Cada vez es más frecuente la pregunta «¿Qué es el almacenamiento en la nube?».

Si buscas una respuesta sencilla, el almacenamiento en la nube es un modelo de computación en la nube en el que guardas datos y archivos en una ubicación externa, a la que se suele acceder a través de Internet o de una red privada.

El almacenamiento en la nube es más de lo que parece... y este artículo se sumerge en los fundamentos del modelo de computación en la nube 🚀Clic para Tuitear

Sin embargo, más allá de esta simple definición, ¡hay mucho más sobre el almacenamiento en la nube! Hay diferentes tipos de almacenamiento, modelos de despliegue, innumerables casos de uso, increíbles beneficios y un montón de cosas más. Si eres nuevo en el almacenamiento en la nube o estás explorando la posibilidad de trasladar tus datos a la nube, estás en el lugar adecuado.

En esta guía, te guiaremos a través de una visión general de los fundamentos del almacenamiento en la nube. ¡Empecemos!

Tipos de Almacenamiento en la Nube

Una ilustración del diagrama de flujo del almacenamiento en la nube sin texto, que muestra las flechas que señalan las diferentes partes del proceso de almacenamiento en la nube.
Representación visual del almacenamiento en la nube. (Fuente de la imagen: Backup Everything)

Al considerar el almacenamiento de datos en la nube, hay tres tipos principales de almacenamiento en la nube disponibles entre los que elegir. Es importante tener un conocimiento básico de cada tipo, ya que tienen sus propias ventajas y escenarios de uso.

Empecemos explorando los fundamentos de cada tipo de almacenamiento en la nube.

Almacenamiento en Bloque

El almacenamiento en bloque es una tecnología utilizada principalmente para almacenar archivos de datos en entornos de almacenamiento basados en la nube, o en redes de área de almacenamiento (SAN). En la nube, el almacenamiento en bloque suele implementarse a través de la conexión de un disco virtual a una máquina virtual (VM) basada en la nube.

Es el proceso de dividir los datos en bloques individuales, que luego pueden almacenarse como piezas individuales. A cada bloque de datos se le asigna un identificador único, lo que permite al sistema de almacenamiento colocar los trozos de datos más pequeños en la ubicación más eficiente. El enfoque consiste en almacenar bloques en diferentes sistemas, con cada bloque configurado (o particionado) para trabajar con un sistema operativo diferente. Esto significa que los bloques de los mismos datos originales pueden almacenarse tanto en un entorno Linux como en una unidad Windows.

Al desvincular los datos de tu entorno de usuario, el almacenamiento en bloque permite que los datos se distribuyan en varios entornos. Al crear múltiples rutas a los datos, se acelera el proceso de recuperación de los mismos. Cuando tú — o una aplicación — solicitan datos de un sistema de almacenamiento en bloque, los datos son recuperados y reensamblados por el sistema de almacenamiento subyacente antes de presentártelos de nuevo.

Almacenamiento de Objetos

El proceso de almacenamiento de objetos consiste en dividir los archivos de datos en trozos individuales conocidos como objetos. Estos objetos se almacenan en un único repositorio autónomo, y pueden distribuirse en varios servidores basados en la nube y sistemas en red.

A cada objeto se le asigna un identificador único, que puede ser utilizado por las aplicaciones para identificar y recuperar los objetos cuando se almacenan en un sistema distribuido. A cada objeto se le adjuntan metadatos que contienen información importante. Ésta puede ser muy detallada e incluir el tamaño del objeto, la fecha de la última modificación, el tipo de soporte y los derechos de acceso.

La estructura plana del almacenamiento de objetos hace que sea eficiente para almacenar grandes cantidades de datos. También es posible almacenar cualquier tipo de datos, fotos, vídeos y archivos de registro como objetos.

Almacenamiento de Archivos

El almacenamiento de archivos en la nube es un enfoque jerárquico para almacenar datos, también conocido como almacenamiento a nivel de archivo o basado en archivos. El proceso consiste en almacenar los datos en archivos, estos archivos se organizan en carpetas, que a su vez se organizan en directorios y subdirectorios. Para que los usuarios y las aplicaciones localicen y recuperen un archivo, necesitarán conocer la ruta desde el directorio hasta la carpeta y el archivo concreto. Esta información se incluye en una cantidad determinada de metadatos que se adjuntan al archivo.

El almacenamiento de archivos tiene una serie de capacidades y puede almacenar casi cualquier tipo de datos. Como en cualquier ordenador, puedes almacenar una serie de archivos complejos, y te resulta bastante rápido navegar por ellos. También es muy fácil de configurar. Puedes controlar el acceso a los archivos con derechos de usuario, bloqueo de archivos y otros controles.

Desde un enfoque técnico, el almacenamiento jerárquico de archivos funciona bien hasta cierto punto. Una vez que tu almacenamiento de archivos alcanza un determinado tamaño, empezarás a experimentar problemas de rendimiento con una ralentización en la recuperación de archivos. Esto se debe a las limitaciones de tener una sola vía para cada archivo, que aumenta a medida que se añaden más carpetas, directorios y subdirectorios.

La naturaleza de los sistemas en la nube te permitirá mitigar un poco estos problemas de rendimiento. Es fácil escalar para incluir máquinas virtuales de mayor capacidad con potencia de cálculo adicional. Sin embargo, puede resultarte menos eficiente y más caro que si optas por un enfoque de almacenamiento de objetos o de bloques.

Modelos de Almacenamiento en la Nube

Una vez que nos hemos familiarizado con los tipos de almacenamiento en la nube disponibles, podemos empezar a explorar y comprender los diferentes modelos de implementación disponibles.

Estos incluyen la nube pública, la nube privada y la nube híbrida. Cada modelo de despliegue en la nube es distinto y ofrece una serie de ventajas diferentes para tu configuración de almacenamiento. Echemos un vistazo más de cerca.

Un diagrama de flujo que muestra un ejemplo de configuración de múltiples nubes para el almacenamiento, incluyendo proveedores como AWS, Office 365 y Azure.
Configuración de nubes múltiples para el almacenamiento. (Fuente de la imagen: Veeam Software)

Nube Pública

La nube pública es el modelo de despliegue con el que probablemente estés más familiarizado. Las nubes públicas son propiedad de los proveedores de servicios en la nube y están gestionadas por ellos. Estos proveedores son responsables de todas las operaciones de su nube, que incluyen el alojamiento, la gestión y el mantenimiento de su red e infraestructura.

En esta configuración, los proveedores te venden el acceso a sus servicios en la nube junto con otras empresas y particulares. Aunque compartirás la infraestructura en una configuración de nube pública, tus aplicaciones y datos sólo serán accesibles para ti.

Optar por un modelo de almacenamiento en la nube pública suele ser el enfoque más rentable y escalable. Aunque a menudo se expresan preocupaciones sobre la seguridad y la privacidad en relación con la nube pública, son en gran medida infundadas. La seguridad y la privacidad son las principales preocupaciones de la mayoría de los proveedores de nubes públicas que buscan ofrecer el mejor servicio.

Nube Privada

Este enfoque, en la mayoría de los casos, sólo es relevante para las grandes empresas con grandes presupuestos y una necesidad extrema de proteger sus aplicaciones y datos.

La nube privada es un centro de datos construido específicamente para una sola empresa. Alojan, gestionan y protegen su propia red e infraestructura en la nube. Este recurso no se comparte con ninguna otra empresa o individuo y, en la mayoría de los casos, se encuentra in situ.

El almacenamiento en la nube privada es el enfoque más seguro, pero también es el más caro, ya que tú pagas la factura de todos los costes tecnológicos y de recursos humanos. Este enfoque conlleva un mayor riesgo de pérdida de datos. Con todos los datos almacenados en una única ubicación, un desastre natural o una interrupción importante podría poner en peligro la seguridad y la capacidad de recuperación de todos los datos alojados en las instalaciones.

Nube Híbrida

La combinación de la nube pública y la privada, la nube híbrida es un enfoque que te ofrece lo mejor de ambos mundos.

En una configuración de almacenamiento en la nube híbrida, puedes aprovechar la flexibilidad de la nube pública y la seguridad de la nube privada, al tiempo que equilibras tus costes totales. Las nubes híbridas son ideales si gestionas una mezcla de datos sensibles y no sensibles, que puedes dividir entre los dos modelos.

Los datos altamente sensibles, como la información sanitaria, legal y financiera, pueden protegerse en una nube privada. Mientras que los datos cotidianos menos sensibles se almacenan en la nube pública, que sigue siendo muy segura.

Usos del Almacenamiento en la Nube

Entender la respuesta a qué es el almacenamiento en la nube no se limita a los diferentes tipos de almacenamiento en la nube y modelos de implementación. También se trata de conocer los innumerables casos de uso posibles. Si actualmente utilizas cualquier forma de almacenamiento in situ — con servidores o estaciones de trabajo —  lo más probable es que puedas migrarlo a un escenario basado en la nube.

Mejor aún, podrás mejorar la funcionalidad de tu escenario de almacenamiento aprovechando las ventajas inherentes a la nube. Tanto si se trata de mejorar el rendimiento aumentando la potencia de procesamiento, como de mejorar la seguridad, encontrarás innumerables formas de mejorar tu situación cambiando tu caso de uso del almacenamiento a la nube.

Anteriormente, hemos descrito los diferentes tipos de almacenamiento en la nube disponibles. Cada uno de ellos tiene su propio enfoque y, como tal, se presta a diferentes casos de uso. Así pues, vamos a explorar los usos más comunes del almacenamiento en la nube que mejor se adaptan a los tipos de almacenamiento de bloques, objetos y archivos.

Casos de Uso para el Almacenamiento en Bloque Basado en la Nube

Al combinar velocidad y eficiencia, el almacenamiento en bloque es una solución ideal para las aplicaciones de alto rendimiento, de uso intensivo de datos y de misión crítica que requieren una baja latencia y un rendimiento constante. Oracle, SAP, Microsoft SharePoint y Microsoft Exchange son ejemplos de aplicaciones que se benefician de la combinación con un enfoque de almacenamiento de datos en bloque. Los casos de uso más comunes son:

  • Bases de datos: La mayoría de los sistemas de bases de datos requieren un rendimiento de E/S constante y una conectividad de baja latencia, lo que los convierte en un caso de uso ideal para el almacenamiento en bloque.
  • Matrices RAID: Combinar el almacenamiento en bloque con una matriz redundante de discos independientes (RAID) mejora la resistencia operativa de tus aplicaciones de misión crítica. El RAID protege tus datos escribiéndolos en dos o más discos. Si un disco falla, la información del otro u otros discos puede sustituirlo sin que te des cuenta de la interrupción.
  • Sistemas de archivos de máquinas virtuales: El almacenamiento en bloque se utiliza habitualmente para suministrar sistemas de archivos de máquinas virtuales, mejorando el rendimiento y la escalabilidad de la migración. VMware es compatible con los protocolos de almacenamiento en bloque en una serie de sus soluciones de virtualización.
  • Servidores de correo electrónico: Aunque no es la primera opción, los servidores de correo electrónico como Microsoft Exchange utilizarán el almacenamiento en bloque en ausencia de sistemas de almacenamiento basados en archivos o redes.

Casos de Uso para el Almacenamiento de Objetos Basado en la Nube

Combinado con una estructura de pago por uso, el almacenamiento de objetos basado en la nube es extremadamente rentable. La naturaleza flexible del almacenamiento de objetos también lo hace ideal para una variedad de casos de uso diferentes en la nube.

Entre ellos se encuentran:

  • Inteligencia artificial y análisis de grandes datos: La naturaleza escalable del almacenamiento de objetos permite crear grandes bancos de datos y extraer información valiosa aprovechando los análisis de consulta in situ y las herramientas de aprendizaje automático.
  • Almacenamiento y entrega de contenido multimedia: La baja latencia y el alto rendimiento de la nube, combinados con la estructura plana del almacenamiento de objetos, crean una solución ideal para la transmisión de audio y vídeo directamente a las aplicaciones y sitios web.
  • Aplicaciones nativas de la nube: Construye una aplicación basada en la nube utilizando el almacenamiento de objetos para almacenar cualquier cantidad de datos y acceder a ellos en cualquier lugar. Así podrás desplegar aplicaciones más rápidamente y llegar a más usuarios finales.
  • Copia de seguridad y restauración: La versatilidad del almacenamiento de objetos combinada con la naturaleza duradera y segura de la nube hace que las copias de seguridad basadas en la nube sean ideales.
  • Recuperación ante desastres (DR): Los objetos almacenados en la nube pueden replicarse en varias ubicaciones. La infraestructura de la nube proporciona innumerables escenarios de redundancia para ofrecer una solución de recuperación de desastres altamente resistente.
  • Archivo de datos: La escalabilidad del almacenamiento de objetos, combinada con la rentabilidad de los modelos de pago por uso en la nube, lo hacen ideal para el archivo de datos. Varios proveedores de la nube ofrecen clases de almacenamiento expresamente diseñadas para el acceso poco frecuente y el archivo a largo plazo, ofreciendo las tarifas más bajas.

Casos de Uso para el Almacenamiento de Archivos en la Nube

La estructura sencilla y la flexibilidad de los tipos de datos hacen que el almacenamiento de ficheros sea ideal para una amplia gama de casos de uso diferentes en la nube. Especialmente cuando se requiere compartir ficheros y colaborar entre equipos.

Entre ellos están:

  • Gestión de contenidos web: La nube ofrece un sistema de archivos de alto rendimiento y baja latencia para que los sistemas de gestión de contenidos y las aplicaciones de servicio web almacenen y sirvan información en aplicaciones basadas en la web, sitios web, publicaciones online y archivos. Las soluciones de almacenamiento de archivos en la nube están diseñadas para integrarse fácilmente con las aplicaciones web. También reflejan la estructura de directorios del sistema de archivos, las convenciones de nomenclatura de archivos y los permisos a los que están acostumbrados los desarrolladores web para facilitar su uso.
  • Herramientas de desarrollo: Crea un repositorio de almacenamiento común en la nube para tus entornos y herramientas de desarrollo, dándote la posibilidad de compartir código y otros archivos de forma segura y organizada, con control de versiones.
  • Análisis de grandes datos: El aprendizaje automático y la analítica de grandes datos requieren importantes recursos informáticos para procesar las cargas de trabajo, lo que resulta ideal para un entorno en la nube. Las soluciones de almacenamiento de archivos basadas en la nube ofrecen a los científicos de datos la posibilidad de crear un entorno personalizado en la nube con directorios de inicio para almacenar los archivos de los cuadernos, los datos de entrenamiento y los artefactos de los modelos.
  • Renderización de medios: El diseño de sonido, la edición de vídeo, la producción de estudio, el renderizado y el procesamiento de difusión implican que varios individuos trabajen juntos para manipular grandes archivos. El almacenamiento de archivos en la nube ofrece un repositorio centralizado para que los equipos compartan y colaboren en los archivos. Los equipos también pueden reducir el tiempo que se tarda en completar estos trabajos gracias a la potencia de procesamiento superior que puede proporcionar la nube.
  • Colaboración centralizada de archivos: Crea una biblioteca de archivos compartida en la nube donde los equipos puedan subir, almacenar y compartir archivos. Con una tecnología que permita a los usuarios internos, externos e invitados, colaborar y trabajar simultáneamente en el mismo archivo.
  • Copias de seguridad de la base de datos: Las soluciones basadas en la nube son ideales para las copias de seguridad de las bases de datos. Puedes hacer una copia de seguridad de todo el directorio de archivos de tu base de datos. Luego se replica y se distribuye geográficamente en centros de datos para ofrecer múltiples escenarios de conmutación por error.
  • Migración de aplicaciones: La mayoría de las aplicaciones locales se conectan a los datos a través de una interfaz de sistema de archivos. A medida que estas aplicaciones siguen migrando a la nube, muchos proveedores están ofreciendo soluciones de almacenamiento de archivos basadas en la nube cuando se requiere un sistema de archivos compartido.

Beneficios del Almacenamiento en la Nube

Al buscar la respuesta a nuestra pregunta «¿Qué es el almacenamiento en la nube?», comprender los beneficios es una parte clave de la ecuación.

La tecnología de computación en la nube conlleva una serie de ventajas impresionantes. Al trasladar tu almacenamiento de datos a una configuración basada en la nube, puedes desbloquear cada una de estas ventajas inherentes. Así que, si estás considerando la posibilidad de migrar tu almacenamiento local, he aquí las principales ventajas del almacenamiento en la nube.

Movilidad

Una de las principales ventajas del almacenamiento basado en la nube es la posibilidad de acceder a tu solución desde cualquier dispositivo de escritorio, smartphone o tableta. Los principales proveedores de servicios en la nube admiten el acceso a sus soluciones de almacenamiento a través de un navegador web o una interfaz de aplicación móvil.

La movilidad desbloquea la ventaja de acceder a toda la gama de funcionalidades disponibles en tu solución de almacenamiento en la nube en cualquier momento y lugar. Te permite ofrecer a los empleados la posibilidad de trabajar desde casa, o sobre la marcha, con un acceso continuo a las aplicaciones y datos de la empresa.

También te beneficiarás de ese mismo acceso a la plataforma en cualquier momento y lugar para gestionar la configuración de tu solución de almacenamiento en la nube. Ya sea añadiendo recursos adicionales, desplegando un nuevo servicio o actualizando la configuración de acceso de los usuarios, ya no estarás atado a la oficina para realizar estas funciones.

Escalabilidad

Aplicar la escalabilidad de la nube a tu solución de almacenamiento es una ventaja muy potente. Si te quedas sin capacidad de almacenamiento, puedes añadir discos de almacenamiento adicionales con unos pocos clics, que estarán disponibles al instante.

¿Necesitas ofrecer un acceso más rápido a tus datos, o manejar un proceso de análisis complejo? Sólo tienes que añadir más máquinas virtuales con mayor potencia de cálculo para obtener un aumento instantáneo del rendimiento. A la inversa, es igual de sencillo eliminar o rebajar recursos para reflejar tus necesidades reducidas y controlar los costes.

Con la nube, estás aprovechando una red existente de tecnología preconfigurada. Así que no hay retraso en el despliegue; los recursos que tardarían semanas en configurarse en las instalaciones están disponibles en minutos.

Eficiencia de Costes

Adoptar un modelo de nube eficaz es posiblemente el enfoque más rentable para tus necesidades de almacenamiento. Los modelos de precios en la nube se crearon para la eficiencia de costes. El enfoque de pago por uso te da flexibilidad para controlar tus costes de almacenamiento, mientras que los enfoques como las instancias reservadas te permiten desbloquear importantes descuentos si te comprometes a largo plazo.

La computación en nube también te permite conseguir un coste variable más bajo del que podrías conseguir de forma realista por tu cuenta. Los proveedores de la nube consiguen enormes economías de escala al agregar los costes de miles de usuarios. Así puedes conseguir un acceso asequible a tecnologías de almacenamiento en la nube que nunca podrías permitirte en una configuración local.

¿Hemos mencionado el autoescalado? Es una función que te permite controlar el consumo de recursos de almacenamiento y sus costes asociados. Con el autoescalado, puedes implementar ajustes para añadir y eliminar automáticamente recursos de almacenamiento dentro de los parámetros establecidos para optimizar el consumo de recursos en función de la demanda. Esto significa que sólo pagas por lo que necesitas.

Disponibilidad

Los principales proveedores de la nube son capaces de ofrecer una disponibilidad sin precedentes para sus soluciones de almacenamiento en comparación con un enfoque local.

Como empresa, no puedes permitirte que tus datos corporativos y las aplicaciones que dependen de ellos no estén disponibles. La infraestructura en la nube está diseñada para que no tengas que enfrentarte a esta realidad. Una red global de servidores y sistemas interconectados te ofrece escenarios de conmutación por error casi ilimitados.

La tecnología de la nube te permite replicar y sincronizar continuamente cualquier cosa, desde un archivo individual hasta todos los archivos y aplicaciones de tu organización. En caso de interrupción — fallo del servidor o interrupción de la red — tu configuración en la nube simplemente cambiará a una réplica y seguirá ofreciendo acceso a tus sistemas y datos. Desde el punto de vista del usuario final, la transición es perfecta en la mayoría de los casos, sin que se den cuenta de que se ha producido un fallo, que de otro modo sería catastrófico en una configuración local.

Colaboración

Trasladar tus datos y soluciones de almacenamiento a un entorno en la nube aporta a tus empleados el poder de la colaboración — el proceso de compartir y coautoría de archivos en un entorno en la nube.

La colaboración se convierte en un proceso sencillo cuando hay computación en la nube. Tus compañeros pueden acceder y compartir archivos individuales o repositorios enteros con facilidad en una plataforma basada en la nube. Incluso varios usuarios pueden acceder y trabajar en el mismo archivo simultáneamente.

Utiliza las anotaciones, los comentarios y la mensajería instantánea para comunicar y dar forma a los proyectos en tiempo real. Mientras que el control de versiones garantiza que los esfuerzos de colaboración no den lugar a múltiples variantes de los mismos datos.

Seguridad

La seguridad en la nube suele figurar en lo más alto de la lista de cualquier organización. No serás el único que tenga dudas sobre la seguridad al trasladar sus sistemas críticos y datos sensibles a una solución de computación en la nube. Cuando los archivos, las aplicaciones y otros datos ya no se mantienen en las instalaciones, ¿cómo puedes estar seguro de que siguen estando protegidos?

En Kinsta, entendemos la importancia primordial de la seguridad. Nuestras soluciones de alojamiento seguro de aplicaciones, alojamiento de bases de datos y alojamiento administrado de WordPress están diseñadas para proporcionar medidas activas y pasivas para prevenir ataques y ofrecer el más alto nivel de seguridad para los sitios web de nuestros clientes y los datos que los acompañan.

Un modelo que muestra los diferentes elementos de las cargas de trabajo en la nube, como la autenticación, el registro y el cifrado.
Un modelo para asegurar las cargas de trabajo en la nube. (Fuente de la imagen: HyTrust)

En una configuración en la nube, tu servicio de almacenamiento se beneficiará de innumerables mejoras de seguridad. Una investigación reciente de RapidScale descubrió que el 94% de las empresas informaron de una mejora en la seguridad tras su transición a un entorno en la nube.

Optar por el almacenamiento en la nube en una configuración IaaS o SaaS traerá consigo la ventaja de las actualizaciones automáticas de seguridad. En casi todas las situaciones, es responsabilidad de tu proveedor de la nube gestionar las actualizaciones de seguridad y los parches de vulnerabilidad para tu solución de almacenamiento. También desbloquearás una serie de herramientas de seguridad en la nube de última generación para mejorar tu posición de seguridad. Estas pueden incluir

Protección DDoS

Acceder a la capacidad de detectar y mitigar automáticamente los ataques DDoS. Garantiza que tu servicio de almacenamiento en la nube siga estando disponible, a la vez que evitas los costes imprevistos que pueden surgir de los ataques DDoS, como el consumo excesivo de recursos.

Cortafuegos Avanzados

Todos los proveedores de la nube tienen cortafuegos de última generación diseñados para proteger su plataforma y, a su vez, tus datos. Si quieres reforzar aún más tu seguridad, puedes acceder a soluciones avanzadas de cortafuegos para blindar aún más tu almacenamiento en la nube con capas adicionales de protección.

Identifica la Gestión del Acceso

Controla el acceso a tu despliegue de almacenamiento en la nube con la herramienta integrada de gestión de acceso de identidades. Gestiona y asegura las identidades, controlando el acceso de los usuarios con permisos establecidos. Define qué usuarios pueden acceder a qué archivos, y qué pueden hacer con ese acceso — ver, editar, eliminar.

Cifrado

La práctica del cifrado es fundamental para la protección de tus datos. Los principales proveedores de la nube lo ofrecen como una ventaja inherente con la encriptación por defecto. Codifican tus datos para que sea prácticamente imposible descifrarlos sin la clave de descifrado que los acompaña. Esta protección se produce tanto en reposo — en tu solución de almacenamiento en la nube — como en tránsito — cuando tus datos se mueven hacia y desde la nube.

Rendimiento

Los proveedores de la nube te ofrecen acceso a la tecnología más avanzada, para que puedas ofrecer los más altos niveles de rendimiento a tus empleados y usuarios finales.

Puedes equipar tu despliegue de almacenamiento en la nube con los procesadores de ordenador más rápidos, y con discos conectados a la red con almacenamiento por los siglos de los siglos. Si alcanzas la capacidad y el rendimiento disminuye, puedes simplemente hacer funcionar nuevas máquinas virtuales y adjuntar almacenamiento adicional.

Esto conlleva muchas ventajas, las más importantes de las cuales son:

Acceso y Recuperación de Datos

Ajustar tu solución en la nube para un alto rendimiento acelera la capacidad de acceder y recuperar datos de tu configuración de almacenamiento. Ya sea un archivo individual o una página web, todo esto influirá en la experiencia de tu usuario final.

Tanto si se trata de un empleado como de un cliente, puede tener una influencia directa en tus ingresos finales. Por ejemplo, si tu sitio web tarda demasiado en cargarse, los posibles clientes abandonarán tu sitio web, lo que te hará perder negocios que habrías asegurado si sólo se cargara tu página de destino.

Del mismo modo, cada segundo que un empleado pasa esperando a que se cargue un archivo es un segundo de productividad perdido. A corto plazo, son unos pocos céntimos, pero a lo largo de los años pueden convertirse en miles de dólares. Si se multiplica por toda la empresa, se trata de una muerte por miles de cortes.

Procesamiento de Cargas de Trabajo

Aprovechando la optimización de tu configuración de almacenamiento en la nube para ofrecer los más altos niveles de rendimiento, puedes reducir significativamente el tiempo que se tarda en procesar las cargas de trabajo. Esto es especialmente útil para cargas de trabajo exigentes, como el análisis de big data o la renderización de medios.

En escenarios como éste, el aumento del gasto para mejorar el rendimiento puede proporcionar un mayor retorno de la inversión. Completar las cargas de trabajo con mayor rapidez te permite completar los proyectos más rápidamente y descubrir las ideas clave antes.

Recuperación de Desastres

Todas las empresas necesitan un plan de copia de seguridad para replicar y almacenar sus datos en numerosas ubicaciones. En Kinsta, entendemos la importancia de tener una solución de recuperación de desastres lista para funcionar. Es inevitable que, en algún momento, un sistema falle y experimentes algún tipo de pérdida de datos que requiera una copia de seguridad.

Alojar tus datos en la nube es, sin duda, la mejor solución para las copias de seguridad y la recuperación de desastres. Un proveedor líder de la nube puede ofrecer una red global en la nube para replicar y distribuir tus datos en las copias de seguridad en múltiples ubicaciones geográficas.

Los innumerables escenarios de conmutación por error garantizan que tus datos estén siempre disponibles, con una sincronización continua de los archivos para minimizar la pérdida de datos, asegurando que los usuarios finales puedan acceder siempre a los datos de la empresa y a las aplicaciones que los utilizan con una experiencia casi perfecta, incluso durante las grandes interrupciones.

Proveedores de Almacenamiento en la Nube

Para comprender plenamente lo que es el almacenamiento en la nube, debes adquirir conocimientos sobre los proveedores de servicios de almacenamiento en la nube.

Desde la invención de la nube, ha surgido un complejo y creciente mercado de proveedores de servicios en la nube. Si vas a buscar una solución de almacenamiento en la nube, la variedad de proveedores disponibles no te dejará indiferente.

Iconos de los 10 principales proveedores de almacenamiento en la nube, encabezados por AWS, Azure y Google Cloud.
Los 10 principales proveedores de almacenamiento en la nube. (Fuente de la imagen: allcode)

Por supuesto, demasiadas opciones pueden ser abrumadoras, así que para ayudarte a elegir, a continuación te presentamos los principales proveedores de soluciones de almacenamiento en la nube:

Para simplificar aún más las cosas, hemos profundizado en la lista de las principales soluciones de almacenamiento de bloques, objetos y archivos disponibles en los proveedores de la nube indicados anteriormente.

Soluciones de Almacenamiento en Bloque

Si buscas una solución de almacenamiento en bloque, puedes encontrar un servicio de los siguientes proveedores de la nube:

Soluciones de Almacenamiento de Objetos

Puedes encontrar soluciones de almacenamiento de objetos de los siguientes proveedores en la nube:

¿Luchando con el tiempo de inactividad y los problemas de WordPress? Kinsta es la solución de alojamiento diseñada para ahorrarle tiempo! Vea nuestras características

Soluciones de Almacenamiento de Archivos

Puedes encontrar soluciones de almacenamiento de archivos de los siguientes proveedores en la nube:

Consideraciones y Buenas Prácticas de Almacenamiento en la Nube

Al elegir e implementar tu solución de almacenamiento en la nube, hay una serie de consideraciones y mejores prácticas que debes conocer. Comprenderlas y ponerlas en práctica te ayudará a conseguir una implantación óptima de almacenamiento en la nube que satisfaga tus necesidades.

A continuación se exponen las consideraciones y buenas prácticas más importantes en materia de almacenamiento en la nube.

Precio y Coste Continuado

El precio es, sin duda, el aspecto más importante y complejo a tener en cuenta en la implementación del almacenamiento en la nube. El grado de acierto en este aspecto influirá enormemente en los costes actuales.

Estas son las variables clave que debes tener en cuenta y que influirán en los costes de tu almacenamiento en la nube y te ayudarán a comparar los precios de los distintos proveedores:

  • Máquinas virtuales: ¿Cuántas instancias, cuánta RAM y cuántas CPU necesitas?
  • Discos de almacenamiento: ¿Cuánto almacenamiento necesitas? ¿Quieres un disco conectado a la red o localmente? ¿Cuáles son tus tipos de datos? ¿Tienes necesidades de redundancia, IOPS y rendimiento?
  • Modelo de suscripción: ¿Compras por segundos, minutos, horas, días, meses o años?
  • Modelo de pago: ¿Optas por un modelo de pago por uso, una instancia reservada o un contrato comprometido a largo plazo?
  • Ubicación: ¿Dónde vas a almacenar tus datos, ya que cada centro de datos tiene su propio coste?

Una vez que tu solución de almacenamiento en la nube esté en funcionamiento, puedes seguir optimizando tus costes continuos con las siguientes buenas prácticas:

  • Comprende tu modelo de pago: Tanto si te comprometes a corto como a largo plazo, es vital que explores tu modelo de pago.
    • ¿Es fácil ampliar o reducir tu plan?
    • ¿Puedes cambiar para utilizar diferentes tipos de tecnología, como nuevos servidores y tipos de disco?
    • ¿Hay costes si superas tus límites de uso?
    • ¿Con cuánta antelación hay que terminar o cambiar tu modelo de almacenamiento en la nube?
  • Sigue controlando el uso: Haz un seguimiento mensual de tus volúmenes de almacenamiento y del tráfico. Descubrirás si estás excediendo o infrautilizando tu configuración de almacenamiento en la nube, para poder ajustar los recursos en consecuencia. También puede ayudarte a planificar los picos de uso o decidir que necesitas cambiar de modelo de precios.
  • Optimiza tu uso con el autoescalado: El uso de herramientas de autoescalado es especialmente útil cuando utilizas un modelo de pago por uso. Cuando pagas por la cantidad de datos que almacenas y por los recursos que consumes, el autoescalado te ayudará a optimizar tu consumo y, por tanto, los costes.

Cumplimiento

La importancia de la privacidad de los datos sigue aumentando. Con ella surge una creciente corriente de cumplimiento y una lista de requisitos sobre lo que se puede y no se puede hacer con los datos, entre los que destacan las normativas GDPR, HIPAA y PCI-DSS.

Una imagen que muestra los diferentes tipos de cumplimiento, que incluyen reglas, normas, políticas, requisitos, reglamentos, transparencia y ley.
Los diferentes tipos de cumplimiento. (Fuente de la imagen: LinkedIn)

Trasladar tus datos a una configuración de almacenamiento en la nube requiere que consideres cuidadosamente el cumplimiento de la normativa. Esto abarcará cómo, dónde y qué datos se almacenan, transmiten, procesan y eliminan. Es una tarea enorme a tener en cuenta, pero aquí tienes una breve lista de comprobación para empezar.

  • Ubicaciones de almacenamiento: Vital con el cumplimiento de normas como el GDPR, donde ciertos tipos de datos personales no pueden almacenarse fuera de una ubicación geográfica. Por tanto, comprueba dónde se encuentran los servidores de tu proveedor de la nube, lo que incluirá los sitios de copia de seguridad.
  • Transferencia de datos: Almacenar y recuperar datos de la nube requiere que viajen a través de Internet. Ciertas normativas de cumplimiento de datos exigirán que esta transferencia sea segura. Explora cómo manejan este proceso los posibles proveedores de la nube, la encriptación de los datos en tránsito por defecto es imprescindible.
  • Almacenamiento de datos: Muchas normativas de cumplimiento incluyen una serie de requisitos de seguridad sobre cómo se almacenan los datos y se realizan las copias de seguridad. Pregunta a tu posible proveedor de la nube para asegurarte de que cumple estos requisitos. De nuevo, la encriptación en reposo por defecto es una obligación, aunque no sea un requisito de cumplimiento.
  • Eliminación de datos: Algunas normativas de cumplimiento exigen que almacenes ciertos tipos de datos durante un periodo de tiempo determinado antes de eliminarlos, que puede abarcar años. Muchos proveedores de la nube tienen soluciones específicas de almacenamiento de bajo coste creadas para apoyar esto. También ofrecen funciones para evitar que los usuarios borren o sustituyan datos por error. El cumplimiento también puede regir la eliminación de datos, como el derecho al borrado, asegurándote de que sabes cómo implementa tu proveedor de la nube la eliminación de datos.
  • Cumplimiento de la normativa desde el principio: Muchos proveedores de la nube ofrecen servicios de almacenamiento con el cumplimiento ya incorporado. Así que, cuando busques un nuevo proveedor, investiga, pues puede que descubras que cumplen los requisitos clave de cumplimiento desde el principio.

Rendimiento

El rendimiento es una consideración clave para tu solución de almacenamiento en la nube. Tendrá un impacto directo en la experiencia y la productividad de tu usuario final, lo que influirá en tus resultados, ya sea un posible cliente que busca acceder a tu sitio web o un empleado que consulta tu sistema de CRM.

Aquí tienes algunas consideraciones clave y las mejores prácticas a la hora de elegir y utilizar una solución de almacenamiento en la nube:

  • Calcula con precisión tus requisitos de rendimiento: Cuando busques la mejor configuración de almacenamiento en la nube para tus necesidades, la estimación precisa de tus requisitos de rendimiento desempeñará un papel importante. Revisa tu configuración actual en las instalaciones, el uso histórico del tráfico y el consumo de recursos. Toda esta información será importante para crear la configuración de almacenamiento en la nube más adecuada para ti.
  • Explora el uso de una red de visualización de contenidos: Si quieres ofrecer la mejor experiencia de usuario, la velocidad de acceso a los datos es de vital importancia, sobre todo si ofreces un sitio web de cara al público. Un servicio de red de visualización de contenidos (CDN) de tu proveedor de la nube te permite replicar y distribuir geográficamente los datos, de modo que puedas entregarlos localmente para minimizar la latencia y acelerar el acceso. También ayuda a evitar las caídas de rendimiento durante los picos de tráfico.
  • Supervisa el rendimiento continuo: Una vez que tu solución de almacenamiento en la nube esté en funcionamiento, esto es sólo el principio. Haz un seguimiento de tus niveles de rendimiento, uso y consumo de tráfico. A continuación, considera la posibilidad de ajustar tu configuración en consecuencia, ya sea con máquinas virtuales de mayor rendimiento, discos de almacenamiento más grandes o todo lo contrario, con una reducción de recursos.
  • Autoescalado: Para optimizar el rendimiento de tu configuración de almacenamiento en la nube, deberías considerar las herramientas de autoescalado. Esto te permitirá añadir o eliminar recursos en tu configuración de almacenamiento en la nube en función de las necesidades para ofrecer siempre un nivel de rendimiento óptimo y constante, independientemente de la situación.

Seguridad

Una de tus principales consideraciones a la hora de pasarte a la nube será probablemente la seguridad.

Conviene que te familiarices con la infraestructura de seguridad que ofrece tu proveedor de almacenamiento en la nube, así como con las herramientas adicionales que se ofrecen para reforzar tu estrategia de seguridad. He aquí algunas consideraciones y buenas prácticas que debes tener en cuenta.

Cifrado

El cifrado será un mecanismo clave para proteger los datos de tu solución de almacenamiento en la nube. Quieres un proveedor de la nube que ofrezca encriptación por defecto, tanto en reposo como en tránsito. Así te aseguras de que tus datos estén seguros dentro de tu solución de almacenamiento en la nube, así como en movimiento entre tú y el proveedor de la nube.

Lo ideal es que busques un nivel de cifrado lo más alto posible. Actualmente, el cifrado AES de 256 bits parece ser el estándar de la industria que ofrecen la mayoría de los proveedores de la nube, no te conformes con menos.

Gestión del Acceso a la Identidad (IAM)

La gestión de acceso a la identidad será vital para proteger los datos dentro de tu configuración de almacenamiento en la nube, así como para mantener la privacidad.

Asegúrate de elegir un proveedor con herramientas de IAM integradas o (como mínimo) tener acceso a ellas a través de un servicio adicional. Querrás establecer controles estrictos sobre quién tiene acceso a qué datos y qué puede hacer con ellos. Esto puede proteger tus datos más vitales de ser editados, descargados o eliminados.

Al implantar la gestión de accesos, querrás poder crear plantillas de derechos de acceso que se ajusten a los distintos roles, grupos y antigüedad. Éstas pueden aplicarse fácilmente, para ahorrar tiempo a la hora de establecer una compleja serie de derechos para cada usuario. También querrás minimizar el número de usuarios con derechos de administrador principal, ya que esto minimiza el riesgo de amenazas internas.

Responsabilidad Compartida

La implementación de la seguridad para tu configuración de almacenamiento en la nube será una responsabilidad compartida. Cuando busques un proveedor de la nube, familiarízate con su acuerdo de responsabilidad compartida. Esto es vital para entender las implementaciones de seguridad que te corresponden, y saber qué es lo que incluye nuestro proveedor de la nube.

Al mismo tiempo, tendrás que tener en cuenta el GDPR si almacenas datos de ciudadanos europeos. Dependiendo de los tipos de datos que controles o proceses, aunque el proveedor se responsabilice de la seguridad, la responsabilidad puede recaer en ti según los requisitos del GDPR.

Copias de Seguridad

Uno de los elementos más críticos para asegurar tus datos en una implementación de almacenamiento en la nube serán las copias de seguridad. Se trata de un elemento imprescindible para cualquier solución de almacenamiento, y un área que definitivamente querrás investigar en profundidad.

Querrás implementar una solución de copia de seguridad que ofrezca múltiples escenarios de conmutación por error. Ten en cuenta también la sincronización y la frecuencia con la que las copias de seguridad siguen el ritmo de los cambios en los datos.

Aunque es fundamental hacer copias de seguridad de los datos con regularidad para protegerlos contra la pérdida de datos, tendrás que encontrar un equilibrio con el coste. A medida que aumente la frecuencia, también lo hará el coste. Llegará un punto en el que el coste en pérdida de productividad supere el valor de la copia de seguridad, sólo tú puedes tomar esa decisión.

Soporte Técnico

Cuando consideres un proveedor de almacenamiento en la nube, es importante que entiendas el alcance del soporte que tienes a tu disposición cuando utilizas su servicio.

Como base, quieres una plataforma de almacenamiento en la nube que sea sencilla de usar y que tenga las mínimas interrupciones para minimizar tu necesidad de asistencia. Pero cuando se produzcan problemas, quieres un servicio de asistencia que sea sencillo, accesible, que responda y que resuelva tu problema en el momento oportuno.

El soporte en el espacio de la nube se divide en gran medida en dos categorías, el autoservicio y los planes de soporte. Cada una de ellas tiene su propio conjunto de consideraciones que deberías explorar antes de comprometerte.

Soporte de Autoservicio

Este es el enfoque de DIY para solucionar cualquier problema que pueda surgir. Al examinar el soporte de autoservicio que ofrece un proveedor de almacenamiento en la nube, debes tener en cuenta:

  • Documentación: Explora su documentación de autoservicio. Asegúrate de que es accesible, fácil de leer y contiene múltiples tipos de contenido. Se trata de una combinación de texto, imágenes y vídeo para que sea lo más completa posible.
  • Foros de debate: Asegúrate de que existe una comunidad activa para el servicio que vas a contratar. Al mismo tiempo, indaga un poco más para descubrir a cualquier experto del sector que pueda orientarte.
  • Eventos y webinars: Comprueba si hay un programa de eventos gratuitos de asistencia técnica, como talleres o webinars para solucionar problemas comunes de asistencia técnica.
  • Escalado: Cuando el soporte de autoservicio no puede resolver tu problema, querrás saber cómo es el proceso de escalado del soporte.

Planes de Asistencia

Cuando un problema va más allá de las capacidades de autoservicio, es vital que cuentes con un plan de asistencia para resolver tu consulta o volver a poner en marcha un servicio. Los planes de soporte en el espacio de la nube tienen muchas formas y tamaños, aquí tienes unos cuantos elementos clave a tener en cuenta:

  • Precio: Aunque algunos proveedores de la nube pueden incluir soporte gratuito, es probable que cualquier plan de soporte que se precie tenga un coste continuo. Algo que deberás tener en cuenta en tu presupuesto general.
  • Disponibilidad: dependiendo del nivel de soporte que elijas, la disponibilidad del soporte puede variar desde el horario de oficina estándar hasta las 24 horas del día. Asegúrate de elegir una opción de soporte con una disponibilidad que se ajuste a tus necesidades.
  • Localización: No todos los proveedores de la nube tendrán ingenieros de soporte en tu país. Por tanto, asegúrate de comprobarlo, ya que repercute en la disponibilidad.
  • Tiempos de respuesta: a medida que aumentan los planes de soporte, los tiempos de respuesta se aceleran. Revisa los tiempos de respuesta que se esperan de tu plan de soporte en función de la gravedad de la incidencia. Al mismo tiempo, investiga tu derecho si esos tiempos de respuesta no se cumplen.
  • Formación: Los planes de soporte más completos incluirán formación para tu solución de almacenamiento en la nube. Explora lo que se incluye y cómo se puede configurar para mejorar tu uso de la plataforma para minimizar tus necesidades de soporte.
  • Un gestor de cuentas: Los planes de asistencia premium pueden incluir un gestor de cuentas, un único punto de contacto en el que puedes conseguir el tan necesario tiempo de cara a tus necesidades de asistencia. Comprueba si se trata de una opción y establece una relación sólida con el gestor de cuentas que te asignen, ya que puede resultar muy rentable.

Facilidad de Uso

Una de las características más importantes y a menudo olvidadas de cualquier producto es la facilidad de uso. Es algo que definitivamente querrás tener en cuenta cuando investigues posibles proveedores de almacenamiento en la nube. Deberás considerar esto tanto desde la perspectiva de la administración como del usuario final.

Aunque hay innumerables productos de almacenamiento en la nube, aquí tienes algunas características generales que debes buscar:

  • Interfaz de usuario: Quieres una solución de almacenamiento en la nube con una navegación limpia y clara. Los controles de entrada deben estar claramente etiquetados, facilitando la interacción con la funcionalidad de la plataforma.
  • Realización de tareas: Tanto si se trata de poner en marcha un nuevo servidor como de compartir un archivo, la realización de tareas clave dentro de la plataforma debe requerir el menor número de pasos posible. Con una guía durante el proceso para que no tengas que gastar energía mental tratando de averiguar qué hacer a continuación.
  • Funciones de colaboración: Cualquier solución de almacenamiento en la nube debe ofrecer funciones que hagan que la colaboración sea sencilla y directa. Debe ser sencillo compartir archivos, ya sea con una persona, con un equipo o con todo el planeta. El acceso y la edición simultánea de archivos es imprescindible, con un control de versiones que garantice que los errores no provoquen la pérdida de datos. Las funciones adicionales, como los comentarios y el chat en tiempo real, también pueden simplificar y apoyar el proceso de colaboración.
  • Herramientas de apoyo: Busca soluciones que dispongan de herramientas de apoyo en el uso de la plataforma. Especialmente las que te permiten automatizar tareas que son mundanas, que consumen tiempo y que no requieren la intervención humana si se configuran correctamente.
  • Integración: Ya sea a través de una API o de la compatibilidad de un software específico, la integración es imprescindible con cualquier solución de almacenamiento en la nube.

Antes de comprometerte con una solución, debes saber que casi todos los proveedores de almacenamiento en la nube ofrecen una prueba gratuita, o un modelo siempre gratuito. Aprovecha esta oportunidad y prueba la plataforma para obtener una experiencia de primera mano de los factores mencionados anteriormente.

Resumen

Si has llegado hasta aquí, la pregunta «¿Qué es el almacenamiento en la nube?» debería haber quedado atrás Ahora puedes elegir qué tipo de datos se adaptan mejor a una implementación de almacenamiento en la nube, por no hablar de todos los casos de uso potenciales para tu implementación de almacenamiento en la nube, fuera de tu uso original previsto.

¿Quieres saber más sobre el almacenamiento en la nube? Este post te cubre ☁️Clic para Tuitear

Comprender las ventajas que aporta el almacenamiento en la nube, junto con las mejores prácticas y las consideraciones a la hora de elegir un proveedor, te ayudará a aprovechar el potencial que puede ofrecer una implementación de almacenamiento en la nube.

¿Hay algo sobre el almacenamiento en la nube que aún no tengas claro? ¡Háznoslo saber en la sección de comentarios!


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 35 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.