Junto con Amazon Web Services y MicrosoftAzure, Google Cloud Platform (GCP) es uno de los proveedores de servicios de computación en la nube más populares del mundo.

GCP ofrece una amplia gama de productos en la nube, desde máquinas virtuales «Compute Engine» hasta clústeres Kubernetes gestionados, pasando por servicios DNS y CDN de primera calidad. En este artículo, echaremos un vistazo a algunos de los productos más populares de GCP que pueden desplegar un sitio de WordPress de alto rendimiento.

En Kinsta, nuestra infraestructura de alojamiento se basa en Google Cloud Platform. Nos pasamos a GCP hace unos años después de probar varios proveedores de nube de primer nivel. Para nosotros, Google Cloud ofrecía la mejor combinación de rendimiento, seguridad y conjunto de funciones.

Dado que Kinsta es un host de Word Press gestionado, nos encargamos de todas las actualizaciones de software del lado del servidor y de la administración para que los clientes puedan centrarse en la gestión de sus sitios con nuestro panel de control personalizado MyKinsta.

En la actualidad, todos los sitios alojados en Kinsta cuentan con las máquinas virtuales más rápidas de GCP y su red Premium Tier.

¿No estás seguro de lo que este significa? Veamos con más detalle Google Cloud Compute Engine.

Google Cloud Platform Compute Engine

Compute Engine es el producto de máquina virtual (VM) de Google Cloud. En 2023, una máquina virtual suele ser sinónimo del término «servidor». En otras palabras, si oyes a alguien decir que tiene que configurar un servidor para su proyecto, normalmente significa que está configurando una máquina virtual.

¿Qué es una Virtual Machine Compute Engine?

Una máquina virtual asigna recursos informáticos, como núcleos de CPU, memoria RAM, almacenamiento en disco SSD o mecánico y conectividad de red. Las máquinas virtuales se derivan de las máquinas físicas y representan una parte de los recursos de la máquina física subyacente.

Por ejemplo, una máquina física con 128 núcleos de CPU, 128 GB de RAM y 1 TB de almacenamiento SSD podría dividirse en 4 máquinas virtuales, cada una con 32 núcleos de CPU, 32 GB de RAM y 250 GB de almacenamiento SSD.

En la práctica, las máquinas virtuales de proveedores de primer nivel como Google Cloud Platform permiten un nivel de escalabilidad flexible que las máquinas físicas tradicionales no pueden igualar.

Para demostrarlo, imagina que tu sitio de WordPress permite a los usuarios reservar en restaurantes.

Durante la semana, el sitio no recibe mucho tráfico. El viernes por la noche, el tráfico aumenta y continúa durante el fin de semana. Si tu sitio estuviera alojado en un servidor físico, tendría que lidiar con recursos estáticos y no escalables (por ejemplo, 16 núcleos de CPU, 32 GB de RAM, 500 GB de almacenamiento SSD). Esto significa que tu máquina solo sería rentable de viernes a domingo, y no tanto de lunes a jueves.

Por otro lado, una VM de Compute Engine te permite asignar un nivel mínimo de recursos durante la semana (por ejemplo, 4 núcleos de CPU, 16 GB de RAM, 500 GB de almacenamiento SSD) y aumentar tus recursos informáticos en respuesta al aumento del tráfico durante el fin de semana. Después del aumento del fin de semana, puedes volver a la configuración inicial. Dado que Google Cloud ofrece una potente API para desarrolladores, el proceso de escalado puede incluso automatizarse.

Familias de Compute Engine Machine

Antes de entrar en cómo puede utilizarse Compute Engine para alojar un sitio de WordPress, vamos a repasar las distintas familias de máquinas disponibles en Compute Engine.

Máquinas virtuales E2

Las máquinas virtuales E2 están diseñadas para escenarios informáticos cotidianos de bajo coste. Son ideales para alojar pequeños sitios web y aplicaciones, microservicios y entornos de desarrollo. Aunque Google no lo dice explícitamente, muchos ven la familia de máquinas E2 como un reemplazo más rápido y barato para la antigua familia de máquinas N1.

Las máquinas virtuales E2 utilizan CPUs x86 de Intel y AMD, pero a diferencia de las máquinas virtuales de otras familias de máquinas, no permiten elegir una generación específica de chips. En su lugar, las máquinas virtuales E2 utilizan una tecnología propia de «equilibrio de carga de recursos» para asignar las CPU en función de la disponibilidad de forma dinámica. Esto significa que una máquina virtual E2 puede funcionar con varios chips Intel (Skylake, Broadwell y Haswell) y AMD EPYC Rome.

Gracias a la tecnología de equilibrio de carga de Google, que incluye planificadores de CPU personalizados y migraciones de CPU que tienen en cuenta el rendimiento, las máquinas virtuales E2 pueden mantener un nivel de rendimiento constante a pesar de la variación del hardware físico que alimenta la máquina virtual.

Máquinas virtuales N1

Al igual que la familia de máquinas virtuales E2, las máquinas virtuales N1 también son máquinas virtuales de bajo coste y de uso general para las necesidades informáticas cotidianas. Sin embargo, utilizan procesadores Intel más antiguos y tienen una relación precio-rendimiento más bajos que las VM E2. Por lo tanto, a menos que tengas una razón específica para elegir las VM N1, las VM E2 pueden alcanzar el mismo nivel de rendimiento a un precio más bajo.

Máquinas virtuales N2

Las máquinas virtuales N2 son una alternativa de mayor rendimiento a las máquinas virtuales N1 y E2. A diferencia de las máquinas N1 y E2, las máquinas virtuales N2 están equipadas con las nuevas CPU Intel Cascade Lake que, según Google, ofrecen un 20% más de rendimiento al mismo precio que las máquinas virtuales de nivel inferior. Para los casos de uso con mucha memoria, las máquinas virtuales N2 pueden configurarse con hasta un 25% más de memoria por CPU.

Máquinas virtuales N2D

Las máquinas virtuales N2D son similares a las máquinas virtuales N2, pero dejan de lado las CPU de Intel en favor de los chips de AMD. En comparación con las VM N2, las VM N2D pueden configurarse con 144 CPU más y 256 gigabytes más de RAM. Por lo tanto, si buscas una máquina de uso general de alto rendimiento que admita un número muy elevado de núcleos de CPU y límites de memoria, las máquinas virtuales N2D son una opción sólida.

Máquinas virtuales C2

Las máquinas virtuales C2 son máquinas de alto rendimiento «optimizadas para el cálculo». Las máquinas virtuales C2 están equipadas con CPUs Intel Xeon de gama alta, que permiten velocidades de reloj sostenidas de 3,8 GHz. En comparación, E2, N2 y N2D utilizan CPUs Intel de nivel inferior que no pueden mantener 3,8 GHz. Las máquinas virtuales C2 están diseñadas para aplicaciones de uso intensivo de la CPU, como la automatización del diseño electrónico, los juegos, ciertos tipos de modelado científico y las aplicaciones de un solo hilo.

En Kinsta, utilizamos máquinas virtuales C2 para alimentar nuestra pila de alojamiento en todas las ubicaciones soportadas. Dado que WordPress es una aplicación de un solo hilo (cada trabajador PHP solo puede utilizar un hilo de la CPU), el rendimiento del sitio para las solicitudes sin caché depende en gran medida de la velocidad de reloj de la CPU. De hecho, después de mover nuestra infraestructura de VMs N1 a VMs C2, vimos hasta un 200% de aumento en el rendimiento de los sitios alojados en Kinsta.

Máquinas virtuales M1/M2

Las máquinas virtuales M1 y M2 son ideales para cargas de trabajo con uso intensivo de memoria, como grandes bases de datos en memoria (no persistentes), almacenamiento empresarial, aplicaciones de análisis de datos, etc. Las VM M1 ofrecen hasta 4 TB de memoria, mientras que las M2 pueden configurarse con hasta 12 TB de memoria.

Máquinas virtuales A2

Las máquinas virtuales A2 son las más nuevas de la línea Compute Engine de GCP. Al igual que las máquinas virtuales M1 y M2, las máquinas virtuales A2 están diseñadas para cargas de trabajo concretas. Las máquinas virtuales A2 pueden estar equipadas con hasta 16 GPUs NVIDIA Ampere A100 Tensor Core de alto rendimiento y están diseñadas para desarrollar y entrenar modelos de machine learning y deep learning.

Configuración de la VM Compute Engine

Durante el proceso de configuración de la VM de Compute Engine, puedes seleccionar la región de tu VM y sus especificaciones (familia de máquinas, CPU y RAM). También puedes especificar un sistema operativo (Debian, Ubuntu, Windows Server, etc.) para el disco de arranque y adjuntar dispositivos de almacenamiento en disco secundario local y persistente.

Configuración de la VM de Compute Engine.
Configuración de la VM de Compute Engine.

Para alojar un sitio de WordPress, es posible que desees adjuntar un SSD local como caché de Redis y varios SSD persistentes para almacenar la base de datos de WordPress y los archivos de instalación.

Más allá de las opciones básicas de configuración de las máquinas virtuales, Compute Engine también te permite especificar opciones avanzadas: cuentas de servicio para el acceso a la API, reglas de cortafuegos basadas en la IP para restringir el tráfico hacia/desde puertos específicos, claves SSH, etc.

Después de desplegar una máquina virtual Compute Engine, tendrás acceso a recursos informáticos respaldados por el hardware y la red de alto rendimiento de Google. Sin embargo, es importante tener en cuenta que aunque la infraestructura de Google es segura a nivel de hardware, depende de ti gestionar la seguridad a nivel de software y aplicaciones.

En términos prácticos, esto significa que para utilizar Compute Engine de forma segura, necesitarás tener algunos conocimientos de DevOps y de administración de sistemas para instalar actualizaciones de software, configurar varios paquetes de software relacionados con WordPress como PHP, Nginx y Redis, ajustar las reglas del cortafuegos para responder a las brechas de seguridad, configurar trabajos decron para automatizar las optimizaciones de la base de datos, etc.

Aunque tener acceso a una infraestructura informática de primera clase es definitivamente increíble, gestionar tu propia infraestructura de alojamiento de WordPress en el entorno de ciberseguridad actual puede ser complicado. Por lo tanto, a menos que tengas una razón y los recursos para gestionar tu propia infraestructura de WordPress en GCP, te recomendamos que utilices un alojamiento de WordPress gestionado que sea compatible con Google Cloud Platform.

Google Cloud Platform Cloud DNS

Junto con AWS Route53 y Cloudflare DNS, GCP Cloud DNS es otro servicio de DNS premium bien considerado. Cloud DNS suele estar clasificado como uno de los servicios de DNS con mejor rendimiento en términos de velocidad, latencia y disponibilidad.

Según DNSPerf, un sitio web que clasifica docenas de servicios DNS de diferentes proveedores, Cloud DNS tiene un tiempo de actividad del 99,2% y un tiempo medio de consulta de 51 ms. Aunque Cloud DNS es más lento que Cloudflare DNS (12,61 ms) y AWS Route53 (31,37 ms), sigue considerándose una opción rápida y fiable para resolver consultas DNS.

Si estás construyendo tu infraestructura de alojamiento de WordPress en Google Cloud Platform, necesitarás un servicio de DNS para resolver las consultas de nombres de dominio a la dirección IP de tu servidor. Si estás atado a GCP, Cloud DNS es una opción sólida para DNS. Sin embargo, si tu caso de uso te permite mezclar y combinar proveedores, Cloudflare y Route53 son soluciones DNS alternativas que ofrecen un rendimiento ligeramente mejor que Cloud DNS.

Google Cloud Platform Cloud CDN

Una red de distribución de contenidos(CDN) es necesaria para cualquier sitio o aplicación web de WordPress en [año]. Hoy en día, es habitual que un sitio web reciba tráfico de todo el mundo, por lo que es crucial descargar los activos estáticos, como los archivos CSS y JS, las fuentes y las imágenes, a centros de datos que estén más cerca de tus visitantes.

Google Cloud CDN es una CDN de primera calidad que aprovecha tecnologías como Anycast IPs, HTTP/2 y QUIC para proporcionar una entrega de alta velocidad de activos estáticos a los visitantes del sitio. Cloud CDN se integra con el producto HTTPS Load Balancer de GCP, lo que significa que tu sitio puede configurarse con una única dirección IP Anycast mientras sirve activos estáticos desde los centros de datos de GCP en todo el mundo.

La red de Cloud CDN consta de más de 130 PoPs (Kinsta CDN está impulsada por Cloudflare y soporta más de 200 PoPs) en todo el mundo. Gracias a las relaciones de Google con los ISP de todo el mundo, Cloud CDN puede entregar activos estáticos a los usuarios con un solo salto de red en la mayoría de los lugares. Además, el tráfico de Cloud CDN se cifra automáticamente y viaja a través de la red de fibra óptica privada de Google, lo que lo hace inmune a saltos de red adicionales e innecesarios entre el origen y el usuario.

Para los usuarios avanzados, Cloud CDN también es compatible con otros productos de GCP como Cloud Storage (almacenamiento de objetos) y Stackdriver (monitorización). Es capaz de almacenar en caché archivos de hasta 5 terabytes de tamaño e incluso admite URLs firmadas para el acceso temporal con permiso a un activo.

Si estás implementando un sitio de WordPress en Google Cloud Platform, Cloud CDN es una gran solución de CDN para entregar activos estáticos a los visitantes de una manera rápida y eficiente.

Google Cloud Platform Internet Networking

Cuando se piensa en los diversos factores que afectan al rendimiento del sitio, a menudo es fácil pasar por alto la importancia de una red de alta calidad.

Imagina que intentas ir en coche desde tu casa hasta el supermercado local. Aunque tengas un coche superrápido, lo más probable es que el tiempo que tardes en llegar al supermercado venga determinado por factores como el tráfico, el estado de la carretera, las señales de stop y los semáforos.

Teniendo esto en cuenta, optimizar el viaje encontrando una ruta con poco tráfico, con un mínimo de señales de stop y semáforos, te ayudará a aprovechar tu coche superrápido.

El mismo concepto se aplica al alojamiento, y suele ser un tema del que muchas empresas de alojamiento web no hablan.

Supongamos que tu sitio está alojado en San Francisco y que atrae a visitantes de todo el mundo. El tráfico de los visitantes de Nueva York, Suecia, Taiwán y Ciudad del Cabo viajará a través de diferentes cables de red, muchos de los cuales se encuentran en el fondo del océano, para llegar a tu sitio. Después de que tu servidor procese la solicitud, la respuesta debe viajar de vuelta al visitante a través de los cables de red.

Al igual que hay diferentes rutas para ir de tu casa al supermercado local, hay diferentes cables de red para que el tráfico de Internet vaya de un punto a otro. Al igual que las carreteras en el mundo físico, algunas rutas de tráfico de Internet son más nuevas, más rápidas, más fiables y menos congestionadas que otras.

Durante las dos últimas décadas, Google ha ido construyendo una de las mayores redes privadas de internet del mundo. En 2017, Google estimó que su red suministraba «el 25-30% de todo el tráfico de internet«. De hecho, Google tiene actualmente una participación en más de 63.000 millas de cables de red submarina en todo el mundo.

Google pone a disposición de los clientes de Google Cloud Platform su red privada de alto rendimiento a través de su red «Premium Tier». Esta es la red que utilizamos para todos los sitios alojados en Kinsta. GCP también ofrece un nivel de red más lento y menos fiable llamado red «Standard Tier».

Red Standard Tier de GCP

Según Google, la red de nivel estándar «ofrece una calidad de red comparable a la de otras nubes públicas importantes, a un precio inferior al de nuestro nivel Premium».

A diferencia de Google, muchos otros proveedores de la nube, como DigitalOcean y Linode, no tienen una sólida red global privada para enrutar el tráfico de Internet. En su lugar, enrutan el tráfico principalmente a través de las redes de los proveedores de servicios de Internet (ISP) en la Internet pública.

El tráfico enrutado a través de la Internet abierta suele estar optimizado en cuanto a costes, lo que significa que puede estar sujeto a varios «saltos» adicionales antes de llegar al destino.

Volviendo a nuestra analogía con el tráfico en el mundo real, puedes pensar en la red de nivel estándar como en las carreteras locales y en la red de nivel premium como en las autopistas. Al utilizar las carreteras locales, o la red de nivel estándar, lo más probable es que tengas que enfrentarse a más paradas debido a los semáforos, a la construcción de carreteras, etc.

Supongamos que tu sitio está alojado en el centro de datos de GCP en Virginia y utiliza la red de nivel estándar. Si recibe una visita de un usuario de Londres, Reino Unido, el enrutamiento del tráfico entre Virginia y Londres será gestionado por los ISP en lugar de por Google.

Desde el punto de vista del visitante, esto significa que la solicitud a tu sitio puede ser dirigida a varios lugares antes de llegar a tu servidor en Virginia. A la inversa, la respuesta de tu servidor puede tener que viajar a un lugar diferente antes de ser dirigida a Londres, Reino Unido.

En última instancia, estos saltos adicionales se traducen en una latencia adicional, lo que perjudica todo, desde la experiencia del usuario hasta los ingresos de la empresa.

Red Premium Tier de GCP

La red Premium Tier de Google Cloud Platform va a un paso más allá de la red Standard Tier en cuanto a rendimiento, fiabilidad y disponibilidad.

La red Premium Tier utiliza la mayor parte posible de la red privada de Google. Al utilizar la red Premium Tier, puedes esperar menos saltos entre el origen y el destino porque el enrutamiento del tráfico ya no está optimizado para el coste. En su lugar, Premium Tier optimiza la velocidad y el rendimiento.

Inversiones en cables submarinos de Google.
Inversiones en cables submarinos de Google.

La red Premium Tier de Google consta de más de 100 puntos de presencia (PoPs) en todo el mundo, muchos de los cuales están conectados por cables submarinos de propiedad privada. Hasta el [año], Google ha invertido en 18 instalaciones de cable submarino (más de 63.000 millas), seis de las cuales son de su propiedad. Los cables submarinos afiliados a Google se extienden por todo el mundo con conexiones entre lugares clave de Norteamérica, Sudamérica, Asia, Europa y África.

Las inversiones recientes de Google en cables submarinos incluyen Firmina (de la costa este de EE.UU. a Argentina), Echo (de California a Singapur e Indonesia) y Grace Hopper (de Nueva York a España y Reino Unido).

Tomando el mismo ejemplo anterior (enrutamiento del tráfico entre Virginia y Londres), el enrutamiento a través de la Red Premium permite que el tráfico viaje a través de los cables submarinos transatlánticos de Google. Así, en lugar de viajar a través de múltiples ISP públicos, el tráfico se enrutaría directamente desde Virginia a Londres a través de la red privada de Google. Una vez que el tráfico llega al centro de datos de Google en Londres, sería recogido por el ISP del visitante y servido como corresponde.

Red Standard Tier Network de GCP frente a la red Premium Tier

La red Premium Tier de GCP es mucho más rápida y fiable que su red Standard Tier. Según Cedexis, en una prueba de equilibrio de carga encargada por Google, la red de nivel estándar podía soportar 3.223 kbps de tráfico, mientras que la red de nivel premium soportaba 5.401 kbps, una diferencia significativa de 1,7 veces. En otra prueba realizada por Cedexis, descubrieron que la red de nivel Premium de GCP ofrecía una latencia un 30% menor.

Latencia de GCP Standard Tier vs. Premium Tier.
Latencia de GCP Standard Tier vs. Premium Tier.

En cuanto a los precios, la red Premium Tier es al menos un 24-33% más cara que la Standard Tier (Premium Tier está disponible en todos los planes de Kinsta sin coste adicional). La red Premium Tier proporciona el mejor rendimiento posible para los sitios de WordPress o las aplicaciones web que requieren una pila de alojamiento totalmente optimizada.

WordPress en Google Cloud Platform

Ahora que hemos repasado los distintos productos de Google Cloud Platform que pueden unirse para crear una infraestructura de alojamiento de alto rendimiento para un sitio de WordPress, vamos a profundizar aún más y a analizar exactamente por qué Google Cloud Platform  es una solución tan buena para alojar sitios de Word Press de todas las formas y tamaños.

Los sitios de WordPress son dinámicos

A diferencia de los sitios estáticos, los sitios de WordPress son dinámicos por naturaleza. Los sitios estáticos se basan en archivos HTML, CSS y JS preconstruidos que pueden desplegarse directamente en una CDN. Cuando un visitante solicita una página en un sitio estático, el contenido HTML no se construye en tiempo real. Esto significa que los sitios estáticos no requieren un potente servidor que se ejecute en segundo plano para construir las páginas a medida que se solicitan.

Por otro lado, las páginas sin caché de los sitios de WordPress necesitan crearse en tiempo real. Además, los procesos de backend, como el panel de administración de WordPress, las tareas cron y los plugins de copia de seguridad, requieren recursos informáticos para su uso o ejecución. Por lo tanto, el rendimiento de un sitio de WordPress depende en gran medida de los recursos informáticos del servidor del host (CPU y RAM).

WordPress no está diseñado para Multicore

Ahora que hemos establecido que los sitios de WordPress dependen de un servidor activo en segundo plano, vamos a entrar en algunas limitaciones computacionales de WordPress. Hoy en día, es habitual que los ordenadores se suministren con varios núcleos de CPU y que las aplicaciones utilicen varios núcleos en tándem para completar una única tarea. Por ejemplo, las aplicaciones de edición de fotos como Adobe Photoshop pueden utilizar varios núcleos de CPU para acelerar el procesamiento de imágenes.

WordPress funciona de forma un poco diferente. Cuando una petición de un visitante llega a tu servidor web (normalmente Nginx o Apache), se procesa y se pasa a un proceso hijo de PHP-FPM, un gestor de procesos FastCGI para PHP que ayuda a gestionar la ejecución del código PHP. Una vez que la solicitud se ha pasado al proceso hijo, a menudo denominado «trabajador PHP«, éste ejecuta el código con los recursos informáticos del servidor.

La RAM y la velocidad del SSD son factores de rendimiento importantes, pero rara vez son el cuello de botella de los sitios de WordPress con mucho tráfico. En cambio, el rendimiento de la CPU suele ser lo que más afecta al rendimiento de WordPress.

Hay múltiples aspectos de una CPU que influyen en el rendimiento, y la frecuencia de reloj es el primero de la lista. La frecuencia de reloj de una CPU determina cuántas instrucciones puede ejecutar por segundo. En general, una CPU con una mayor velocidad de reloj puede procesar más datos en menos tiempo.

Dado que WordPress no puede hacer uso de varios núcleos de CPU para procesar una sola solicitud, el uso de una CPU con una frecuencia de reloj alta permite procesar más solicitudes en menos tiempo. Por ello, Google Cloud Platform es una gran opción para alojar sitios de WordPress.

Además de las máquinas de uso general E2, N1, N2 y N2D, que utilizan CPUs con frecuencias de reloj más bajas, entre 2,0 y 2,8 GHz, Google Cloud Platform también ofrece máquinas C2 «optimizadas para cómputo» equipadas con CPUs Intel Xeon de gama alta que son capaces de funcionar a 3,8 GHz. El gigahercio (GHz) es una métrica que significa «109 ciclos de CPU por segundo», por lo que las velocidades de reloj pueden compararse linealmente. En otras palabras, una CPU de 4 GHz es el doble de rápida que una de 2 GHz.

Teniendo esto en cuenta, es fácil ver por qué las máquinas virtuales C2 y WordPress son una combinación perfecta. WordPress prospera con CPUs rápidas, y las máquinas virtuales C2 tienen algunas de las CPUs más rápidas disponibles para los consumidores. Después de hacer el cambio de máquinas N1 a máquinas C2 para nuestra infraestructura, vimos una mejora del 200% para los sitios alojados en Kinsta, y esta cifra está en línea con el salto de velocidad de reloj de 2,0 GHz a 3,8 GHz.

Mayor latencia, mayor tasa de rebote

En 2023, el usuario medio de Internet es bombardeado diariamente con publicaciones en blogs, vídeos, anuncios y publicaciones en redes sociales. Como propietario de un sitio web, es importante asegurarse de que tu sitio se carga lo más rápidamente posible en una amplia gama de dispositivos, porque los usuarios no esperarán a que un sitio lento se cargue.

Según Layer0, los sitios web de comercio electrónico con un tiempo de carga de la página inferior a un segundo ven un aumento del 15-30% en la tasa de conversión. En otras palabras, si no eres capaz de presentar a los visitantes el contenido casi inmediatamente, lo más probable es que veas un aumento en la tasa de rebote y una caída en el tráfico.

Si la velocidad es el nombre del juego, entonces alojar WordPress en una nube premium como Google Cloud Platform tiene mucho sentido. GCP no solo tiene algunas de las máquinas virtuales más rápidas del mercado, sino que también ofrece todos los componentes de infraestructura circundantes para garantizar que tu sitio se cargue lo más rápido posible.

La CDN en la nube de GCP le permite descargar activos estáticos a centros de datos de todo el mundo. Al mismo tiempo, su red Premium Tier optimiza el enrutamiento del tráfico para ofrecerle una ventaja sobre los sitios que dependen de los ISP públicos para manejar todo su enrutamiento de tráfico.

Una potente API para desarrolladores

Google Cloud Platform ofrece una potente y completa API para desarrolladores para arquitectos de la nube, administradores de sistemas, ingenieros de DevOps, etc. Si estás pensando en alojar un sitio de WordPress en Google Cloud Platform, te recomendamos que te familiarices con las API de Google Cloud y el SDK de Google Cloud para agilizar las tareas y facilitarte la vida.

Por ejemplo, puedes utilizar la API de Google Cloud para automatizar el escalado de tu instancia en respuesta a tu software de monitorización de tráfico. Del mismo modo, puedes utilizar la herramienta <code>gcloud</code> incluida en el SDK de Google Cloud para configurar las reglas del cortafuegos, aprovisionar y adjuntar unidades de estado sólido adicionales a tus máquinas virtuales de Compute Engine, configurar una zona de Cloud CDN, etc.

Cómo alojar un sitio de WordPress en Google Cloud Platform

Existen varias maneras de alojar un sitio de WordPress en Google Cloud Platform, y cada método tiene su propio conjunto de compromisos y desafíos. Además, dado que GCP es en gran medida un servicio no gestionado, es importante entender la administración de sistemas para desplegar un sitio de WordPress de forma segura (o elegir un proveedor de alojamiento gestionado como Kinsta que pueda encargarse de esto por ti).

Si prefieres hacerlo tú mismo, aquí tienes un resumen de los aspectos clave de los que tendrás que ocuparte. Así que, aunque no cubriremos paso a paso cómo alojar un sitio de WordPress en Google Cloud, te proporcionaremos una visión general que puedes utilizar para empezar.

Alojamiento de WordPress en GCP Compute Engine

La forma más sencilla de autoalojar WordPress en Google Cloud Platform es con una VM de Compute Engine. Estos son los pasos generales que debes seguir para poner en marcha un sitio de WordPress.

  1. Despliega una VM de Compute Engine en el panel de control de GCP. Si solo estás probando WordPress en Google Cloud en un entorno de desarrollo, incluso una VM de la serie E2 con 2 CPUs y 4 GB de RAM debería ser suficiente. Durante el proceso de despliegue de la VM, tendrás que elegir una distribución de Linux, adjuntar discos de almacenamiento, configurar las claves SSH, asignar una dirección IP externa y configurar otros ajustes opcionales según sea necesario.
  2. Una vez aprovisionada la máquina virtual, inicia sesión en ella a través de SSH e instala y configura todo el software necesario para WordPress. Esto incluye un servidor web como Nginx o Apache, PHP, MySQL, y más. Para una mayor protección a nivel de servidor, también se recomienda instalar software de seguridad como fail2ban y ufw.
  3. A continuación, tendrás que instalar y configurar el software principal de WordPress para que funcione con tu servidor web y tu configuración de PHP.
  4. Por último, es una buena práctica configurar varios scripts para automatizar las tareas administrativas relacionadas con la instalación de WordPress. Por ejemplo, puedes crear un script para reiniciar automáticamente PHP, MySQL y otros paquetes de software en tu pila de alojamiento en caso de caídas. También se recomienda configurar un script de inicio para garantizar que tu sitio siga disponible si tu servidor se reinicia debido a un tiempo de inactividad o a actualizaciones de software.

Además de estos cuatro pasos básicos, existen infinitas formas de ajustar y optimizar la instalación de WordPress en Google Cloud Platform. Para facilitar las cosas, Google ofrece una solución de despliegue de un solo clic para WordPress, que aprovisiona automáticamente una máquina virtual Compute Engine que ejecuta Debian Linux e instala todos los paquetes necesarios para un sitio básico de WordPress: Apache, MySQL, PHP, WordPress, WP-CLI, phpMyAdmin, etc.

Implantar WordPress en Google Cloud Platform.
Implementar WordPress en Google Cloud Platform.

Aunque la implementación de WordPress con un solo clic de Google Cloud puede ayudarte a empezar rápidamente, necesitarás una buena cantidad de conocimientos de administración de sistemas para gestionar el servidor de forma segura.

Kinsta es un host recomendado por Google Cloud

La infraestructura de alojamiento de WordPress de Kinsta está impulsada por lo mejor de GCP. Para nuestros recursos informáticos, utilizamos VMs optimizadas para computación C2 en todas las ubicaciones soportadas.

A diferencia de otros hosts que solo ofrecen máquinas virtuales C2 en planes caros (o no los ofrecen), nosotros ponemos a disposición los servidores más rápidos de Google Cloud en todos  los planes, desde Starter hasta Enterprise y más allá. En cuanto a la red, utilizamos la red Premium Tier más cara de GCP para el enrutamiento del tráfico con el fin de minimizar la latencia y maximizar la fiabilidad.

Aunque no dependemos de Cloud DNS y Cloud CDN para sus respectivas funcionalidades, seguimos poniendo a disposición de todos los clientes de Kinsta servicios DNS y CDN de primer nivel sin coste adicional.

El DNS de Kinsta está impulsado por Amazon Route53, que es casi dos veces más rápido que Cloud DNS de GCP según las pruebas de referencia de DNSPerf. Para la entrega de contenidos, Kinsta CDN cuenta con la amplia red global de Cloudflare, que es mayor que la red de Cloud CDN.

Lo mejor de todo es que si te alojas en Kinsta, no tendrás que preocuparte en absoluto por la gestión de las distintas piezas de la infraestructura de Google Cloud para ejecutar WordPress. Todas nuestras máquinas virtuales de Compute Engine están configuradas para mantener los datos de los clientes lo más seguros posibles, lo que significa que tenemos varios cortafuegos, configuraciones de software y puertos, y permisos de usuario personalizados.

También hacemos un seguimiento de los lanzamientos de software para Linux, PHP, MySQL, Nginx y otros, para garantizar que las vulnerabilidades críticas se actualicen y se parcheen lo antes posible.

MyKinsta – Un panel de control personalizado para WordPress

Incluso si consigues configurar tu infraestructura de alojamiento de WordPress en Google Cloud Platform, Google no proporciona ninguna herramienta para gestionar tu sitio de WordPress.

Una opción es pagar una licencia de cPanel e instalar el panel de control de cPanel en tu servidor. Sin embargo, esto no evita el hecho de que cPanel está construido específicamente para gestionar sitios de WordPress.

Desarrollamos nuestro panel de control MyKinsta personalizado explícitamente para desplegar y gestionar sitios de WordPress. Está equipado con herramientas específicas de WordPress, como Kinsta APM para supervisar el rendimiento de la aplicación y un interruptor para activar el modo de depuración de WordPress.

Estas son algunas otras características y herramientas que puedes esperar ver en MyKinsta:

Para experimentar MyKinsta por ti mismo, echa un vistazo a nuestra demostración gratuita aquí.

Soporte Premium de WordPress 24/7

Una cosa que no obtendrás cuando te autoalojes en Google Cloud Platform es un soporte 24/7/365 para problemas específicos de WordPress. GCP ofrece varios niveles de asistencia que van desde la gratuita hasta la de más de 500 dólares al mes, pero su ámbito de asistencia se centra principalmente en cuestiones relacionadas con la infraestructura.

Dado que Kinsta es un alojamiento gestionado de WordPress, nuestro enfoque de la asistencia al cliente es diferente. Nuestro equipo de soporte está formado exclusivamente por expertos en WordPress equipados con el conocimiento y las herramientas para depurar los problemas más difíciles de WordPress.

Además, no tenemos un servicio de asistencia por niveles, lo que significa que siempre estarás conectado con un ingeniero cualificado que pueda resolver el problema en cuestión. Nuestro equipo está disponible 24 horas al día, 7 días a la semana, a través del chat en vivo, y con un tiempo medio de respuesta de menos de dos minutos, ¡te resolveremos los problemas en un abrir y cerrar de ojos!

Resumen

Google Cloud Platform debería estar en lo más alto de tu lista de proveedores de nube para probar el alojamiento de WordPress de alto rendimiento. Con su amplia gama de infraestructura en la nube de primer nivel, las máquinas virtuales optimizadas para cómputo C2 y la red de alta velocidad, GCP tiene todos los servicios que necesitas para implementar un sitio de WordPress a la velocidad del rayo.

Aunque Google Cloud Platform proporciona todos los elementos necesarios para crear un sitio de WordPress de alto rendimiento, la unión de esos elementos puede ser una tarea muy complicada y que requiere mucho tiempo, especialmente si no tienes conocimientos avanzados de administración de sistemas.

Ahí es donde entra Kinsta.

Hemos seleccionado las mejores partes de Google Cloud Platform (C2 VMs y Premium Tier Network) al diseñar toda nuestra infraestructura de alojamiento gestionado de WordPress. A diferencia de otros hosts que cobran más por las VMs C2, nosotros ponemos a disposición los servidores más rápidos de Google y la red en todos los planes sin coste adicional.

Además, nunca tendrás que preocuparte por el mantenimiento de la infraestructura y la seguridad en Kinsta, ya que de todo ello se encargan nuestros expertos administradores de sistemas e ingenieros de DevOps. Esto significa que puedes dedicar tu tiempo a hacer lo que mejor sabe hacer: construir tu negocio y tu audiencia.

Si todo esto te parece bien, haz clic aquí para obtener más información sobre el alojamiento de WordPress en Google Cloud con un plan de alojamiento gestionado de Kinsta.


Ten todos tus aplicaciones, bases de datos y Sitios de WordPress online y bajo un mismo techo. Nuestra plataforma en la nube de alto rendimiento y repleta de funciones incluye:

  • Fácil configuración y gestión en el panel de MyKinsta
  • Soporte experto 24/7
  • El mejor hardware y red de Google Cloud Platform, con tecnología Kubernetes para una escalabilidad máxima
  • Una integración de Cloudflare a nivel empresarial para mayor velocidad y seguridad
  • Alcance de audiencia global con hasta 35 centros de datos y 275 PoPs en todo el mundo

Pruébalo tú mismo con 20 $ de descuento en tu primer mes de Alojamiento de Aplicaciones o Alojamiento de Bases de Datos. Explora nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el que mejor se adapte a ti.