Dominar el arte de crear un nuevo sitio web puede ser abrumador.

Tienes que preocuparte por el texto, el diseño y la funcionalidad todo en uno. Además, tienes que asegurarte de que está optimizado para los motores de búsqueda para que tus clientes puedan encontrarlo.

Incluso los vendedores más experimentados a veces tienen dificultades para saber por dónde empezar.

Por eso hemos elaborado esta guía que describe cómo publicar un sitio web.

En esta entrada, descubrirás las áreas clave en las que debes pensar al crear tu sitio web. Si sigues estos pasos, tendrás una base sólida para crear un sitio web atractivo y eficaz.

1. Selecciona tu opción de publicación

No tienes que ser un experto en tecnología para publicar tu propio sitio web. Existen herramientas disponibles que se adaptan a cada nivel de experiencia y a cada presupuesto.

El primer paso es seleccionar una de las cuatro opciones principales.

Codificación (HTML, CSS, JavaScript)

Si tienes un desarrollador web profesional en tu equipo o decides contratar a uno, tu sitio puede codificarse desde cero utilizando lenguajes como HTML, CSS y JavaScript.

Esta es la opción más difícil y que requiere más tiempo. Si quieres actualizar tu sitio, tendrás que volver a contratar a un desarrollador.

El lado positivo es que tienes total flexibilidad para crear lo que quieras. Y no hay software subyacente ni plugins que actualizar y gestionar.

Constructor de sitios web

Los constructores de sitios web son rápidos, fáciles y baratos.

Te permiten crear un sitio web mediante una sencilla interfaz de arrastrar y soltar. A veces, los creadores de sitios web te permiten crear y alojar tu sitio de forma gratuita, pero normalmente tendrás algunas limitaciones con una cuenta gratuita. Por ejemplo, normalmente no podrás elegir tu propio nombre de dominio.

Los constructores de sitios web más populares son Wix, Weebly y Squarespace.

Si quieres montar un sitio web de forma rápida y económica, un constructor de sitios web puede ser una buena opción. Pero no tienes muchas posibilidades de personalización, y la mayoría de los constructores de sitios web hacen imposible trasladar tu sitio a un alojamiento diferente en el futuro.

¿Listo para dar el salto y publicar tu primer sitio? 😄 Empieza aquí ✅Click to Tweet

Sistema de gestión de contenidos (CMS)

Un sistema de gestión de contenidos es un software que ayuda a los usuarios a crear, gestionar y editar el contenido de un sitio web.

Cualquiera puede utilizar un CMS, pero no es tan sencillo como un constructor de sitios web. Hay más cosas que aprender antes de poder crear y mantener eficazmente un sitio web. Aunque puedes construir un sitio web completo con un CMS sin saber nada de HTML, te ayudará saber algo.

Es una opción extremadamente popular: hay 70 millones de sitios en el mundo que utilizan un CMS. Algunos de los más comunes son:

A chart showing CMS distribution across the internet
Distribución de CMS en Internet

Un sistema de gestión de contenidos te da la flexibilidad de crear un sitio web personalizado y seguir actualizándolo. Puedes añadir funcionalidad con una gran variedad de plugins fáciles de instalar.

A diferencia de un constructor de sitios web, un CMS requiere que elijas un alojamiento web independiente (ver paso 4).

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el uso de un CMS no siempre es gratuito. Aunque suele haber una versión gratuita, ésta tiene limitaciones.

Combinación

No tienes que elegir sólo una de estas opciones para publicar tu sitio web.

Por ejemplo, los constructores de sitios web de WordPress te permiten construir un sitio web con CMS con la sencillez de un constructor de sitios web.

Muchos sitios se construyen utilizando una combinación de código y CMS. De este modo, un desarrollador web profesional puede crear el sitio web y hacer cualquier cambio significativo en el diseño o la funcionalidad, pero tareas como subir nuevas entradas al blog o cambiar las imágenes serán fáciles de hacer para cualquiera.

2. Prepara el contenido de tu sitio web

Independientemente de la solución que utilices para crear tu sitio web, tu éxito o fracaso depende del contenido que pongas en él.

Lo mejor es tener un plan para tu contenido antes de diseñar el sitio. No tienes que trazar todos los temas que cubrirá tu blog, pero debes tener una idea de lo que tratarán tus páginas principales.

Piensa en temas significativos

¿Cuál es el objetivo de tu sitio web? ¿Qué crees que quiere leer tu público ideal?

Crea una lluvia de ideas con una lista de temas interesantes y relevantes.

Si no sabes qué hacer, echa un vistazo a los sitios de tus competidores para ver qué temas tratan.

Haz una investigación sobre las palabras clave

Una buena forma de averiguar sobre qué temas escribir es investigar las palabras clave. El objetivo es averiguar qué términos busca tu público ideal y utilizar esas palabras en tu contenido para que la gente pueda encontrarte.

Deberías encontrar una combinación de palabras clave de cola corta y de cola larga.

Las palabras clave de cola corta son términos amplios que buscan muchas personas. Por ejemplo, «materiales de arte» Probablemente nunca serás el primer sitio web de «materiales de arte» en Google.

Pero tal vez puedas clasificarte por «comprar pinceles en San Luis» Esa es una palabra clave de cola larga. La competencia es menor, pero también lo es el volumen de búsqueda.

Long-tail vs. short-tail keywords
Palabras clave de cola larga frente a las de cola corta (Fuente: Ahrefs)

El truco consiste en clasificarse para muchas palabras clave de cola larga para atraer un gran volumen de tráfico a tu sitio.

Elige un nombre

En algunos casos, el nombre de tu sitio web será obvio. Por ejemplo, si eres un negocio establecido, querrás ubicar tu sitio en tunombre.com o un dominio similar.

Si el nombre de tu sitio web aún está en proceso de elaboración, puedes limitarlo viendo qué nombres de dominio están disponibles. Busca en los principales registradores de dominios como GoDaddy, Namecheap, Bluehost y HostGator.

El coste de tu nombre de dominio puede variar entre los registradores. En algunos casos, obtendrás un nombre de dominio gratis durante un año o más si decides alojar tu sitio web con ese servicio.

Tu nombre de dominio debe ser atractivo y decir a los visitantes de qué trata tu sitio.

Utiliza imágenes y contenido de vídeo

El contenido de tu sitio web no debe ser exclusivamente texto. A la gente le gusta ver imágenes en un sitio web, y les gusta mucho los vídeos.

De hecho, el 69% de los consumidores dicen que prefieren ver un vídeo explicativo de un producto o servicio antes que leer un artículo con texto sobre el mismo (18%) o ver una infografía (4%).

Traza tu estrategia de contenidos

La audiencia de tu sitio web no está formada por un solo tipo de persona.

Por ejemplo, puede que tengas visitantes en diferentes etapas del viaje del cliente. Algunos están en la fase de conocimiento. Acaban de conocer lo que haces y los problemas que resuelves.

Otros están a punto de realizar una compra por primera vez, y otros son clientes fieles.

También es probable que tengas varias personas compradoras diferentes que visitan tu sitio. Por ejemplo, una empresa B2B puede vender su servicio a los responsables de marketing y de ventas. Cada grupo requiere un contenido específico diferente.

Haz una lluvia de ideas sobre temas de contenido para cada persona compradora en cada etapa del recorrido del cliente.

Content mapping example
Ejemplo de mapa de contenidos (Fuente: Hull)

Edita para controlar la calidad

Revisa tu trabajo y realiza una ronda de revisiones. Es raro que consigas que tu artículo salga bien a la primera, así que revisa todo tu contenido con un par de ojos nuevos.

Si necesitas un poco de ayuda con la gramática y la ortografía, elige una herramienta de nuestra lista de los mejores correctores gramaticales para WordPress.

3. Diseña y construye tu sitio

Los mejores sitios web son a la vez funcionales y bonitos. En este paso, decides qué aspecto tendrá tu sitio y qué características tendrá.

Crea un esquema de tu diseño

El diseño de un sitio web comienza con un esquema: un dibujo de tu sitio en su forma más simple. Piensa en él como el esqueleto de tu sitio web.

El esquema de un sitio web no se ocupa de los colores o las fuentes. Más bien, sirve como plano para la colocación de elementos como botones, menús e imágenes.

Website wireframe example
Ejemplo de un esquema de una página web

Puedes dibujar a mano el wireframe o utilizar una herramienta como Adobe XD, Sketch o Figma.

Si utilizas un constructor de sitios web de arrastrar y soltar o una plantilla de WordPress, es posible que no necesites un esquema preciso, pero aun así deberías esbozar tu diseño antes de empezar a crear.

Diseña el aspecto de tu marca

El aspecto de tu sitio web debe coincidir con tu marca. Integra tu logotipo y los colores de la marca en el diseño y escribe el contenido con la voz de tu marca.

Si tu marca es nueva, piensa en esto: ¿cómo quieres que se sientan tus lectores o clientes cuando visiten tu sitio web? Considera cómo puedes hacer que ese sentimiento brille en tu texto y en el diseño.

Implementa una UX fácil de navegar

Todo el gran contenido del mundo no puede salvar tu sitio web si el consumo de ese contenido es confuso o frustrante.

Por eso la UX, o experiencia del usuario, es una de las principales consideraciones del diseño de un sitio web. El diseño UX consiste en proporcionar una experiencia de usuario fluida y agradable a los visitantes de tu sitio.

Por ejemplo, estructura tu sitio de forma lógica. Debe haber una jerarquía organizada de páginas del sitio web, y la forma de navegar por esa jerarquía debe ser obvia.

Organized website structure
Estructura organizada del sitio web (Fuente: Lucidchart)

Sé coherente con los elementos de diseño. Los botones y los menús deben comportarse de la misma manera en todo el sitio.

No descuides el diseño del sitio para móviles. Es importante que tu sitio sea fácil de usar para el 54,8% de los usuarios de Internet que navegan en dispositivos móviles. El diseño responsivo para móviles ya no es opcional.

Las pruebas A/B eliminan las conjeturas sobre el diseño del sitio web. Las pruebas A/B, o pruebas de división, enfrentan dos elementos de la página web para ver cuál de ellos funciona mejor. Por ejemplo, puedes probar si los botones CTA rojos o azules obtienen más clics.

Utiliza los resultados de tus pruebas de división para optimizar continuamente tu UX.

¿No estás seguro de cómo empezar a hacer pruebas A/B? Te cubrimos con nuestra lista de las diez mejores herramientas de pruebas A/B para WordPress.

4. Aloja tu sitio

El alojamiento web es un servicio online que te permite publicar tu sitio web. El alojamiento web proporciona espacio en el servidor para los archivos del sitio web.

Si has utilizado un constructor de sitios web como Wix o Weebly, probablemente no necesites encontrar un alojamiento independiente. Pero la mayoría de los sitios web requieren una solución de alojamiento.

Encontrar un alojamiento web

Lo primero que tienes que hacer es decidir qué tipo de alojamiento web vas a utilizar. Para un sitio web pequeño o mediano, tienes varias opciones.

Alojamiento compartido

Tu primera opción es utilizar una de las plataformas de alojamiento más populares, como GoDaddy o HostGator. El servidor real donde se almacena tu sitio web será propiedad del servicio de alojamiento y a menudo (al menos en el caso de los planes más baratos) se comparte con otros sitios web.

El alojamiento compartido es una opción asequible, pero tiene sus inconvenientes. Muchas plataformas de alojamiento hacen que tu sitio tenga tiempos de carga de página lentos o tiempos de inactividad.

Esto es bastante significativo, ya que las tasas de conversión del sitio web caen una media del 4,42% con cada segundo adicional de tiempo de carga.

Algunas plataformas también limitan tu memoria RAM y tu CPU, lo que puede hacer que tu sitio tenga problemas de rendimiento.

Alojamiento gestionado

El alojamiento gestionado, en pocas palabras, significa que la empresa de alojamiento se encarga de la configuración, la administración y el mantenimiento de los servidores.

Pero hay más cosas para quienes eligen a Kinsta como proveedor de alojamiento, como una asistencia inigualable, una infraestructura de alojamiento optimizada para el rendimiento que aprovecha la red de nivel premium de GCP, máquinas virtuales C2 optimizadas para el cálculo, ubicaciones de centros de datos35, una CDN gratuita de Kinsta impulsada por Cloudflare y su red global de más de 200 ciudades, un cortafuegos de nivel empresarial y protección DDoS.

El alojamiento gestionado cuesta un poco más que el alojamiento compartido, pero la inversión siempre compensa en términos de mejor rendimiento, seguridad, soporte y una carga de trabajo mejorada.

HAZLO TÚ MISMO (DIY)

Otra opción es asumir toda la responsabilidad de configurar, actualizar y mantener en funcionamiento los servidores de tu sitio web.

Puede parecer un buen negocio, ya que no tienes que pagar a un proveedor de alojamiento gestionado. Pero ser tu propio administrador de sistemas supone mucho trabajo y requiere muchos conocimientos técnicos.

Si no tienes los recursos para gestionar las copias de seguridad periódicas, los análisis de seguridad y otras tareas de mantenimiento, el alojamiento DIY no es para ti.

Subir archivos

Sube tus imágenes, vídeos y opciones de temas personalizados para empezar a llenar tu sitio con tu atractivo contenido.

Prueba el sitio

Antes de publicar el sitio, asegúrate de probar tu sitio para detectar cualquier error. Tu sitio debe probarse en un grupo reducido o en modo de vista previa antes de ponerlo a disposición del público.

¿Luchando con el tiempo de inactividad y los problemas de WordPress? Kinsta es la solución de alojamiento diseñada para ahorrarle tiempo! Vea nuestras características

Optimiza los archivos y los medios de comunicación para el rendimiento

Los archivos de gran tamaño ralentizarán tu sitio web. Asegúrate de reducir las imágenes grandes para garantizar la velocidad del sitio.

Además, añade metadatos a tus archivos multimedia para que sean más fáciles de buscar. Dale a tus imágenes títulos y texto alternativo, y añade títulos, descripciones, palabras clave y transcripciones a tu contenido de vídeo.

5. Publica tu sitio

¡Ya está! El momento en que compartes tu creación con el mundo.

Empuja el sitio en vivo

Si has diseñado y construido tu sitio, has comprado tu nombre de dominio, has configurado el alojamiento web y has probado tu sitio con un grupo de vista previa, sólo queda una cosa por hacer.

Pulsa publicar y ponlo en marcha.

Envia el sitio a los motores de búsqueda

Google y los demás motores de búsqueda importantes son bastante buenos a la hora de indexar nuevos sitios web, pero para garantizar que esto ocurra rápidamente, debes enviarlo tú mismo de forma proactiva.

Google

Para enviar tu sitio web a Google, regístrate en Google Search Console y verifica la propiedad del sitio web.

La forma más fácil de verificar la propiedad del dominio es copiar el registro TXT del DNS y añadirlo a tu proveedor de nombres de dominio.

Una vez que hayas iniciado sesión en Search Console, ve a «Sitemaps» en la barra lateral, pega la URL de tu mapa del sitio y haz clic en «Enviar»

Submitting a site to Google Search Console
Google Search Console

Bing

Bing requiere que sigas un proceso casi idéntico con Bing Webmaster Tools. Inicia sesión, ve a «Mapas del sitio» en la barra lateral, pega la URL de tu mapa del sitio y haz clic en «Enviar mapa del sitio»

Otros motores de búsqueda

También puedes enviar tu nuevo sitio web a Yahoo! y DuckDuckGo.

6. Planifica el futuro

Un sitio web no es un proyecto de «crear y ya está».

Desde el día en que lanzas tu sitio, debes tener un plan para el mantenimiento y las mejoras del mismo.

Mejora el sitio con nuevos contenidos y funciones

Debes escribir constantemente nuevos contenidos para tu sitio. Esto mantiene a tu audiencia comprometida e interesada, y es bueno para el SEO.

Un estudio reveló que publicar de dos a cuatro entradas de blog por semana es el punto óptimo para maximizar el tráfico y las conversiones.

Puedes mantener el flujo de ideas mediante la investigación de palabras clave y de la competencia.

También debes seguir añadiendo nuevas funciones y actualizando tu interfaz de usuario. Las pruebas de división y los análisis del sitio web te dirán lo que le gusta y lo que no le gusta a tu público.

Aumenta los canales de ingresos mediante la monetización

Has invertido mucho trabajo en tu sitio web: es hora de que obtengas algo a cambio. Hay formas de monetizar tu sitio web que van más allá de la venta de un producto o servicio.

Anuncios en pantalla

A nadie le gustan los anuncios en un sitio web, pero son una de las formas más fáciles de monetizar tu presencia en Internet.

Google Adsense es una plataforma que te permite mostrar anuncios de texto, imágenes, vídeo y medios interactivos. Los anuncios que la gente ve se basan en sus preferencias personales y en su historial de búsqueda.

También existen alternativas a Adsense que puedes consultar.

Marketing de afiliación

El marketing de afiliación es cuando una marca trabaja con afiliados (eso eres tú) que promocionan los productos de la marca.

Como comercializador afiliado, pones enlaces de afiliados en tu sitio web. Cuando alguien sigue tu enlace único y compra el producto, recibes una comisión.

Incluso puedes ganar dinero promocionando Kinsta a través de nuestro programa de afiliados.

Vende contenido

La venta de contenido premium, como libros electrónicos y cursos online, puede hacerte ganar algo de dinero. También sirve para otros fines.

Crear este tipo de contenido puede ayudar a crear interés y conocimiento sobre tu marca. Y puedes poner el contenido detrás de un formulario de registro para recoger la información de contacto de los posibles clientes.

Utiliza una estrategia de SEO

Ya hiciste una investigación de palabras clave y seguiste las mejores prácticas de SEO cuando creaste tu sitio, pero tu trabajo no ha terminado.

Como parte importante del marketing de contenidos, una estrategia de SEO es fundamental para el éxito continuado de tu sitio.

Parte de esa estrategia consiste en crear nuevos contenidos, de los que ya hemos hablado.

Un área que a menudo se pasa por alto es el SEO técnico. Comprueba regularmente si hay problemas técnicos como enlaces rotos, bucles de redirección o falta de seguridad HTTPS.

También deberías trabajar en la construcción del perfil de backlinks de tu sitio. Un perfil de backlinks es la colección de enlaces de otros sitios web que envían visitantes a tu sitio. Es importante que estos enlaces sean de sitios de alta calidad.

Utiliza una estrategia de redes sociales

El 84% de los adultos estadounidenses de entre 18 y 29 años son usuarios activos de las redes sociales. Con una estrategia atractiva en las redes sociales, puedes crear conciencia de marca y llevar a algunos de esos usuarios a tu sitio.

Crea perfiles para tu empresa en las redes sociales y actualízalos regularmente con nuevos contenidos. Evita publicar únicamente contenido promocional. Tu público de las redes sociales está empezando a conocerte: haz publicaciones que creen conciencia o muestren los valores de tu marca.

Se supone que las redes sociales son sociales, así que anima a tus seguidores a interactuar contigo y entre ellos.

La mayoría de las plataformas de redes sociales también te permiten crear anuncios para atraer a más usuarios.

Publicar tu primer sitio web puede parecer aterrador... pero no tiene por qué serlo. Esta guía está aquí para ayudarte. 😌Click to Tweet

Resumen

Publicar tu primer sitio web puede ser una tarea que requiere mucho tiempo pero que es gratificante. Una vez que sepas los pasos que tienes que dar, puedes empezar a avanzar en las tareas que tienes por delante.

Con la orientación adecuada, puedes crear un sitio web eficaz que presente tu blog o empresa de la mejor manera posible.

Si estás preparado para empezar a crear un sitio web con un CMS, consulta estos artículos sobre por qué deberías usar WordPress y dónde puedes aprender a usarlo.


Ahorra tiempo, costes y maximiza el rendimiento del sitio con:

  • Ayuda instantánea de expertos en alojamiento de WordPress, 24/7.
  • Integración de Cloudflare Enterprise.
  • Alcance de audiencia global con 35 centros de datos en todo el mundo.
  • Optimización con nuestra herramienta de monitoreo de rendimiento de aplicación integrada.

Todo esto y mucho más, en un plan sin contratos a largo plazo, migraciones asistidas y una garantía de devolución del dinero de 30 días. Conozca nuestros planes o habla con el departamento de ventas para encontrar el plan más adecuado para ti.