El precio del Alojamiento de Bases de Datos se basa en el uso, lo que significa que sólo pagas por el tiempo de funcionamiento de tu base de datos. Facturamos mensualmente al final de tu ciclo de facturación o cuando tu uso de los servicios alcanza un umbral de facturación preestablecido, lo que ocurra primero. Tu ciclo de facturación comienza cuando creas tu primera aplicación o base de datos.

Tu factura se basará en el tipo de recurso de base de datos (tamaño de la base de datos) y se calcula en función de los segundos de uso. Cada tipo de recurso de base de datos contiene una cantidad determinada de CPU, RAM y espacio de disco disponible.

Con este enfoque basado en el uso directo, si creas una aplicación y la eliminas después de un día, sólo pagarás por el tiempo utilizado en ese día.