¿Sabías que pasamos más de 8 años de nuestra vida solo mirando nuestros teléfonos?

Así es, los teléfonos móviles se han convertido en algo esencial en nuestra vida diaria. Casi 4.000 millones de personas poseen un teléfono inteligente, lo que los convierte en un plato apetitoso para los hackers, independientemente de si es un Android o un iPhone.

Cada año surgen nuevas técnicas de hackeo, lo que pone en riesgo la seguridad de más usuarios y empresas. Por esta razón, hemos reunido una lista de las señales de advertencia más comunes y fáciles de identificar en las que puedes fijarte para saber si tu Android o iPhone está hackeado.

También hablaremos de cómo los piratas informáticos comprometen tu teléfono y de lo que puedes hacer para protegerlo de amenazas dañinas.

Señales de que tu Teléfono Puede Estar Hackeado

No es difícil darse cuenta de que algo va mal en tu teléfono. Aunque el problema podría estar relacionado con la tecnología, también podría significar que tu teléfono ha sido hackeado, lo cual es un problema grave, especialmente si utilizas tu teléfono para ejecutar tu sitio web de WordPress, por ejemplo.

Los teléfonos y otros dispositivos móviles son cada vez más vulnerables a ser hackeados.
Los teléfonos y otros dispositivos móviles son cada vez más vulnerables a ser hackeados. (Fuente de la imagen: Nerds Magazine)

¿Sabías que pasamos más de 8 años de nuestra vida solo mirando nuestros teléfonos? 😲 Aprende a mantener tu dispositivo a salvo de los hackers con la ayuda de esta guía ⬇️Click to Tweet
Entonces, ¿cómo puedes saber si tu teléfono está hackeado?

Vamos a hablar de las señales de advertencia más frecuentes en las que debes fijarte.

Cambios en el Rendimiento

Una caída inusual en el rendimiento de tu teléfono -especialmente si no es antiguo- es una de las señales más comunes de que puede estar hackeado.

1. El Teléfono se Ralentiza

Si tienes suficiente espacio en la memoria y la última actualización de software, pero tu teléfono va lento, existe la posibilidad de que haya sido vulnerado por un malware u otro método de pirateo.

El malware trabaja en segundo plano, consumiendo la potencia de procesamiento y los recursos de tu teléfono, lo que se traduce en un rendimiento notablemente más lento.

2. Cambios en la Batería Inusuales o Rápidos

Los teléfonos hackeados tienden a experimentar un rápido agotamiento de la batería. Si un hacker ha colocado un código o una aplicación maliciosa en tu teléfono, causará problemas de rendimiento y tu batería se agotará más rápido de lo habitual.

Es importante tener en cuenta que el rápido agotamiento de la batería también puede ser consecuencia de la ejecución de varias aplicaciones o juegos en segundo plano. (Sí, jugar durante mucho tiempo agota la batería)

Por lo tanto, primero debes comprobar que no hay ninguna aplicación ejecutándose en segundo plano. También debes restringir el consumo de batería de las aplicaciones de tu teléfono antes de asumir inmediatamente que ha sido hackeado.

3. El Teléfono se Sobrecalienta

Tu teléfono tiende a calentarse si lo usas en exceso, como ver películas y vídeos o jugar a juegos durante un tiempo prolongado.

Sin embargo, si no estás utilizando activamente el teléfono y se siente extrañamente caliente, esto podría significar que el teléfono puede estar comprometido por una actividad maliciosa y que alguien más lo está utilizando.

4. Mayor Consumo de Datos/Cargos en la Factura

Llega el momento de pagar la factura del teléfono, pero te encuentras con una factura más alta de lo que sueles pagar. Cuando lo compruebas, observas un consumo de datos desconocido y excesivo, u otros cargos en la factura.

Esto es una advertencia esencial de que tu teléfono podría estar hackeado, normalmente por un software espía.

En estos casos, un pirata informático utiliza el teléfono de la víctima para hacer llamadas, recopilar y transferir datos, enviar mensajes de texto o incluso hacer compras.

5. Las Aplicaciones se Bloquean Aleatoriamente

Es normal que una aplicación se bloquee o no se cargue correctamente en tu Android o iPhone. Significa que hay un fallo en la propia aplicación.

Sin embargo, si ves que varias aplicaciones se bloquean aleatoriamente o no pueden cargarse, es una señal de que hay un software o código dañino en tu teléfono que está impidiendo su funcionamiento normal.

6. Fallos en la Entrega del Correo Electrónico

Otra señal reveladora de que un hacker ha entrado en tu teléfono es que hay actividades inusuales en tu cuenta de correo electrónico.

En tal caso, recibirás notificaciones informando de que tu correo electrónico no ha sido entregado. Esto implica que tu cuenta está siendo usada para actividades de spam.

Otros cambios misteriosos incluyen que los correos electrónicos se marquen como leídos (no por ti) y que recibas alertas de inicios de sesión sospechosos en tu cuenta.

7. Menor Calidad de las Capturas de Pantalla

Si tu teléfono tiene una calidad de cámara excelente, pero de repente descubres que las capturas de pantalla que haces son de menor calidad, podrías ser víctima de un ataque de keylogger de baja calidad.

El keylogger es un software espía que permite a los hackers espiar tu teléfono y robar datos grabando tus pulsaciones.

Acciones Inexplicables

También puedes encontrar comportamientos extraños o actividades inusuales en tu iPhone o Android que estás seguro de que no has hecho. Si experimentas más de una de las siguientes situaciones, es probable que tu teléfono esté hackeado.

1. Aplicaciones Extrañas en el Teléfono

Es normal que el fabricante o tu proveedor de servicios hayan preinstalado aplicaciones en tu teléfono o que aparezcan nuevas aplicaciones tras una actualización de software.

Por otro lado, cuando un teléfono es hackeado, puedes encontrar aplicaciones que no reconoces en absoluto, por muy fiables que parezcan. Esto incluye software como aplicaciones antivirus y aplicaciones de limpieza del teléfono. Los hackers instalan estas aplicaciones en el teléfono de la víctima para espiarla y robarle información.

Si encuentras una aplicación que no recuerdas haber descargado o tenido en tu teléfono, debes utilizar un dispositivo diferente y comprobar que es seguro en Internet.

2. Pop-Ups Extraños

Si tu teléfono está infectado con malware, empezarás a ver ventanas emergentes o anuncios de tipo X o llamativos. Estas ventanas emergentes te pedirán que realices determinadas acciones a través de enlaces infectados. Es importante no hacer clic en esos enlaces sospechosos para evitar fugas de datos y más daños.

3. Actividad Desconocida en Llamadas o Textos

Tipos de malware como el phishing pueden infectar tu Android o iPhone a través de mensajes de texto SMS. Los hackers suelen enviar un SMS con un enlace infectado que les permite acceder a tu teléfono.

Si notas que hay SMS o llamadas que no has hecho, o si alguno de tus contactos recibe llamadas o textos tuyos que no reconoces, lo más probable es que tu teléfono esté hackeado.

4. Actividad Desconocida en las Redes Sociales

Aunque las plataformas de las redes sociales hacen todo lo posible para proteger las cuentas de sus usuarios de los intentos de pirateo, cada año se ven comprometidos montones y montones de cuentas.

Cuando un hacker se infiltra en tu teléfono, puedes notar actividades extrañas en tus cuentas de redes sociales, como múltiples intentos de inicio de sesión y cambios en tus credenciales (nombre de usuario y contraseña).

5. El teléfono Intenta Acceder a Sitios Web no Seguros

Estar conectado a una red segura tiene sus ventajas. Si la red está configurada para permitir y bloquear sitios web específicos, recibirás notificaciones cuando tu teléfono intente acceder a sitios web sospechosos, una señal reveladora de que ha sido comprometido.

6. Problemas con la Cámara

Mientras estás ocupado capturando tus momentos favoritos con la cámara de tu teléfono, hay un hacker en algún lugar esperando para aprovechar la oportunidad de hackear tu iPhone o Android a través de la cámara.

Algunas señales pueden indicar si tu teléfono está siendo controlado remotamente a través de la cámara. Por ejemplo, puedes encontrar fotos o vídeos en tu teléfono que no recuerdas haber hecho. Siempre debes estar atento al flash de tu cámara si se enciende sin motivo y tu teléfono empieza a calentarse.

7. Incapacidad para Apagar el Teléfono

Otra señal de que tu teléfono probablemente haya sido hackeado es la dificultad para apagarlo. Algunos tipos de malware y spyware impiden que tu teléfono se apague, lo que permite a los hackers espiarte en todo momento.

Cómo Pueden Hackear tu Teléfono

Hay varias formas de hackear tu teléfono y múltiples vulnerabilidades que los ciberdelincuentes utilizan para acceder a tu dispositivo. Algunos métodos son más frecuentes que otros, por lo que debes estar siempre alerta, ya que puede ocurrir cuando menos lo esperas.

Estar atento puede reducir el riesgo de que tu teléfono sea hackeado.
Estar atento puede reducir el riesgo de que tu teléfono sea hackeado. (Fuente de la imagen: Nerds Magazine)

Hablemos de las formas más comunes en que tu teléfono puede ser hackeado.

1. Redes Wi-Fi  no Seguras

Algunos piratas informáticos crean una red pública para atraer a usuarios vulnerables para que se conecten a ella y accedan a sus teléfonos. La cosa no acaba ahí. Incluso tu red doméstica puede ser una puerta de entrada si tienes una contraseña débil o cambias con frecuencia la contraseña de tu red.

2. Aplicaciones Maliciosas Descargadas

Una aplicación maliciosa nunca parecerá maliciosa. Sus capacidades de espionaje suelen estar ocultas dentro de una app de aspecto normal que parece tener un propósito típico (por ejemplo, juegos, filtros de cámara, apps de productividad, etc.). El pirata informático te convencerá de que instales la aplicación en tu teléfono y, una vez hecho esto, tendrá acceso total a tu teléfono.

Los dos tipos más comunes de aplicaciones maliciosas utilizadas por los hackers son el spyware y el stalkerware.

El spyware se utiliza para acceder a la información de tu teléfono, como las actividades en línea y la información personal. Por otro lado, el stalkerware se usa para rastrear tu ubicación, movimientos, llamadas y mensajes.

3. Hacer Clic en Enlaces Maliciosos

Los enlaces maliciosos son una forma mucho más fácil que las aplicaciones maliciosas de hackear tu teléfono, ya que todo lo que necesita el hacker es enviarte un enlace, y una vez que hagas clic en ese enlace, tendrá acceso completo a tu teléfono y a todo su contenido.

Estos enlaces pueden enviarse a través de textos normales o de cualquier otra aplicación de mensajería (o aplicaciones que tengan un servicio de mensajería) en tu teléfono, como WhatsApp, Facebook Messenger, LinkedIn, Twitter, Instagram, etc.

Al igual que los ordenadores, los enlaces maliciosos también pueden ocultarse dentro de los sitios web y aparecer como anuncios o enlaces a sitios web de otros servicios.

4. Intercambio de SIM

Este método se ha hecho bastante popular recientemente. El hacker conoce suficiente información sobre ti para llamar a tu proveedor de servicios, haciéndose pasar por ti y convenciéndole de que hay que cambiar tu número por una tarjeta SIM diferente.

Con la reciente introducción de la autenticación de dos factores (2FA), en la que se debe enviar un texto de verificación a tu teléfono para acceder a los servicios, todos estos textos se enviarán ahora al hacker en lugar de a ti.

Cómo Desbloquear Tu Teléfono

Si alguno de los métodos anteriores ha hackeado tu teléfono, no lo tires por la borda. Todavía puedes salvarlo y recuperar el control.

Puedes desbloquear tu teléfono con unos pocos pasos.
Puedes desbloquear tu teléfono con unos pocos pasos. (Fuente de la imagen: Flickr)

Aquí tienes unos cuantos métodos sencillos que puedes utilizar para desatascar tu teléfono sin necesidad de recurrir a un experto.

1. Eliminar el Malware

Cualquier malware en tu teléfono puede eliminarse fácilmente descargando una aplicación antimalware fiable. Hay numerosas aplicaciones disponibles para ese fin, algunas de las cuales cubren varios tipos diferentes de amenazas de seguridad, y otras están hechas específicamente para el malware.

Elige la aplicación adecuada para ti e intenta evitar los nombres desconocidos, ya que pueden acabar siendo aplicaciones maliciosas. Una vez instalada la aplicación, puedes empezar a utilizarla para escanear y eliminar todo el malware de tu teléfono.

2. Elimina las Aplicaciones Sospechosas

En el momento en que descubras que tu teléfono ha sido hackeado, comprueba todas las aplicaciones recién instaladas en tu teléfono. Si encuentras alguna aplicación que no hayas instalado tú, elimínala al instante.

Si alguna de las aplicaciones que has instalado tú mismo no es crítica o procede de fuentes sospechosas (nombres de empresas poco conocidas), elimínala completamente de tu teléfono.

3. Cambia las Contraseñas

Empieza por la propia contraseña de tu teléfono y revisa todas las aplicaciones principales que requieren una contraseña. Es posible que el pirata informático haya accedido a algunas de estas aplicaciones, haya cambiado sus contraseñas y haya salido de ellas.

No te detengas ahí. También es preferible que cambies la contraseña que usas para acceder al sistema operativo del teléfono (por ejemplo, las credenciales de las cuentas de Google/Apple) si el hacker encontró la forma de acceder a estas cuentas.

4. Restablecer el Teléfono

Todos los teléfonos inteligentes tienen la opción de restablecer el teléfono a su estado de fábrica por defecto. En otras palabras, con un solo clic, puedes borrar toda la memoria del teléfono, los ajustes, las aplicaciones instaladas después de comprar el teléfono, etc.

Sin embargo, antes de hacerlo, asegúrate de que los pasos anteriores que has seguido no han servido para desbloquear tu teléfono. En segundo lugar, asegúrate de que tienes una copia de seguridad de tu teléfono guardada en el almacenamiento en la nube para restaurar tu teléfono después del restablecimiento y no perder ningún dato valioso.

Cómo Proteger tu Teléfono de ser Hackeado

¿Conoces el dicho «más vale prevenir que curar»? Es mejor tomar todas las medidas de precaución para asegurar tu teléfono contra intrusiones no deseadas que intentar arreglar los daños causados por ellas.

Protege tu teléfono de los hackers.
Protege tu teléfono de los hackers. (Fuente de la imagen: Piqsels)

Estas sencillas acciones pueden salvarte de un montón de problemas no deseados si tu teléfono es hackeado.

Todos los planes de alojamiento de Kinsta incluyen soporte 24/7 de nuestros veteranos desarrolladores e ingenieros de WordPress. Chatea con el mismo equipo que respalda a nuestros clientes de Fortune 500. Consulta nuestros planes!

1. Mantén el Teléfono Protegido con Contraseña

A medida que los teléfonos se vuelven más y más avanzados tecnológicamente, su seguridad mejora. Hoy en día, todos los teléfonos inteligentes pueden protegerse mediante una contraseña que creas y utilizas para desbloquear la pantalla.

Muchos teléfonos han llevado esta seguridad un poco más allá con la introducción del reconocimiento facial y de huellas dactilares. Por eso, siempre es mejor asegurar tu teléfono utilizando cualquiera de estos métodos para mantenerlo protegido contra piratas informáticos no deseados si está disponible en tu teléfono.

Sin embargo, si tu teléfono solo se basa en una contraseña, intenta generar una contraseña lo suficientemente fuerte como para que cualquier hacker pueda descifrarla, pero no demasiado compleja como para que acabes olvidándola y te bloqueen el teléfono.

2. Utiliza Aplicaciones Seguras para Almacenar Información Sensible

La información sensible de tu teléfono puede ser contraseñas, fotos, documentos o cualquier otro contenido privado que prefieras guardar para ti. Por eso, las aplicaciones seguras, como el gestor de contraseñas, la aplicación de encriptación del teléfono y otras más, pueden hacer que tu teléfono y todo su contenido sean difíciles de acceder.

3. Activa Siempre la Autenticación de Dos Factores

Muchos servicios online importantes, como la banca online, el correo electrónico o las compras online, entre otros, utilizan la autenticación de dos factores para protegerte de cualquier intento de acceso no autorizado a tus cuentas.

Su funcionamiento consiste en que, para acceder a tu cuenta, se envía un texto de verificación a tu número de teléfono registrado en la cuenta para confirmar tu identidad. Algunos servicios ofrecen esta medida de seguridad de forma opcional, pero otros la aplican obligatoriamente. Si te lo piden, hazlo para asegurar aún más tu teléfono y todas las cuentas relacionadas con él.

4. Evita el Wi-Fi Público

Como ya hemos dicho, las redes wifi públicas pueden ser una puerta perfecta para que los hackers accedan a tu teléfono. Si es imprescindible conectarse a Internet mientras estás fuera, utiliza tus datos móviles. Puede ser un poco más costoso, pero es mucho más seguro.

Si esto no es posible, descarga una VPN fiable y conéctate a la red pública. De este modo, ocultarás tu identidad en línea y dificultarás que sea visible para los hackers cercanos.

5. Apaga el Bluetooth Cuando no lo Uses

Con el avance de las aplicaciones de mensajería, el Bluetooth se ha convertido en un método poco frecuente para enviar contenido malicioso. Sin embargo, todavía se utiliza, y tu teléfono puede seguir siendo vulnerable.

Por eso, si no estás conectado a ningún otro dispositivo Bluetooth (AirPods, teléfono del coche, etc.), siempre es mejor mantener el Bluetooth apagado. Además de ser más seguro, evita que tu batería se agote innecesariamente.

6. Mantén el Software del Teléfono y las Aplicaciones Actualizadas

Cuanto más antigua sea la versión del software de tu teléfono (especialmente si tiene más de 2 años), mayor será el riesgo de ser hackeado.

Las versiones antiguas de software no reciben las últimas actualizaciones de seguridad. Por eso es importante que te asegures de actualizar el software de tu teléfono con regularidad para recibir las últimas funciones y correcciones de seguridad.

Asegúrate también de actualizar con frecuencia las aplicaciones instaladas en tu teléfono. Además, se recomienda eliminar las aplicaciones que no uses en absoluto. Esto no solo liberará algo de espacio en tu teléfono, sino que también ayudará a mantenerlo seguro.

7. Bloquea las Aplicaciones Individuales

Bloquear aplicaciones específicas que contienen información personal es una forma perfecta de mantener tu teléfono a salvo de miradas indiscretas.

Algunos teléfonos Android tienen una función integrada de bloqueo de aplicaciones mediante un código de acceso o una huella dactilar. También hay aplicaciones de terceros en Google Play, como AppLock, que te permite restringir el acceso a determinadas aplicaciones sin necesidad de una contraseña o huella digital.

A diferencia de Android, el iPhone no da mucho margen a los usuarios para las aplicaciones de terceros. Así que puede que te cueste un poco bloquear aplicaciones individuales.

Sin embargo, algunas aplicaciones del iPhone se pueden bloquear, como la aplicación Notas. Si quieres mantener la privacidad de una determinada Nota, puedes bloquearla con un código de acceso, una huella dactilar o un identificador facial.

8. Supervisa Regularmente el Teléfono en Busca de Señales

No estamos sugiriendo que te vuelvas paranoico para mantener tu teléfono a salvo de los piratas informáticos, pero es prudente estar atento de vez en cuando a las señales de piratería como las que hemos comentado anteriormente.

Al igual que ocurre con la supervisión de los sitios web, si controlas regularmente el comportamiento de tu teléfono, podrás detectar cualquier malware o fallo de seguridad antes de que sea difícil de solucionar.

9. Activa la Función Buscar mi Teléfono

Casi todo el mundo tiene la costumbre de perder cosas. ¿Cuántas veces has olvidado dónde has dejado tu teléfono? Aunque es más seguro perder el teléfono en casa acurrucado entre los cojines del sofá, es un gran problema si lo pierdes en público.

Tanto los iPhones como los teléfonos Android tienen una excelente función para encontrar tu teléfono cuando lo has perdido. Se llama Buscar mi iPhone en los iPhone, y Buscar mi dispositivo de Google en los Android. Cada una de ellas te ayudará a localizar tu dispositivo perdido, a bloquearlo o incluso a borrarlo por completo si lo pierdes o te lo roban para evitar que tus datos almacenados se vean comprometidos.

Consejos para Arreglar un iPhone Hackeado

Aunque el iPhone funciona con un sistema cerrado (iOS) y ofrece más privacidad que Android, todavía es posible hackearlo.

Prestar atención a los consejos de seguridad puede reducir tu riesgo.
Prestar atención a los consejos de seguridad puede reducir tu riesgo. (Fuente de la imagen: Pxfuel)

Hemos reunido algunos ajustes que puedes hacer para proteger aún más tu iPhone de los intentos de pirateo.

  1. Elimina los widgets y los ajustes de las notificaciones de la pantalla de bloqueo: Las notificaciones, como los textos y los widgets, pueden mostrar datos sensibles que los extraños no deberían conocer.
  2. Elige «Iniciar sesión con Apple»: Esta es una función útil para cuando quieras crear una cuenta en línea en lugar de utilizar tu dirección de correo electrónico, lo que permitiría a terceros asociar tus datos con ella.

El inicio de sesión con Apple genera una dirección de correo electrónico aleatoria tras la que puedes ocultar tu dirección de correo electrónico para evitar que tus datos se vean comprometidos.

  1. Desactiva el seguimiento de anuncios: Las empresas emplean esta función para mostrarte anuncios personalizados en función de tus preferencias, lo que les permite recopilar datos sobre ti. Puedes desactivar esta función para evitar que estas aplicaciones recopilen o vendan tus datos, o puedes optar por un navegador que priorice tu anonimato.
  2. Desactiva el seguimiento del correo electrónico: Esto se aplica si utilizas la aplicación Mail de Apple. Como algunos correos electrónicos pueden dar al remitente una idea de tu ubicación, Apple puede bloquear parte de esta información desactivando el seguimiento del correo.

Consejos para Arreglar un Teléfono Android Hackeado

Si tienes un teléfono Android, hay algunas cosas que debes saber para proteger tu teléfono de ser hackeado.

Mantén tu Android actualizado y bloqueado.
Mantén tu Android actualizado y bloqueado. (Fuente de la imagen: pxfuel)

Estos son nuestros principales consejos:

  1. Activar Smart Lock: Esta función bloquea tu teléfono automáticamente en función de su ubicación. Por ejemplo, tienes la opción de mantener el teléfono desbloqueado si lo llevas encima. Sin embargo, se bloquea automáticamente cuando lo dejas
  2. Ten cuidado con lo que descargas: A diferencia de iOS, Android es un sistema operativo de código abierto, lo que lo hace más vulnerable a actividades maliciosas. Por tanto, te aconsejamos encarecidamente que descargues tus aplicaciones desde Google Play y te asegures de que están verificadas por Google Play Protect.
  3. Android Enterprise Essentials: Google ofrece este servicio para gestionar tu dispositivo, especialmente si utilizas el sistema operativo Android para empresas. Android Enterprise Essentials viene repleto de funciones de seguridad, como la protección contra el malware siempre activa y la aplicación del bloqueo de pantalla.
  4. Utiliza la navegación segura: Google Chrome tiene un modo de Navegación Segura que te avisa antes de acceder a un sitio web sospechoso, reduciendo los riesgos de ser hackeado por un malware. Una de las señales de que el sitio web que vas a visitar es seguro es que está protegido por SSL.
Con las nuevas técnicas de hackeo que se desarrollan cada año, saber cómo protegerte a ti mismo (y a tu teléfono) es esencial. 💪📱 Aprende más en esta guía ⬇️Click to Tweet

Resumen

Por muy precavido que uno sea, los hackers siempre inventan nuevas formas de llevar a cabo planes maliciosos para vulnerar tu teléfono, ya sea iPhone o Android.

Sin embargo, si estás atento a las señales de advertencia y utilizas los consejos de seguridad que te sugerimos, podrás proteger tu teléfono para que no sea hackeado y asegurar tu negocio online lo mejor posible.

Deja un comentario para decirnos si tienes más consejos para ayudar a otros a mantener sus teléfonos a salvo de los hackers. Y no dejes de consultar nuestros consejos para mantener la seguridad mientras trabajas desde casa.


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 34 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.