de smartphone.

Dispositivos portátiles. Tu Apple Watch o FitBit es un ejemplo de dispositivo portátil con una app de IoT para funcionar y conectarse a aplicaciones operativas en tu smartphone o tablet.

Transporte. En un nivel básico, el llavero de tu coche funciona como un dispositivo IoT, conectándose a aplicaciones que te permiten cerrar el coche, abrir el maletero y activar la alarma.

En un nivel más complejo, los coches autodirigidos utilizan el IoT para repostar. Un sensor del indicador de combustible envía un aviso de repostaje a la aplicación de gestión interna del coche. El sistema del coche envía automáticamente una señal para encontrar puntos de recarga cercanos.

Los puntos de carga disponibles responden y hacen que el coche se dirija de forma autónoma al puerto de carga. En este ejemplo, el sensor de combustible, el coche y el puerto de carga son dispositivos IoT, mientras que el sistema interno del coche y el software del puerto de carga son aplicaciones.

Para las empresas. Si necesitas herramientas de desarrollo de sitios web, tu MacBook, iPhone o tableta funcionarán como dispositivos. Un software como DevKinsta funciona como tu aplicación de desarrollo. Por otra parte, si estás supervisando el rendimiento, podrías utilizar la herramienta Kinsta APM como tu aplicación.

Si necesitas hacer un seguimiento de los activos, podrías tener un dispositivo de seguimiento conectado a los camiones de reparto, una tableta para que los conductores registren las entregas y un ordenador para gestionar todas las entregas. El rastreador, la tableta y el ordenador ejecutan aplicaciones IoT.

Ciudades inteligentes. Los contenedores inteligentes utilizan sensores de peso para indicar a los camiones de basura que deben ser vaciados. Tanto los sensores como el ordenador del camión ejecutan aplicaciones para gestionar este proceso. Esto agiliza la gestión de los residuos de la ciudad.

Caso de uso de la gestión de residuos mediante IoT en las ciudades inteligentes
Caso de uso de la gestión de residuos mediante IoT en las ciudades inteligentes

Los parquímetros inteligentes facilitan el pago del aparcamiento con el smartphone. Los guardias de tráfico llevan dispositivos para realizar controles de pago. El parquímetro, tu smartphone y el dispositivo del guardia de tráfico ejecutan aplicaciones que se conectan entre sí.

Ventajas y desventajas del IoT

El IoT te permite transformar digitalmente tu casa y tu negocio. Sin embargo, hay algunos obstáculos a los que te enfrentarás cuando diseñes tu red de aplicaciones y dispositivos.

Ventajas del IoT

Un gráfico que muestra dónde podrían obtener las empresas el mayor valor de IoT
Donde las empresas obtendrían el mayor valor del IoT (Fuente: Farnell)

Los beneficios del IoT son enormes:

Eficiencia y productividad. el 48% de las empresas afirma que el IoT aporta el mayor valor al mejorar la productividad y el rendimiento de la fabricación. Esto demuestra que la automatización aumenta la eficiencia y la productividad.

Conservación de los recursos. La supervisión, la gestión y la automatización ayudan a conservar recursos como el tiempo, el dinero, los activos y el esfuerzo humano.

Mejora del comportamiento. Puedes averiguar cómo y dónde mejorar los comportamientos mediante la supervisión y el seguimiento de las actividades.

Comunicación. Las conexiones entre dispositivos mejoran la capacidad de comunicación. El IoT es de fácil acceso gracias a dispositivos baratos e interfaces intuitivas.

Impacto medioambiental. Combinar el seguimiento del comportamiento con la automatización nos ayuda a influir en los sistemas hacia un trabajo ecológico. Según John Canali, analista principal de Omdia, «el IoT proporciona a las empresas las herramientas no sólo para comprometerse con prácticas ambientalmente sostenibles, sino para convertir estos esfuerzos en beneficios y ahorros.»

Escalabilidad. La automatización de dispositivos y aplicaciones permite escalar los sistemas de forma asequible.

Inteligencia empresarial. El IoT te permite conocer cómo tus clientes utilizan y responden a tus productos, y cómo tu equipo colabora eficazmente. De esta forma, puedes diseñar estrategias de negocio basadas en comportamientos positivos.

Evolución del negocio. El IoT proporciona una vía para la evolución del negocio, ayudándote a acceder a nuevas líneas de productos y a entrar en nuevos mercados.

Desventajas del IoT

Aquí tienes algunas de las principales razones por las que el Internet de las Cosas no siempre funciona a la perfección:

Seguimiento y privacidad. Las aplicaciones recopilan datos y rastrean comportamientos. Esto plantea cuestiones sobre quién debe acceder a esos datos, cómo deben compartirse, dónde deben almacenarse y cuándo deben eliminarse.

Sin una política de datos clara, tu empresa puede tener problemas de seguridad, y las infracciones pueden dar lugar a grandes multas por incumplimiento. Esto podría significar que los datos personales de los usuarios queden expuestos a fuentes maliciosas.

Sin embargo, a pesar de la demanda de políticas de privacidad de datos, sólo una de cada diez empresas reconoce su necesidad como forma de acelerar las soluciones de IoT.

Problemas de seguridad. La preocupación por la seguridad se ha convertido en algo primordial con muchos dispositivos y aplicaciones conectados a Internet.

Hay muchos puntos de entrada para que el spyware y los virus corrompan los datos, roben información y tomen el control de los dispositivos.

Ancho de banda. Tendrás dificultades para hacer funcionar tus dispositivos y aplicaciones del IoT sin suficiente ancho de banda.

Costes de energía. Hacer funcionar y cargar muchos dispositivos puede agotar la electricidad, contribuyendo a aumentar las facturas de electricidad cuando el coste de la energía ya está aumentando.

Compatibilidad. Con tantos dispositivos y aplicaciones, es importante tener en cuenta la compatibilidad dentro de tu red, y con las redes externas (otras empresas) con las que quieras conectarte.

Cambios de empleo. La automatización y la IA reducen la demanda de trabajo manual y repetitivo. Esto podría significar menos trabajadores de la cinta transportadora de la fábrica para realizar tareas manuales o menos trabajadores administrativos de RRHH o contabilidad para introducir datos manualmente.

Impacto neto previsto de la IA en el empleo de las industrias en 20 años
Impacto neto previsto de la IA en el empleo de las industrias en 20 años

Aunque es posible que se pierdan algunos puestos de trabajo, el IoT abre nuevas oportunidades laborales dentro de la tecnología y el análisis de datos en los ámbitos educativo, sanitario, social, profesional y científico.

Crecimiento de los presupuestos de IT. Más tecnología significa mayores presupuestos deIT tanto para las empresas como para el hogar. No sólo las entidades comerciales tienen que presupuestar más software y equipos tecnológicos más grandes, sino que los consumidores pueden tener que pagar por las tabletas, los wearables, los coches autodirigidos, etc.

Fiabilidad. Si no tienes una buena fiabilidad de la red combinada con aplicaciones sólidas y dispositivos de alta calidad, experimentarás tiempos de inactividad. Esto puede afectar a la comunicación y al rendimiento de los productos en toda la empresa.

Normas y marcos de IoT

Las normas y marcos de IoT definen cómo se desarrollan los sistemas para garantizar la compatibilidad, la responsabilidad y la fiabilidad en toda la red.

Explicación de las normas IoT

Funcionando un poco como un sistema operativo, las normas son los protocolos establecidos sobre los que funcionan las aplicaciones de IoT.

El objetivo de la normalización es establecer métodos universalmente aceptados para crear aplicaciones y dispositivos. De este modo, los desarrolladores tienen interoperabilidad en toda la red.

Las normas mejoran la compatibilidad y la interoperabilidad, permitiendo que los sistemas y entidades trabajen juntos en una red.

Con normas sólidas, diferentes industrias y mercados pueden colaborar utilizando aplicaciones de IoT para facilitar la innovación. Sin embargo, sin normas sólidas, las empresas no pueden compartir fácilmente datos e información.

Las normas de IoT también mejoran los sistemas de seguridad de IoT. Con unas normas de seguridad universalmente aceptadas, es más sencillo proteger a todos dentro de la red.

He aquí cuatro ejemplos de normas populares:

  • IPv6 sobre redes personales inalámbricas de baja potencia (6LoWPAN)
  • ZigBee
  • Data Distribution Service (DDS)
  • LiteOS

Explicación de los marcos IoT

Los marcos del IoT son las plataformas que soportan el desarrollo, la gestión y el rendimiento de las aplicaciones, permitiendo el intercambio fluido de datos entre dispositivos y aplicaciones.

Como capa de middleware, los marcos proporcionan ecosistemas a los que se conectan los dispositivos y las aplicaciones. Por ejemplo, todas las configuraciones de IoT requieren servicios de computación en la nube para recoger, procesar y almacenar los datos de los sensores. Microsoft Azure y Amazon Web Services son marcos que proporcionan estos servicios.

Algunos ejemplos de marcos conocidos son:

  • IoT de Amazon Web Services (AWS)
  • Azure IoT Suite de Microsoft
  • Brillo/Weave de Google
  • Calvin

Privacidad y seguridad del IoT

En cuanto a la seguridad, con muchos dispositivos conectados a la red, tienes muchos puntos de entrada para fuentes maliciosas. Cada dispositivo que se añade crea un nuevo punto de entrada.

Controlar la seguridad de cada dispositivo es extremadamente difícil, con dispositivos baratos disponibles en todo el mundo. Un hacker sólo tiene que saltarse un dispositivo de mala calidad para entrar.

Pero no es sólo la seguridad de los dispositivos y las aplicaciones lo que debe preocupar a las empresas. No todos los consumidores son conscientes de la seguridad. Basta con que un hacker adivine la contraseña de una persona para que pueda entrar en el sistema.

Y para que todo el sistema sea seguro, se necesitan medidas de seguridad en todos los niveles: sensores, conectividad, procesamiento de datos e interfaces de usuario.

Dispositivos domésticos a través de los cuales los hackers pueden entrar en el IoT
Dispositivos domésticos a través de los cuales los hackers pueden entrar en el IoT (Fuente: Reuters)

Las empresas necesitan soluciones sólidas para gestionar los riesgos de seguridad, ya que no pueden confiar en que los consumidores sean responsables al comprar dispositivos.

Además, las empresas no están preparadas para gestionar esta afluencia de datos. No sólo la mayoría de las empresas no entienden la necesidad, sino que muchos equipos carecen de la habilidad necesaria para establecer incluso las medidas de seguridad básicas. En algunos casos, las empresas ni siquiera piensan en la seguridad o no tienen presupuesto para ello.

También existen posibles problemas de privacidad relacionados con la recogida, el almacenamiento y el intercambio de datos.

El IoT recopila datos tanto sobre quiénes son las personas – datos demográficos – como sobre lo que hacen – comportamiento. Es necesario que haya normas y reglamentos que regulen cómo se da el consentimiento para su uso, cómo se utilizan estos datos y cómo las empresas cumplen con la normativa.

Los principales problemas de privacidad son:

Las escuchas. Las fuentes maliciosas espían la vida privada de las personas, por ejemplo, pirateando las cámaras de seguridad o los monitores de bebés.

Exposición pública. Las empresas comparten o venden datos en los que los consumidores no piensan, sin su consentimiento explícito, como una empresa de alquiler de coches que vende datos de conducción a las compañías de seguros.

Violación de datos. Los piratas informáticos acceden a los datos de pago y de contacto entrando en dispositivos, aplicaciones o servidores.

Dispositivos baratos. Las escasas medidas de seguridad de los dispositivos baratos facilitan la entrada de programas espía en el sistema.

Responsabilidad. No está claro quién es el responsable de una brecha cuando un hacker entra a través de un dispositivo o una aplicación, especialmente si se trata de una brecha de contraseña.

El IoT y la nube

La nube se refiere a una enorme red que soporta los dispositivos y aplicaciones del IoT.

Cuando alguien dice que «sube algo a la nube», está hablando de Internet, por supuesto, pero específicamente de un centro en Internet.

Si Internet es el cielo, la nube es, bueno, una nube.

Y al igual que una nube pasa por un ciclo de actividades, lo mismo ocurre con la computación en la nube.

Internet funciona con datos almacenados en Servidores Edge. Estos servidores son cosas físicas que pertenecen y son gestionadas por empresas. Estas empresas proporcionan aplicaciones que recogen, procesan y almacenan datos. También hay una interfaz online para gestionar y ver esos datos.

La computación en nube es un sistema centralizado que comprende la gestión de los servidores, la capa de procesamiento de datos y la interfaz online que utilizan los clientes.

Cuando alguien dice que está subiendo algo a «la nube», puede referirse a Google Cloud.

Cuando subes algo a Google Cloud, va al servidor de Google. Google gestiona y almacena esos datos. Aparecen en tu Google Drive, donde puedes almacenarlos, leerlos, colaborar en ellos y compartirlos.

Por qué la computación en la nube es importante para el IoT

El nivel de la nube proporciona la capa de procesamiento de datos de la IO. Una vez recogidos los datos de los sensores, van a la nube para su procesamiento.

Cómo encaja la nube en el IoT
Cómo encaja la nube en el IoT

Hay muchos dispositivos y tipos de datos que se utilizan para diferentes fines, desde las gafas de RV hasta los equipos de entrenamiento quirúrgico y los rastreadores de fitness.

Todos estos dispositivos necesitan soluciones en la nube que almacenen, gestionen y aseguren estos datos a escala.

La accesibilidad a la información debe ser flexible, fiable y universal, y debe haber una forma de compartir, comunicar y colaborar con los datos. Y tiene que ser rápido.

Además, los mecanismos de recuperación de desastres son imprescindibles en tu solución en la nube, ya que evitan que los datos se pierdan o se corrompan.

La computación en la nube del IoT proporciona servicios cifrados escalables que recogen, almacenan, protegen y gestionan los datos de esta manera para los dispositivos y aplicaciones del IoT.

Los 4 tipos de computación en la nube e IoT

Existen cuatro tipos de computación en la nube: Infraestructura como Servicio (IaaS), Plataforma como Servicio (PaaS), Software como Servicio (SaaS) y Todo como servicio (EaaS).

Infraestructura como servicio (IaaS). Utilizando Internet, la IaaS te ofrece un servicio a la carta de infraestructura y recursos tecnológicos, como hardware dedicado, capacidades de red y almacenamiento.

Plataforma como servicio (PaaS). Utilizada con mayor frecuencia para el desarrollo de aplicaciones, la PaaS te proporciona hardware y software que funcionan juntos para que puedas crear herramientas. PaaS incluye bases de datos, middleware, sistemas operativos y servidores.

Software como servicio (SaaS). Una herramienta de software completa, el SaaS proporciona aplicaciones para el usuario final que funcionan en el IoT. Podría ser una solución de gestión de relaciones con los clientes (CRM) basada en la web, una herramienta de contabilidad o un servicio de transmisión de música.

Todo como servicio (EaaS). Englobando la amplia red de productos, herramientas y servicios accesibles en la IO, EaaS se refiere a todos los grupos tecnológicos emergentes. Entre ellos se encuentran el Escritorio como Servicio (DaaS) y la Inteligencia Artificial como Servicio (AIaaS).

Los datos y el IoT

El IoT recoge y procesa una increíble cantidad de datos de todas las formas y tamaños. La gestión de los datos es, por tanto, fundamental para un sistema seguro y que funcione bien.

Para las pequeñas empresas, puede que sólo tengas que gestionar los datos de tu sitio web. Puede que tengas una tienda online que recoja direcciones de correo electrónico, nombres de clientes y detalles de pago. Una herramienta como MyKinsta puede ayudarte a recoger, gestionar y almacenar estos datos.

Sin embargo, si eres una organización grande, puede que necesites una solución de Big Data. Big Data se refiere a enormes conjuntos de datos que no pueden ser manejados por las bases de datos tradicionales.

Las soluciones de Big Data trabajan en el IoT para:

  • Permitir la recopilación y el análisis en tiempo real de una variedad de datos en volumen y velocidad
  • Almacenar muchos datos en bases de datos de Big Data utilizando herramientas como Spark
  • Crear y compartir informes de datos
El IoT ayuda a impulsar la productividad y la eficiencia de las empresas... pero eso no es todo. ✅ Aprende más en esta guía ⬇️Clic para Tuitear

Resumen

Para responder a la pregunta «¿Qué es el IoT?», piensa en él como en la fábrica de Willy Wonka para la conectividad global, la automatización y la innovación.

Piensa en cualquier forma en que puedas mejorar algo automatizándolo, recogiendo datos sobre él o conectándolo a otra cosa. El IoT puede ayudarte a ello.

Pero es importante entender los contratiempos del IoT en su estado actual. La seguridad y la privacidad son aspectos importantes a tener en cuenta. Hay que proteger grandes cantidades de datos, y te juegas el cuello si no lo haces.

El IoT tiene la clave para una vida, un trabajo y una evolución más inteligentes para las empresas, los hogares, las industrias y las ciudades. Por eso necesita una planificación y una reflexión cuidadosas.

Empieza por gestionar tus sitios web de forma eficiente e inteligente con MyKinsta.


Ten todos tus aplicaciones, bases de datos y Sitios de WordPress online y bajo un mismo techo. Nuestra plataforma en la nube de alto rendimiento y repleta de funciones incluye:

  • Fácil configuración y gestión en el panel de MyKinsta
  • Soporte experto 24/7
  • El mejor hardware y red de Google Cloud Platform, con tecnología Kubernetes para una escalabilidad máxima
  • Una integración de Cloudflare a nivel empresarial para mayor velocidad y seguridad
  • Alcance de audiencia global con hasta 35 centros de datos y 275+ PoPs en todo el mundo

Pruébalo tú mismo con 20 $ de descuento en tu primer mes de Alojamiento de Aplicaciones o Alojamiento de Bases de Datos. Explora nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el que mejor se adapte a ti.